Estudios Bíblicos del año 2017

SERIE SANTIAGO 2017

LA SABIDURÍA QUE ES DE LO ALTO ES PRIMERAMENTE PURA

Lección 7

18/03/2017

Santiago 3:1-18

INTRODUCCIÓN:

Este es un principio muy olvidado cuando una persona es discipulado, pero debe observarse con especial interés en su cumplimiento; principalmente cuando se habla de personas que han estado en la dispersión.

Muchas veces nos encontramos con personas quienes con sus ideas y pensamientos se resisten a los principios y doctrinas de Jehová Dios de los cielos y de la tierra. De cómo una persona recibe la Palabra y esa Palabra cae en buena tierra o en tierras no aptas, generalmente vemos sus resultados por medio de las primeras manifestaciones que es la lengua.

Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre. (San Mateo 15:18-20)

Hoy hemos de buscar y recibir a los dispersos, y aquellos que vendrán porque nos ha amanecido Jehová, y no como los viejos tiempos cuando tratábamos de “convencer”, de “convertir” o “ganarnos” a los pecadores. Y si lo hacemos, lo haremos con otros principios en Cristo Jesús en su nuevo pacto.

TEMAS DE DISCUSIÓN:

1. En temas como este, es mejor estudiar desde la conclusión, para que se pueda comprender mejor las otras manifestaciones de la carne. Cuando los juicios se han cumplido en los gentiles como también a los judíos, es natural y más comprensible que exijamos a las personas las muestras de su sabiduría celestial. ¿Cómo entiendes las palabras de los versículos 17-18? ¿Por qué no volvemos a los principios “básicos” como entienden los evangélicos acerca de Jesucristo? (Ref. Santiago 1:1, 1 Pedro 1:1)

2. La falta del dominio de la lengua en un creyente puede mostrar una verdad: ¿De qué modo ha sembrado la Palabras de Vida que ha recibido a lo largo de su vida? ¿Cuán satisfecho estás con lo realizado?

3. La lengua no puede ser contenida, pero sí el corazón del hombre puede ser transformado y cambiado por el Espíritu Santo. La lengua del hombre muestra sus pensamientos, sus sentimientos, su corazón, su conocimiento de Dios. ¿Cómo puedes ayudarte a ti mismo? ¿Cuánto te esfuerzas por ello?

4. Si tu lengua aún expresa muchas amarguras, temores, dolores, enojos, contenciones, inseguridades; ¿dónde crees está la solución?

5. ¿Por qué crees que este tema es sacado a luz a los dispersos juntamente con las obras de justicia que es por fe? ¿Existe alguna relación con los versículos 17-18?