Anotaciones bíblicas del Pastor

GĂ©nesis (Inicio: 23/octubre/2017)


LIBRO DE GÉNESIS 2017

A NUESTRA IMAGEN Y SEMEJANZA

Sea la luz

Monday, October 23, 2017

20:17

Génesis 1:

3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.

4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.

5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

6 Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas.

7 E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.

8 Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

Estas palabras tiene directa relación con:

San Juan 1:

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.

2 Éste era en el principio con Dios.

3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

5 La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

6 Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.

7 Éste vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.

8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.

9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

15 Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Éste es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.

16 Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia.

17 Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Luego vino la rebeldía, y la tierra se desordenó, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo.

Para resolver esto,

Dijo Dios: Sea la luz, y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó la luz de las tinieblas.

Engendró a Jesús para que sea la luz, y fue la luz.

Y así escogió a los que son de la luz y aquellos que son de las tinieblas; los llamó día y noche.

Luego los separó las aguas con la expansión

Hagamos al hombre a nuestra imagen y conforme a nuestra semejanza

Sunday, October 22, 2017

22:39

Génesus 1:

26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Dios creó al mundo bueno, para que los escogidos pudiesen ser a la imagen y conforme a su semejanza, y que también señoree.

Tanto al varón como a la mujer, los creó a su imagen.

No solamente las aguas de arriba, que está en los cielos sean escogidos y salvados por la luz; sino que es deseo que estos que son luz, también sean imagen y semejanza de Dios. Para que nunca más vuelvan a ser rebeldes.

"Hagamos" a nuestra imagen y conforme a nuestra semejanza.

Este es el deseo de Dios.

No es una opción del hombre, ni puede el hombre decidir el qué o hasta dónde quiere, o si realmente quiere "parecerse"; sino que esto es un deseo de Dios que el hombre se haga "a su imagen" y conforme a su semejanza.

No a todos los hombres, sino a los que son luz.

Así que, nosotros no podemos escoger hasta dónde creer, o qué discipulado hacer y qué no hacer. Porque el "hagamos", su voluntad es mucho más fuerte.

Y cuando Jesús dice:

Yo soy el camino, la verdad y la vida; nosotros tenemos que caminar, creer en toda la verdad y tener la vida "como" la de Jesús. ¿Hasta dónde, hasta qué punto? "Hagamos".

Yo soy el pan que vino del cielo. Hagamos, implica que todos tienen que comer la carne y la sangre de Cristo.

Yo soy la resurrección. Pues así como el murió y resucitó; así "hagamos", es para que nosotros también participemos y seamos como la resurrección.

Por eso, Sed santos porque Dios es santo, es hagamos al hombre, discipulando, disciplinando hasta que pueda morir en Cristo, con padecimientos y testimonios, para que pueda morir y así santificarse.

Por encima de nuestra fe o voluntad, existe un deseo de Dios, que hará que este su deseo se cumpla.

Es necesario que nos preparemos para vivir todo lo que la biblia dice, y lo que Cristo Jesús vivió. Porque así como Jesús es, así también estamos "proyectados" a que seamos.

Es una simbiosis muy extraña, sorprendente y un poder extraordinario: porque el Hagamos, las Escrituras, la obra del Espíritu Santo, la fe y acción en nosotros, y la justicia de Dios que es por fe como respuesta.

Es muy importante que el hombre entienda y reciba esto con todos los cuidados, fe, atención, predisposición, temor de Jehová.

Hebreos 12:

4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;

5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.

7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?

10 Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.

11 Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

12 Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas;

13 y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado.

14 Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Hay que saber que en este punto, no existe discusión ni alternativa posible. Si en esto consiste la creación del mundo, si en esto consiste toda la obra de Jesucristo, no se puede negociar, ni cambiar con otros bienes u obras que el hombre pueda realizar.

Aun siendo difícil, es mejor que el hombre se anticipe a tomar la copa amarga y difícil, e ir siempre preparando a toda su familia; que Dios tenga que acorralar e imponer una disciplina y que así se aprenda cuánto se debe morir en Cristo Jesús

Los conflictos de Adán y Eva

Tuesday, October 24, 2017

09:46

Habiendo un predominio de las tinieblas, e inclusive Dios creó al mundo "bueno", sea para los elegidos para ser hijos a su imagen, como "bueno" para aquellos que están destinados a la condenación:

Proverbios 16:

Del hombre son las disposiciones del corazón; Mas de Jehová es la respuesta de la lengua.

