Sermones en cronología

Titulo: La oración se fortalece con los hechos.

Biblia: lsaías 58:1-14

Iglesia Esperanza Presbiteriana Reformada

Pastor Dong Han David Lee

Fecha: 23 de Noviembre de 2001

Isaías 58:1 Clama a voz en cuello, no te detengas; alza, tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado. 2 Que me buscan cada día. y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.

3 ¿Por qué dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.

4 He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.

5 ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el i hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?

6 ¿No es mas bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?

7 ¿No es que partas tu pan con el hambriento,

y a los pobres errantes albergues en casa;

que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?

8 Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.

9 Entonces invocarás, y te oír Jehová; clamaras, y dirá el: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;

10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.

11 Jehová te pastoreara siempre, y en las sequías saciara tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

12 Y los tuyos edificaran las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantaras, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

13 Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras,

14 entonces te deleitaras en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.

Un día encontré un escrito que dice: la oración y los hechos son ruedas de un mismo eje. O sea, si nuestra vida espiritual esta asentado sobre ruedas, debemos orar y también practicar la palabra de Dios. Solamente así, el uno y el otro pueden soportar nuestra carga.

Y esto es comparable con las palabras de Santiago, el libro que venimos estudiando los domingos en el estudio bíblico. Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en si misma. Pero alguno dirá: Tu tienes fe. v yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras. v yo te mostrare mi fe por mis o6/as.(Santiago 2:17-18)

Hoy veremos la relación que tiene el uno con el otro.

En el pasaje de hoy, vemos que había personas que oraban a Dios. Que hacían ayunos frecuentemente, pensando que la santificación así como la disciplina del cuerpo eran los elementos necesarios para que Dios escuche las oraciones.

En el versículo 2 dice que buscaban a Dios todos los días, querían conocer los caminos de Dios, o sea que buscaban sus bufas, ayunaban para poder concentrarse mejor en sus oraciones, disciplinaban y golpeaban sus cuerpos con rigurosidad, se humillaron delante de Dios.

hipara que hacían todo esto? Porque querían que Dios sea el juez y ayudador de sus dificultades. Buscaban a Dios. Eran muy religiosos.

Mas qu6 dice en el versículo 6 y 7? Desatar las ligaduras de impiedad, no oprimir a los débiles, dejar ir libres a los quebrantados, romper todo yugo, partir el pan con el hambriento, albergar los pobres en tu casa, vestir al desnudo y no esconder del hermano para no ayudar.

En el versículo 3 dice: ..."y no te diste por entendido...

Todas estas cosas sabían que tenían que hacer, mas porque a mí perjudicaba, dejarla de tener mas ganancias, cuerpo, porque no solamente sacia a nuestra alma, sino que fortalece los huesos, nuestro cuerpo. Como las aguas sanan la tierra árida, las aguas de Dios pueden sanar sus cuerpos de sus dolencias. ¿Amén? En el versículo 10 dice: en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Porque tu alma tendrá luz, no será más tinieblas ni oscuridad, sino luz. Tu alma se rejuvenecerá y si tu alma se convierte en luz por la obra de Dios, tu rostro cambia, porque es un reflejo de tu corazón.

Tercero: Dios llenará nuestras necesidades, porque sin alimento ¿cómo puede fortalecer nuestro cuerpo físico? Nuestras necesidades no tienen fin, mas dice Dios que las aguas saldrán de los manantiales y esas aguas no faltarán nunca. ¿Necesitas de bienes materiales? Busca a Dios, obra con hechos que muestren tu fe.

Cuarto: Estarás protegido. Porque Jehová es quien cubre tu retaguardia, Dios es quien cuida de ti, de tus hijos, de tus bienes. Y nadie ni nada podrá tocar tu casa.

Quinto: Nuestras oraciones serán escuchadas y respondidas. Hablaremos y él nos escuchará; y también El nos hablará y nosotros escucharemos, entenderemos la voz del Espíritu Santo.

f Cuáles son las obras que debemos hacer?

Primero: amar a Dios sobre todas las cosas. En San Marcos 12:30 dice: Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente v con todas tus fuerzas. Éste es el principal mandamiento.

Ustedes saben mucho de los mandamientos de Dios, mas hoy veamos sólo respecto del versículo 13: guardar el día de reposo, guardar el día del Señor Jesús. Y nos dice que en el día de reposo, para nosotros los domingos, no debemos hacer nuestra voluntad, sino lo santo y agradable a Dios. ¿Qué significan estas palabras? Que ante todo debemos dedicar el día domingo como día del Señor, no debemos olvidar de Dios, asistir a la iglesia. Buscar el rostro de Dios en ese día. Hay que venerar ese día, porque es día santo. No es un día libre en el cual puedo hacer cualquier cosa, sino es el día para buscar a Dios. No es un día para trabajar, no es un día de vacación; sino día de Jehová.

Y esta es una obra que hay que hacer para Dios, buscar a Dios todos los domingos sin faltar. La radio no suple tu ausencia en la iglesia.

Segundo: Amar a los prójimos. En San Marcos 12:31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. A/o hay otro mandamiento mayor que éstos. ¿Y

cuál es la forma más grande de amar al prójimo? Es traerlos a Jesús. Predicarles de Jesús como Cristo, como salvador y que ese prójimo reciba la salvación. Ese es el mayor bien que pueden hacer. No existe mayor bien que el de darle vida a un amigo, a un pariente, a un familiar. Darles la vida eterna.

Cuando nuestra fe tiene obras. Podemos decir que tenemos fe en Jesús. Podremos clamar a Dios con nuestras peticiones y seremos respondidos. Nuestras obras en nombre de Jesús será como la luz que emite las estrellas en el cielo y Dios las verá. Y no tardará en responderles. Porque tendremos la buena voluntad de Dios para con nosotros.

A los que están firmes en la oración, hagan también obras que muestren su fe. A los que no oran, hoy escucharon de la promesa de Dios. Busquen el rostro de Dios y él les hará.

¿Cómo se ora a Dios?

Primero: hay que llamar a Dios, es como el destinatario de una carta.

Segundo: glorificar a Dios, agradecer a Dios. Confesar nuestra fe en Dios.

Tercero: pedir el perdón de nuestros pecados. A pesar que somos libres de todos los pecados, debemos saber de nuestra debilidad y limitación.

Cuarto: hacer las peticiones, ruegos, necesidades y depositar nuestra fe. En San Juan 16:23-24: De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.

Pero deben pedir con fe: dice en Santiago 1:6-7 Pero pida con fe, no dudando nada: porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

Y ¿cómo sabemos qué debemos pedir? En San Juan 16:13 dice: Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiaré a toda la verdad: porgue no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saberlas cosas que habrán de venir.

Quinto: Se termina la oración y se firma, esto significa que debemos orar y decir en nombre de Jesús. Como está escrito: para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé(San Juan 15:16)

Sexto: Decir: Amén. Su significado es: Que así sea.

verdaderamente creo. En la biblia se utiliza para confirmar un pacto con Dios, para dar nuestra aprobación, que todo lo que dijimos en la oración, así lo creo y así pido. También que tengo la certeza en la respuesta de Dios.

Que Dios bendiga a todos quienes oran constantemente y obran según los mandamientos de Dios.