Sermones en cronología

19/10/2003 Sermón Falso, Falso

Sermón en el día de Jesús, 19 de octubre de 2003

Título: Falso, Falso

Biblia: San Judas 1:1-4

Predicador: Rev. Dong Han David Lee

Iglesia Presbiteriana Reformada Esperanza

1 Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo:

2 Misericordia y paz y amor os sean multiplicados.

3 Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.

4 Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

No soy médico de medicina pero creo poder decir con certeza que no existe persona que durante toda su vida no se enferme ninguna vez. Cuántas veces encontramos a personas que dicen: era tan sano, ni resfriado tenía, pero ahora está postrado en cama.

La enfermedad es algo presente en nuestra vida, y en todos los hombres. De qué sirve negar, también podemos tomar ciertas precauciones para evitarnos muchos males, pero no podemos aislarnos completamente.

Es un mal con el que vivimos constantemente. Y justamente por eso, vivimos atentos, nos cuidamos, tratamos de evitar contagios. La prevención es el mejor remedio es un refrán que utilizamos inteligentemente.

Si las bacterias o los virus están en todos los lugares. También en la iglesia existen males. De los muchos males que puede padecer la iglesia, siempre está presente el problema de los falsos maestros, falsos profetas y de los falsos creyentes; quienes como la enfermedad omnipresente, actúa en la iglesia.

Si no aceptas esto, es como decir que no existe enfermedad en el mundo o que el hombre no se enferma nunca.

El falso (maestro, profeta o creyente) es como el cáncer en los hombres. Ataca a los hombres más sanos, lo destruye silenciosamente por dentro. Es una enfermedad que muchas veces se manifiesta solamente cuando está llegando a la muerte. Por eso, el diagnóstico precoz es la máxima garantía en el tratamiento del cáncer.

Sí, el falso maestro, profeta o creyente en la iglesia es como el cáncer, avanza sigilosamente. Muchas veces ni él mismo sabe que es falso, porque está convencido que es un buen creyente, que tiene fe.

¿Quiénes son estas personas?

Son personas que entran en la iglesia como una persona convertida, como creyente, que habla de Jesús como todos nosotros. Pero a medida que pasa el tiempo, se deja entrever la verdadera naturaleza.

Hoy el versículo 4 nos dice: Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación. También está escrito en 2 Pedro 2:14 y son hijos de maldición.

Esto nos indica que estas personas fueron destinados para este fin, para entrar en la iglesia y hacer daño a las ovejas del Señor Jesús.

En cambio en el versículo 1 nos dice: …a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo. Los que son verdaderamente salvos, son los llamados, y éstos llamados son santificados por Dios y estos llamados y santificados son guardados en Jesucristo para que nunca pierdan la salvación.

También debemos estar seguros que nadie que esté llamado por Dios y santificado y guardado puede perderse para convertirse en hijo de maldición, no puede por ningún pecado convertirse en un falso. Sino el Verdadero creyente es siempre Verdadero y el Falso Creyente siempre es Falso.

La existencia de la enfermedad

Muchos pueden decir, si Dios es amor y la iglesia es donde ese amor de Dios se comparte, si hablamos de comunión, si hablamos de amar el uno al otro. ¿Por qué estamos hablando de falsos, para introducir un ambiente de desconfianza entre los hermanos?

Pero la misma biblia nos dice, Jesús dijo: No todo el que me dice Señor, Señor entrará en el Reino de los cielos. También dijo otra vez: Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Por tanto, el diagnóstico precoz evitará que el daño se amplíe, que las pequeñas ovejas no sean dañadas y como dice el versículo 3 debemos contender ardientemente por la fe que nos fue dado.

Así que, antes de cerrar los ojos, antes de decir, en nuestra iglesia no pasará eso, o no existe, es una señal segura que está.

Los síntomas (las manifestaciones)

Hoy la biblia nos relata por todo el libro de San Judas, las manifestaciones de estas personas para que podamos distinguirlas.

Se manifiestan en tres formas dice el versículo 8: No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de las potestades superiores.

 Blasfeman de cosas que no conocen: Son personas que discuten, no creen, no aceptan, introducen nuevas doctrinas que son herejías, niegan la efectividad de la palabra, hasta el punto de negar a Jesús.

Porque si tú crees en Jesús, también debes creer en cada palabra de la biblia, si no aceptas algunas palabras o verdades de la biblia, significa que no estás aceptando a Jesús. Porque Jesús no es un error, ni sus Palabras contienen ningún error.

Por eso San Juan 1:1 dice: En el principio era el Verbo (Palabra), y el Verbo era con Dios, y el Verbo (La Palabra) es Dios.

Versículo 11 dice: ¡Ay de ellos! Porque han seguido el camino de Caín. Aquellas personas que según su propia opinión cree, vive a su manera y hace su propia religión, y finalmente dice que Dios está con él e incita a otros a apartarse de Dios.

 Mancillan la carne: dice en el versículo 10: y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales. Principalmente su vida privada, su vida sexual es muy desordenada. Aquel que no puede refrenar sus impulsos y deseos sexuales.

También dice en el versículo 11: y se lanzaron por lucro en el error de Balaam. Aquellos que por dinero o alguna recompensa son capaces de bendecir o maldecir, aquellos que utilizan la carne para su propio provecho y complacer sus necesidades.

En el versículo 16 dice: que andan en sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho. Aquellos que perciben dinero a cambio de promesas.