2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; Pero Jehová pesa los espíritus.

3 Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.

4 Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, Y aun al impío para el día malo.

5 Abominación es a Jehová todo altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune.

6 Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.

7 Cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová, Aun a sus enemigos hace estar en paz con él.

8 Mejor es lo poco con justicia Que la muchedumbre de frutos sin derecho.

9 El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.

Por tanto, cuando Dios plantó el árbol de la ciencia del bien y del mal, también sabía qué consecuencias traería la desobediencia y todo el conjunto de pecados que esa desobediencia generaría en el mundo y entre los hombres.

Si uno lee atentamente, verá que todo lo que Dios ha dispuesto a la serpiente, Evan, a Adán; hoy el mundo lo hace. Así surgen los problemas, los problemas de segundas, terceras, cuartas generaciones; de esos simples castigos establecidos.

Como muchas veces enseñé, el camino de Cristo que consiste en seguirle por la senda angosta, pasar por puertas estrechas, y vivir bajo las leyes de los mandamientos, es volver atrás, a los principios.

Que tanto el hombre entienda y comprenda su castigo y asuma la responsabilidad, y así se conduzca delante de Dios tratando de crecer espiritualmente y "hacerse" a la imagen y semajanza de Dios Padre por medio de Cristo Jesús.

Asimismo las mujeres, volver atrás y aceptar las consecuencias que esa desobediencia ha generado.

Entonces, ambos crecerán para que sean imagen y semejanza de Dios.

Si alguno rechaza esto en algún punto, y sea de las consecuencias de los pecados de los pecados, en su tercera, cuarta, quinta generación; jamás podrán ser imagen y semejanza de Dios.

Y si uno es escogido y se ha ido tan lejos, pues tendrá un largo camino de regreso a la casa del Padre Celestial. Y porque es un predestinado según la presciencia de Dios, no podrá escaparse. Generalmente, nunca uno se pierde tan lejos, porque Dios cuida de ir torciendo, de realizar llamados de atención, o inclina el tablero de su vida.

Echó fuera al hombre

Sunday, October 22, 2017

22:46

Génesis 3:

22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

23 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado.

24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

Lo que estaba a la vista de los hombres, luego del pecado; fueron echados fuera del Edén, y puso querubines que guardasen el camino, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

Ahora, Dios nos ha abierto un camino a la vida, así como el árbol de vida está guardada a los ojos de los hombres; y ese camino es Cristo:

Colosenses 3:

1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.

2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Por eso, si uno no sigue fielmente las leyes impuestas por Dios, no hay forma que el hombre encuentre ese camino, si no se esfuerza en vivir y tomar la cruz de Cristo, no hay forma de encontrar la vida.

En la medida en que el hombre viva dentro del Pacto de Abraham, hasta el Pacto de Jesucristo, irá saliendo del mundo de tinieblas que únicamente los lleva a la perdición; y buscar lo bueno de la creación y a la vida eterna.

Tito 1:

15 Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.

16 Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

Todas las cosas son puras para los puros.

Y vio Dios que era bueno; si eres un escogido entonces se cumple: "todas las cosas son puras para los puros"; en cambio como el mundo también fue creado "bueno" para aquellos que se pierden: "mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro, pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas".

Decir que uno cree en Jesús no significa nada, si uno no puede salir del mundo hacia la luz, y mostrar de que es elegido de Dios para que sea a su imagen y a su semejanza. Entonces es hijo de luz.

Más cuando uno dice que cree en Jesús, pero no sale del mundo, significa que "seguirá aquello que es bueno para adentrarse en más tinieblas", y consecuentemente más pecado y perdición.

Porque Satanás está tan dispuesto a vencer, a subyugar, a que el hombre deseche la idea del "hagamos" de Dios.

El principio de Abel, el principio de Caín

Tuesday, October 24, 2017

09:46

¿Qué impedirá o qué puede influir para que impida el nacimiento de un Caín (un no elegido según la presciencia de Dios Padre para santificación en el Espíritu Santo?

¿Qué tendrá en cuenta Dios y por qué se agradará Dios para que te dé un Abel en tu familia como hijo?

Génesis 4:

1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.

2 Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.

Génesis 4:

25 Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.

26 Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.

¿Se habrán arrepentido Eva y Adán de sus pecados?

