Estudios Bíblicos del año 2017

SERIE DE HEBREOS 2017

EN ESTOS POSTREROS DÍAS NOS HA HABLADO POR EL HIJO

Lección 1

17/06/2017

Hebreos 1:1-14

INTRODUCCIÓN:

Hoy comenzamos el estudio del Libro de Hebreos.

Sorprende, pero es cierto; en estos dieciséis años de ministerio nunca estudiamos este libro. No porque no quisiéramos, sino porque la voluntad de Dios no estaba en ello. Hoy sí, porque hemos cumplido con los requisitos de “la Justicia de Dios que es por fe”, que llegó la hora y las condiciones de abrir se dieron y hemos entrado en el Pacto Nuevo, y así se ha dado término al Viejo Pacto.

Alguien podría decir: ¡pero el Pacto Nuevo existió desde la muerte y resurrección de Jesucristo! ¡Se ha escrito el libro de Hebreos!

Sí, que los apóstoles lo hayan comprendido, que lo hayan enseñado y escrito libros de la biblia, no significa que se haya abierto extensivamente y normalizado. Porque recién entraron en el tiempo en que los gentiles fueron llamados para conocer a Jehová Dios del Cielo y de la Tierra como lo hicieron los hebreos comenzando con Abraham y en especial como al tiempo de los israelitas de Egipto. La revelación de Jesucristo al final del período de los hebreos como al comienzo de la era de los gentiles-cristianos-evangélicos, no los exime del Pacto de Abraham, de Isaac y de Jacob como modelo, camino, verdad y vida. El tiempo del uno también corresponde al tiempo del segundo grupo.

Como dice la biblia: Dios no hace acepción de personas. Si Jehová Dios ha exigido a los israelitas por medio de las leyes de Moisés y de los profetas para que permanecieren, no se les exige de la misma forma a los gentiles-cristiano-evangélicos, sí que habría acepción y diferenciación de personas. Entonces, Dios no es justo para con los israelitas.

Así como el conocimiento de los judíos ha sido truncado porque no reconocieron a Jesús como el Mesías; así también el conocimiento de los evangélicos ha sido truncado por la negación del camino y la verdad del Pacto de Jehová Dios. Y en estos postreros días, toda palabra de Dios se habla por medio de Cristo Jesús a quien ha puesto como heredero de todo.

Y hoy, nosotros quienes hemos vivido y permanecido en Cristo Jesús, en las esperanzas del Pacto que hemos recibido, somos llamados para enseñar estas verdades.

TEMAS DE DISCUSIÓN:

1. ¿Por qué tanto los judíos como los evangélicos se han equivocado en el conocimiento y entendimiento acerca de Jesucristo? ¿Qué razones tenemos para decir que incluso los evangélicos se han equivocado en la doctrina de la fe y gracia? (v. 1-5)

2. ¿Qué significa que Dios haya puesto a Jesús como heredero de todo y por quien asimismo se hizo todas las cosas del universo? ¿Por qué nos debe importar que Jesús sea el resplandor de su gloria y la imagen de la sustancia de Dios o que todas las cosas se sustentan en las palabras de su poder? (v. 3-9)

3. ¿Por qué es tan importante que nosotros seamos uno con Cristo?¿Por qué ninguno de los evangélicos están interesados en bautizarse en el Espíritu Santo? (v. 10-12)

4. Entonces, cuando alguien no está haciendo lo que Jesús desea, ¿puede considerarse creyente? Si el fin y deseo del creyente no es ser uno con Cristo, ni participar en su imagen, o en la sustancia de su persona y siendo Jesús heredero de todas las cosas, ¿puede considerarse salvo en Jesús?