 Rechazan la autoridad: Si ya blasfemaron a Dios, si enseñan falsas doctrinas de la biblia, si inventan falsedades. No le es difícil rechazar a las autoridades establecidas de la iglesia, aquél que pone en entredicho la autoridad de los líderes para causar zozobra, divisiones y cercenar la iglesia.

Por eso en el versículo 11 dice: y perecieron en la contradicción de Coré. Porque Coré y sus familiares pusieron en entredicho la autoridad y liderazgo de Moisés. Diciendo cómo podían ellos saber que efectivamente Dios habló y encargó a Moisés.

Son aquellos murmuradores y querellosos, que por delante son pasivos y así resisten a las palabras de las autoridades para no obedecer. Y por detrás están incitando a los demás miembros de la iglesia, visitando a sus casas para hablar en contra y así disminuir el acatamiento de la Palabra, rebelarse contra la autoridad de la iglesia, poner discordia entre hermanos.

En el versículo 19 dice: Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. Causan divisiones, fisuras en la fe del creyente, trata de formar su propio grupo para tener poder y voz en la iglesia.

¿Quién soy yo? ¿Quién eres tú?

Son preguntas que necesitamos hacer a nosotros mismos, porque si somos así para arrepentirnos, o si fuimos influenciados por alguna persona con todas o alguna de los síntomas que hemos escuchado, para enderezar nuestro camino delante del Señor.

Son preguntas que debemos hacer de los otros miembros, no para equivocarnos y estar del lado del diablo. También es necesario hacer esta pregunta, nosotros que conocemos la Palabra, como dice el versículo 22: A algunos que dudan, convencedlos. Versículo 23: a otros salvad, arrebatándolos del fuego; Y finalmente de aquél que es FALSO: TENED MISERICORDIA CON TEMOR, ABORRECIENDO AUN LA ROPA CONTAMINADA POR SU CARNE.

RECUERDA Y ESTO ES VERDAD: COMO DICE EL VERSICULO 4, ESTOS FALSOS SON DESTINADOS PARA ESTA CONDENACION DESDE ANTES. ASI QUE TU NO PUEDES CAMBIAR LO QUE DIOS ESTABLECIO. NO PONGAS TU MANO NI TE ESFUERCES CON TU TIEMPO TRATANDO DE CAMBIAR LO IMPOSIBLE. ESTO TAMBIEN ES CREER EN JESUS.

PRIMEROS INDICIOS

 Se apacientan a sí mismos: son personas que no quieren escuchar consejos, muy orgullosos, su opinión es recto y siempre correcto. Y esto hace que finalmente se llegue a rebelar y rechazar la autoridad.

 Nubes sin agua, llevadas de acá para allá por los vientos: como su opinión prima sobre toda decisión, porque no acepta ni obedece por su orgullo; no puede sujetarse en una iglesia, siempre está como una visita.

Si escucha de algo interesante, de alguna novedad, si escucha de alguien que recibió alguna sanidad, una ayuda. No duda en probar, no duda en irse.

Su vida espiritual no tiene dirección ni rumbo, porque su opinión es rey.

 Árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados: Tiene el tiempo suficiente, los años como un creyente normal para que tenga frutos, pero no lo tiene. Aquel que asiste años y años en la iglesia, pero no tiene frutos. Aquel que siempre tiene una excusa, aquel que dice sí pero nunca cumple, aquel que no puede sufrir nunca la cruz ni lleva la cruz.

Estos son dos veces muertos y desarraigados, dos veces muertos porque cuando estaba antes fuera de la iglesia era muerto porque no conocía a Jesús; pero ahora está en la iglesia y escucha la Palabra de Sanidad pero igual no cree y obedece, por eso la segunda muerte. Por eso Jesús dice: Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad.

 Fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza: Hablan bien, supuestamente tienen conocimientos de la biblia, discuten la Palabra y las enseñanzas, parecen ejemplos de fe, de obediencia, de vida; pero en realidad eran solamente espumas, cuando pasa el tiempo desaparecen.

Edificando y orando

El Señor nos dice hoy, que debemos contender ardientemente por nuestra fe. Para que nadie arrebate este gozo que tenemos en el Señor.

Y la única forma que tenemos para estar despiertos, para no ser llevados ni engañados por los falsos es que debemos edificar nuestra fe y orar siempre en el Espíritu Santo.

Participen de los distintos ministerios, aprendan la Palabra de Dios. Testifiquen a Jesucristo. Practiquen la oración todos los días. Porque así yo mismo me estoy certificando de mi fe.

Conclusión

Este es un problema real y ahora está ocurriendo, no muy lejos, sino aquí, en nuestra iglesia. Es tiempo que estemos despiertos espiritualmente.

También constituye un punto de atención para todas las personas que aún no están teniendo frutos del Espíritu Santo y frutos visibles. No debemos creer nunca que hemos llegado.

Porque es necesario que nos presentemos delante del Señor sin manchas. No sigan a todas las palabras, sino escudriñen las escrituras y oren. Verán cómo el Espíritu Santo les guía.

También es necesario que estemos orando constantemente por los hermanos, por nuestra iglesia. Para que los falsos sean manifestados, para el Señor nos muestre a los Falsos.

Y cuando hay que hacer una operación de Cáncer para sacar el mal de la iglesia, no duden que así lo haremos.

Que el Espíritu de Dios os guíe a toda verdad.