Sermones en cronología

10/08/2003 Sermón La homosexualidad

Sermón en el día de Jesús 10 de agosto de 2003

Título: La Homosexualidad

Biblia: Romanos 1:17-32

Predicador: Pastor D. H. David Lee

Iglesia Presbiteriana Reformada Esperanza

17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. 18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; 19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. 21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. 26 Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. 28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Para relatar la venida de Jesús al mundo, el evangelio según San Juan dice: En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

Muy claramente nos dice, cómo Jesús es la luz del mundo y que su luz ilumina en las tinieblas que es esta tierra. Es así como nos dice, acerca de este mundo, que está en tinieblas.

En el libro de Romanos que hemos leído hoy, también habla de cómo los hombres se apartaron de Dios, al Creador del mundo y los hombres se abocaron a cambiar al Dios verdadero por las imágenes, dando culto a las criaturas (25) antes que a Dios.

Y esto dice que ocurre aun el hombre conociendo a Dios (21), prefirieron dejar a Dios para seguir sus pensamientos y los impulsos de su corazón (21).

Haciendo que se cumplan las palabras de San Juan 1:10 en el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

Es entonces cuando el enojo de Dios se manifiesta contra los hombres (24), y dice la palabra de Dios: los entregó a la inmundicia. Muchos no entienden la gravedad de qué significa que Dios quien tiene sujetado en sus manos y bajo su deseo todas las cosas creadas y aun los hombres; pero cuando Dios entrega a la inmundicia, cuando Dios deja de sujetar a un hombre bajo su cuidado, la biblia nos relata qué puede pasar al hombre:

 Job 1:9-12 Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No le has cercado alrededor de él y a su casa y a todo lo que tiene? Al trabajo de sus manos has dado bendición; por tanto, sus bienes han aumentado sobre la tierra. Pero extiende ahora tu mano y toco todo lo que tiene, y verás si no blasfema contra ti en tu misma presencia. Dijo Jehová a Satanás: He aquí todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él.

Así también tenemos el caso de los endemoniados, cuando Dios deja de sujetar a una persona, lo único que puede pasar es eso. Por eso cuando Jesús vino e inició su ministerio sanó a muchos endemoniados, para mostrar hasta qué punto el hombre puede caer en desgracia cuando Dios deja de cuidarlo. También tenemos el caso de Judas Iscariote, quien fue discípulo de Cristo. Pero cuando Jesús tomando un pedazo de pan y dándole le dijo: a quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simon. Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto.

Hoy la biblia dice que uno de los efectos que aparece en el hombre cuando se desvía de Dios y comienza a pecar es la inmundicia.

¿De qué pecado habla?

Verdaderamente existe muchos pecados, pero entre los muchos pecados que el hombre puede cometer, está refiriendo de aquel que reemplaza a Dios. Es decir tener a otro dios fuera de Jesucristo. Es tener a imágenes, figuras de hombres o mujeres, de otras criaturas, como si fueran dios. Son aquellos pecados que van directamente en contra de los 3 primeros mandamientos (Éxodo 20:3-7):

1. No tendrás dioses ajenos delante de mí.

2. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

3. No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.

Según las palabras de Romanos, principalmente cuando el hombre comete el pecado de dejar al Creador, cuando deja de cumplir las palabras de la Bíblia. Porque dice: Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.(San Mateo 5:18)

Cuando Dios entrega a la inmundicia

El primer efecto que produce cuando Dios entrega a la inmundicia, es que los deseos del corazón, los pensamientos de los hombres gobiernan al hombre. Esto se manifiesta de la siguiente forma: Se diluye el sentido del pecado en el hombre. Significa que no tienen conciencia del pecado, ni su gravedad.

Nace en el corazón del hombre los ideales de libertad, de igualdad, de interés. Así, silenciosamente como la neblina que obstaculiza toda la visión pero no sabe cuando ocurre, pero nacen los deseos carnales, aumenta en grado superlativo los deseos sexuales, la busqueda del placer ilimitado y el desenfreno. La libertad de acción, la libertad de expresión, el individualismo, la libertad de expresión.

Yo no estoy encontra de todas estas libertades, ni de las relaciones sexuales, siempre que se cuadre dentro de las leyes e libertades que Dios otorga.

