Estudios Bíblicos del año 2016

07/05/2016 Estudio bíblico Jehová te hará casa aac(76Mb) mp3(82Mb)

SERIE LOS PACTOS DE LA BIBLIA

JEHOVÁ TE HARÁ CASA

LECCIÓN 8

2 SAMUEL 7:1-29

INTRODUCCIÓN:

El tema de las bendiciones es muy amplio, pero muchos desean recibirlo. Algunos quieren bendiciones particulares y otros bien específicos; pero absolutamente todos están convencidos que pueden recibirlos porque tienen fe en Jesús. Pero en la medida en que pasan los tiempos y se miden las bendiciones pedidas con las recibidas, verificarán que existe un gran faltante. ¿Qué sucede? ¿Qué ha faltado? ¿Existían otras condiciones desconocidas?

Bueno, es el problema de las doctrinas evangélicas quienes han vendido y siguen vendiendo humo. ¿Por qué? ¿Por qué si uno cree y sabe que el dador es Dios? ¡E incluso nos ama! Por eso digo: se han vendido humo.

¡Claro que las bendiciones atraen! Pero verán que siempre que uno busca recibir una bendición, se encontrará con un requisito y así sucesivamente.

Entonces, ¿existe una bendición mayor? ¿Una bendición primera? ¡Por supuesto que Jesucristo es nuestra mayor bendición! Pero, ¿existe una bendición mayor, primera, que englobe todas las demás? El conocimiento de esto y su constante búsqueda abrirá las puertas.

TEMAS DE DISCUSIÓN:

1. Ubicación, situación. No se puede pretender pensamientos altos cuando se desconoce. ¿Qué es lo primero que atrae a uno que cree en Jesucristo y debe salir de Egipto? Las bendiciones también están relacionadas y existe una bendición que antecede a otra, por eso se debe buscar la mayor de las bendiciones, o la primera. ¿Lo sabes? ¿Cómo se alcanza a recibirlo? (v. 11-16)

2. ¿Qué implicancias trae aparejado cuando la biblia dice: “Asimismo Jehová te hace saber que él te hará casa”? ¿Cuánto sabes de las bendiciones que componen esta gran bendición? (Ref.: Salmo 105:1-15)

a) Príncipe sobre mi pueblo:

b) Nombre grande:

c) Descanso de tus enemigos:

d) Días cumplidos:

e) Levantaré a uno de tu linaje:

f) Reino afirmado:

g) Seré su padre y él hijo:

h) Si hiciere mal, castigaré con vara y azotes de hombres:

i) No se apartará mi misericordia:

j) Afirmado tu casa y tu reino delante de tu rostro:

k) Trono estable eternamente:

3. Un ejemplo de cuán amplio es el ámbito de las bendiciones para recibir y llegar a las mil generaciones se puede aprender con 1 Corintios 12:26 – 14:5