Sermones en cronología

25/12/2007 Sermón El espíritu de navidad

Sermón en el día de Jesús 25 de diciembre de 2007.

Título: EL ESPIRITU DE NAVIDAD

Biblia: Isaías 11:1-16

Predicador: Pastor Dong Han David Lee

Iglesia Esperanza Presbiteriana Reformada

www.evangelio123.org

1. Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.

2. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

3. Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;

4. Sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío.

5. Y será la justica cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.

6. Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.

7. La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.

8. Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.

9. No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubre el mar.

10. Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.

11. Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar.

12. Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

13. Y se disipará la envidia de Efraín, y los enemigos de Judá serán destruidos. Efraín no tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín;

14. Sino que volarán sobre los hombros de los filisteos al occidente, saquearán también a los de oriente; Edom y Moab les servirán, y los hijos de Amón los obedecerán.

15. Y secará Jehová la lengua del mar de Egipto; y levantará su mano con el poder de su espíritu sobre el río, y lo herirá en sus siete brazos, y hará que pasen por él con sandalias.

16. Y habrá camino para el remanente de su pueblo, el que quedó de Asiria, de la manera que lo hubo para Israel el día que subió de la tierra de Egipto.

INTRODUCCIÓN:

Todo el mundo celebra el día de navidad, algunos sabiendo otros no. Otros lo dicen unos a otros: Felices Fiestas, piensan que así son partícipes del nacimiento de Jesús. Mientras que para una gran mayoría es un motivo más para celebrar, reunirse y comer en familia.

Y por lo general, en esto se ha convertido la navidad y el entendimiento popular el espíritu de navidad: reunirse en familia, pasar la nochebuena, comer en abundancia, hacer y recibir regalos, explotar petardos, excusa para que los niños estén despiertos después de la medianoche, encuentro con familiares y parientes, enternecerse un poquito, pensar por lo menos un día en los pobres y hambrientos, aplacar la conciencia entregándole algún pan dulce, hacer brindis, desear buenos augurios, preparar el arbolito de navidad y colocar luces titilantes.

Para peor, los creyentes en Jesucristo también piensan que el espíritu de navidad es esto, y talvez en algunos un culto en la iglesia o programas de canticos.

Si bien es día de ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! (San Lucas 2:14)

Hoy creo que muchos simplemente cierran los ojos y no quieren ver; y aquellos que vemos no nos damos cuenta de la grandeza del amor de Dios.

Si los ángeles que aparecieron a los pastores que guardaban la vigilia de la noche cuidando a sus ovejas cerca de la ciudad de Belén anunciando la buena nueva. Pero también Jesús dijo más tarde: No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. (San Mateo 10:34)

Sí, para nosotros es un día de sumo gozo porque Dios cumplió con su promesa de enviar un salvador al mundo, Cristo Jesús Señor nuestro, quien vino a pagar el precio del pecado con muerte sobre un madero, para que nosotros seamos redimidos en su sangre.

Pero en realidad, cuando uno lee la Biblia y cuando hace un cotejo de los distintos pasajes bíblicos, existen muchas incongruencias de la manera en que muchos creen, y no quieren aceptar lo que realmente está escrito en la Biblia.

EL ESPÍRITU DE JEHOVÁ REPOSARÁ SOBRE NOSOTROS

¿Cómo podemos creer nosotros que Jesús Dios ha nacido en el mundo? ¿Por qué deberíamos alegrarnos? Y lo más importante: ¿QUÉ ES EL ESPÍRITU DE NAVIDAD?

Hoy nos dice la Biblia que Jesús quien vino por el linaje de Isaí y David según la carne, en él reposa el Espíritu de Jehová, el espíritu de sabiduría y de inteligencia, el espíritu de consejo y de poder, el espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

Y que este Espíritu hará entender diligentemente el temor de Jehová.

Cuando Jesús estuvo preparado para ser redimido y subirse al cielo nuevamente, nos dijo: Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. (San Juan 16:7-8)

Y luego dice: pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. Él me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber. (San Juan 16:13-15)

Entonces, ¿qué son las cosas del Padre que nos hará saber el Espíritu Santo?

Primeramente: cuando el Consolador venga y ha venido sobre todos aquellos que creyeron en Jesús y son hijos, de la manera que el Espíritu de Jehová reposó sobre Jesús, el Espíritu Santo con las mismas características reposará sobre nosotros.

Siendo para nosotros el espiritu de sabiduría y de inteligencia, el espíritu de consejo y de poder, el espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. Porque la Biblia dice: El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. (Romanos 8:16-17)

Segundo: esto nos dará la capacidad y el poder para juzgar no según la vista de nuestros ojos, ni según lo que oigan los oídos, sino que tendremos el justo juicio, que juzgará con justicia a los pobres, argüiremos con equidad por los mansos de la tierra, estará en nosotros la espada de su palabra con que podamos predicar y proclamar, palabras del evangelio que matará al impío, pero dará vida al que se arrepiente.