Sigue diciendo la biblia que así se llega a deshonrar a su propio cuerpo (24), y Dios entrega para que tengan pasiones vergonzosas (26). Así las mujeres cambian el uso contra naturaleza, también los hombres, quienes dejan el uso natural de la mujer y se encienden en deseos unos con otros. La homosexualidad masculina y el lesbianismo, la homosexualidad femenina.

Y dice que este fenómeno de la homosexualidad es un castigo de Dios porque se extraviaron de la verdad y cometieron pecados contra el Creador.

El Uso Natural

Cuando los versículos 26 y 27 hablan de cambiar o dejar el uso natural, se refiere al rompimiento del orden de la creación de Dios.

Dice en Génesis 2:24: Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

También dice en San Mateo 19:4-6 El, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.

Así que todo aquel que tiene relación homosexual está pecando contra Dios. Toda pareja homosexual que estos días está abundando en el mundo están pecando contra Dios.

El tema de la actualidad

En esta semana vimos cómo la Iglesia Episcopal (Anglicana) de los Estados Unidos aprobó y nombró a un homosexual declarado y quien vive en pareja con otro hombre desde hace trece años, como obispo de New Hampshire.

También tenemos los casos de pedofilia que también está enmarcado dentro del pecado que habla Romanos.

No es cuestión de derechos individuales, libertad de decisión o expresión. Sino estamos hablando de pecado ante Dios Todopoderoso. Que todo esto es consecuencia del pecado de tener a otro dios, a creer en imágenes, cuando el hombre es más importante que la palabra de Dios.

También la violencia

Es el otro tema de la actualidad, no solamente en nuestro país, sino en todo el mundo. Dice la palabra de Dios hoy, y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen (28). Luego nos da una serie de lista de maldades que HOY están ocurriendo en nuestro país.

No es cuestión de falta de leyes correctivas o punitivas, el problema sobrepasa a los gobernantes, a la Policía o cualquier otro órgano oficial.

El problema está en el hombre mismo delante de Dios.

También el problema está en el hombre que no practica todos estos males, pero que se complacen con los que las practican (32). Significa que también la indiferencia, aquellos que contemplan y en su interior están apoyando esto, aquellos que no levantan su voz para estar en el lugar de Dios y clamar que están pecando. También estos están en contra de Dios y está a la merced del juicio de Dios.

El Evangelio de Justicia

El evangelio de justicia no está en una institución, no está siempre en una iglesia. Sino que el justo por la fe vivirá.

La iglesia no te puede salvar, la institución no te puede salvar. Porque cuando Dios juzgue a los vivos y a los muertos, juzgará a ti, no a la iglesia. Y en ese día tu debes responder.

Pero también el juicio de Dios también se manifiesta hoy, en el mundo. Y vemos que Dios juzga a los hombres, hemos visto cómo el Señor entrega a la inmundicia al hombre. Señal evidente de que la iglesia no puede hacer nada, ni la institución, ni la jerarquía, ni el poder, ni la tradición.

Solamente el hombre está desnudo delante de Dios y es juzgado por Dios.

Así que el Evangelio de justicia en Jesucristo, el único salvador, se revela por fe. Y sólo aquel que cree será salvo.

Conclusión:

Si eres homosexual, si aceptas la homosexualidad, si practicas la fornicación, el adulterio, si eres perverso, avaro, si la maldad existe en ti; llenos de envidia, si eres homicida, contiendas, engaños y malignidades, murmurador, detractor, aborrecedor de Dios, injurioso, soberbio, altivo, inventor de mal, desobediente a los padres, necio, desleal, sin afecto natural, implacable, sin misericorida. Debes saber que estás en pecado delante de Dios.

Pero el evangelio de Jesús, que si crees en él, te arrepientes y pides perdón en su nombre, y haces la voluntad de Dios; este evangelio es el poder de Dios para salvación.

Tienes todavía oportunidad para creer en Jesús, tener el perdón de pecados, tener el poder de Dios para salvación. De cambiar tu vida. Sujetarte otra vez a Dios.

Mas el justo por la fe vivirá.

Dios te bendiga.