Por eso nos dice Dios por medio del apóstol Pablo a la iglesia en Corinto: ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo? Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? ¿O no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida? (1 Corintios 6:2-3)

Tercero: Por el Espíritu de Jehová que reposará sobre los hijos de Dios, personas que anteriormente tenían carácter tan malvados como lobos, leopardos, leones, osa y áspid, podrán convivir con los corderos, con los cabritos, con el becerro, con la bestia doméstica. Es decir, que de esta manera se convertirán en una nueva persona, nacerán de nuevo por el poder del Espíritu Santo manifestado por medio del Evangelio de Jesucristo.

Y más importante aún, que se someterán tanto en el temor de Jehová y el Espíritu de Dios que reposa sobre el hombre es tan grande, pleno y poderoso, que un niño que tenga la palabra de Dios los podrá pastorear. También habla y significa esto: que los hombres que hoy se disgustan, se alejan o se rebelan contra todo lo que es Dios o su Palabra, cuando Dios venga sobre ellos y el espíritu de Jehová que posó sobre Jesucristo, haga lo mismo con los hombres, ellos se someterán y aceptarán la autoridad de las Escrituras; y no importará que un niño lo predique, sino que reconocerán que es la voz del Señor Jehová Dios.

No es necesario el poder, la imposición, la autoridad, la coacción para que nosotros seamos dominados o sometidos, sino que el Espíritu Santo mismo hará ese cambio y transformación con aquellas personas en quienes reposa.

Así que, si una persona no se somete a la Palabra de Dios, y a la iglesia; al punto que como un niño pequeño los pueda pastorear, significa que necesitan recibir más de la sabiduría e inteligencia, más del espíritu de consejo y de poder, del espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

Este es el Espíritu de Jehová que reposó y obró en Jesús, y este es el espíritu que debe reposar en nosotros que creemos en el nombre de Jesús como Señor y Salvador. En resumidas cuentas: Este es el Espíritu de Navidad, el Espíritu de Jehová que estuvo sobre Jesucristo y que está en nosotros hoy. ¿Amén?

Por tanto, seguro que estas señales no aparecerán en toda su plenitud de una vez en la persona, sino que será paulatino. Y si ustedes en algo sienten y piensan que no están completos y el espíritu de Dios no les domina completamente, si aún son reacios a escuchar o obedecer la palabra de Dios, necesitan cambiar y crecer más.

A continuación, también si ustedes pueden sentir los cambios que han producido en sus vidas de acuerdo a estos estos principios, si realmente eres una nueva persona y que las viejas cosas han quedado atrás y eres uno nuevo y diferente, puedes celebrar con gozo y alegría el nacimiento de Jesús.

Pues entonces, es señal de que el Glorioso Espíritu de Dios que reposó sobre Cristo Jesús, también ha sido enviado a ti y reposa en ti.

Igualmente pueden saber hasta dónde pueden crecer en el conocimiento y en el poder de Dios, pues aun quedan rémoras en nosotros, un poco del carácter de una oveja, un poco del lobo, de un cabrito, de un leopardo, de un becerro, de un león y por supuesto, de un áspid. Pero tenemos más esperanza que nunca, por todo el cambio ocurrido hasta hoy y que mañana nos llevará a nuevas alturas.

EN LA PLENITUD DEL CONOCIMIENTO

Algo más sucede cuando reposa el espíritu de Jehová sobre los hombres, y los hombres son cambiados: No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.

Y Jesús será levantado bien en alto, para que los hombres vean, como una bandera que ondea bien alto para que los hombres del mundo lo vean y vengan. Pues se reconocerá el espíritu de Jehová que reposa en ti.

Aquí hay que leer con mucho cuidado: asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar. Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

Jesús dijo: no soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. (San Mateo 15:24)

No es para polemizar, sino para que ustedes se convenzan de la verdad. Ustedes saben que los hombres de muchas iglesias cristianas dicen: Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. (San Juan 3:16). Y con esto quieren hacer significar que Jesús vino a salvar a todos los hombres del mundo y que cualquier persona, quien quiera que sea, si desea, puede creer en Jesús y salvarse.

Pero la palabra de Dios aquí nos dice dos cosas:

• Que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo.

• Recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar.

• Juntará los desterrados de Israel.

• Reunirá los esparcidos de Judá.

Primero: que Jehová es quien sale a recobrar a su pueblo. Noten que no es el hombre quien busca a Jesús.

Segundo: ¿por qué habla de remanente de su pueblo, de desterrados, de esparcidos. Pues si todos, o toda la humanidad pudiera salvarse a sí mismo, no existiría desterrado, ni remanente, ni esparcido, ¿no es cierto?

Cesarán las envidias, los enemigos servirán y los rebeldes obedecerán.

Jehová nuevamente secará la lengua del mar de Egipto, y que habrá camino para el remanente de su pueblo que quedó en Asiria.

Así como el remanente de Israel que salió de Egipto entró en la tierra prometida, existe un remanente en Asiria que también entrará.

EL CANTO DE LOS ÁNGELES PARA LOS HIJOS

Con esto podemos saber que la noche en que Jesús nació, y que aparecieron los ángeles a los pastores en las cercanías de Belén, no es para el mundo, sino para aquellos que podrán ver a Dios, sobre quienes reposará el Espíritu de Jehová.

Sí, para ustedes que hoy creen en Jesús y han renacido en Cristo, para ustedes es: Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz, y buena voluntad a los hombres.

Pero para quienes no repose el espíritu de Jehová sobre él, es la palabra de Jesús que dice: No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.

Hoy también dice que Dios levanta a Jesús sobre la cruz, como un pendón a los pueblos, como una bandera a los esparcidos de Dios, para el pueblo remanente que aún queda. Ellos serán buscados y serán traídos. Esta es nuestra fe, y este es nuestra esperanza.

Y si Jehová alza nuevamente sus manos para recobrar el remanente, ¿quedará alguien perdido? ¿dejará de venir?

Muchas veces encuentro que se siente culpables o desean culpar al pastor o piensan que algo no estamos haciendo bien, porque hoy no tenemos mucha gente en la iglesia, pero yo creo en las palabras de Dios, pues él mismo dice:

Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo.

Y levantará pendón a las naciones,

Juntará los desterrados de Israel

Reunirá los esparcidos de judá de los cuatro confines de la tierra.

Y se disipará la envidia de Efraín.

Los enemigos de Judá serán destruidos.

Y secará Jehová la lengua del mar de Egipto.

Y levantará su mano con el poder de su espíritu sobre el río, y lo herirá en sus siete brazos, y hará que pasen por él con sandalias.

Y habrá un camino para el remanente de su pueblo.

Como les dije el domingo, si Jehová nuestro Padre Dios fue capaz de enviarnos a Jesús para nuestra remisión y nosotros creemos y celebramos, ¿cómo no nos dará juntamente con él todas estas cosas? Porque él mismo dice que lo hará.

ACTUAR DE OTRA MANERA SERÍA INCREDULIDAD

Y es más, el espíritu de Jehová que reposó en Jesús, hoy también reposa en nosotros, porque nos da espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

Nosotros somos testigos presenciales y vivos de nosotros mismos, ustedes saben cómo eran ustedes ayer; pero cómo el Espíritu Santo les ha transformado. Saben cómo el temor de Jehová hoy gobierna sus vidas. Talvez no podamos hacer todos los mandamientos, ni nuestras vidas sean todo lo santificado que desea nuestra mente; pero una cosa es cierta y segura: estamos renaciendo día tras día, y el cambio según la palabra de Dios es incesante.

¿Cómo podríamos negarnos a Dios quien hizo su obra en nosotros? ¿Cómo podríamos esconder la obra del Espíritu Santo en nosotros? ¿Cómo podrías obstruir o ocultar los cambios de tu vida? ¿Puedes negar los bienes y las bendiciones que has recibido hasta el día de hoy?

Sí, actuar de otro modo sería mentira. Porque los sucesos no están lejos, ni está al otro lado del océano, sino en nuestra vida.

Es más, ¿cuántos de ustedes no se duelen porque desean más cambios, más profundos y más radicales en sus vidas según la Biblia? Hoy deseamos cortar una mano, tapar la lengua, cerrar los ojos; porque vemos que aun no controlamos y deseamos ser sobrellenados por el Espíritu Santo.

CONCLUSIÓN:

¿Qué es el Espíritu de Navidad?

No son buenos sentimientos ni buenas intenciones. Es el mismísimo espíritu de Jehová que reposó en Jesucristo y que hoy reposa en ti.

Entonces, sabes que no solo en esta navidad, sino todos los días el espíritu de navidad mora en ti, mejor dicho: EL ESPÍRITU DE JESUCRISTO MORA EN TI.

Y seguro que tienes más para celebrar, ésta es la navidad, y el espíritu de navidad: reconocer y agradecer a Jesucristo. Y si entiendes esta gracia, no es la cantidad de comida o bebida, sino tu vida que renace cada día es tu glorificación a Dios.

También el espíritu de navidad es seguir orando y predicando el evangelio, para que Dios siga levantando su mano y recogiendo a las ovejas perdidas, el remanente que están esparcidos en el mundo.

Y si tú evangelizas y predicas, también estás participando de la fiesta de navidad de Dios. La obra de Jesús que continúa en ti. Recuerden: Dios recobrará a todos los remanentes y no se perderá ninguno.

Que Dios te bendiga.