No es importante lo que alabe con su boca el hombre o la mujer; sino de cuánto se haya arrepentido, y está realizando obras de justicia.

¿Qué tendrá Dios en cuenta para dar un reemplazo como Set luego de la muerte de Abel?

Dijo Eva: "Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín."

Generalmente las personas como Eva y Adán, dicen:

• ¿En qué he hecho mal contra Dios?

• O dicen: Mi castigo es exagerado en comparación a mi error

• Si todos cometen el mismo error y no son castigados, ¿por qué he de recibir este castigo?

• Seguramente…, cuando nació Caín, Eva habrá dicho: ¿Ves marido? ¡Al final Dios no está tan enojado con nosotros!

Pero después que murió Abel, luego de un tiempo para cuando nació Set, hubo un profundo cambio en la vida de los hombres: "Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová", cosa que antes no era común.

Muchas personas se duermen, se confían que tienen suficientes méritos para que Dios le dé lo mejor del trigo, lo mejor del ganado, lo mejor del hijo.

¿Pero quién es el que te da testimonio y te afirma en estas declaraciones? ¿El Espíritu Santo o tu confianza basado en la paz actual?

Uno debe ser muy humilde y pobre de espíritu, y nunca darlo todo por hecho, ni por ganado. Y estar atento a toda palabra para guardar y vivirlo.

Y no dejar para mañana, a que nazca un Caín y mata a tu Abel, y sea dolor de corazón, te provoque un gran arrepentimiento hasta que aparezca la misericordia de Dios para darte un Set.

¿Tan duro es el hombre para aprender? ¿Tan caprichosa es la mujer para entender y temer a Jehová?

El siguiente principio de Abel y Caín

Tuesday, October 24, 2017

10:23

Cuando se juntan dos Caín no hay problemas. Cuando se juntan diez Caín tampoco se tiene problema.

El problema es cuando se juntan un Abel y un Caín.

Y se presentan ante Jehová trayendo sus ofrendas.

Génesis 4:

3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.

4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;

5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

6 Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?

7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

8 Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

9 Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

11 Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.

12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra.

¿Cuántas veces debe repetirse el hecho o en cuanto tiempo se "ensaña" una persona hasta matarlo?

San Juan 7:

7 No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a mí me aborrece, porque yo testifico de él, que sus obras son malas.

Este es el efecto de la luz sobre las tinieblas. Y cuanto más luz clara, fuerte y nítida seas, más alumbrarás y alejarás a las tinieblas de ti.

San Juan 15:

18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.

19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

20 Acordaos de la palabra que yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

21 Mas todo esto os harán por causa de mi nombre, porque no conocen al que me ha enviado.

22 Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa por su pecado.

23 El que me aborrece a mí, también a mi Padre aborrece.

24 Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora han visto y han aborrecido a mí y a mi Padre.

25 Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron.

26 Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.

27 Y vosotros daréis testimonio también, porque habéis estado conmigo desde el principio.

Desde la posición de un conocedor de la Palabra de Dios, no puede negar la existencia de estas verdades.

Por eso, es imprescindible que el hombre cuando puede, debe buscar a su mujer idónea que Dios le prepara.

Que ambos se discipulen y se disciplinen en toda la Palabra sabiendo cómo deben crecer a la imagen y semejanza de Dios Padre.

Es la única forma de estar seguro que en su casa hay sólo Abel.

¿Por qué se llegó a Caín en medio de Abel?

Porque vemos que no existe arrepentimiento de Adán ni de Eva. Vemos que sí mató a dos animales para sacrificar con sangre y que sus pieles sirvan de ropas.

Y que Jehová se aguarda hasta el nacimiento de Caín para dar una muestra de su juicio en el seno de la familia.

Y lo peor es que esto de Caín y Abel en la familia de Adán y Eva, ES UN PRINCIPIO DE GÉNESIS que va a suceder a todos los hombres, en mayor o menor grado según las tinielbas, según la rebeldía.

También es una regla para aquellos quienes sean elegidos, pero que no se preocupan ni temen a Jehová.

La maldición que cae sobre la tierra y los frutos de ella, cada vez que Caín cobra la vida de un Abel, o se derrama la sangre se empeora.

Génesis 4:

11 Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.

12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra.

13 Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado.

14 He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.

15 Y le respondió Jehová: Ciertamente cualquiera que matare a Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara.

Y esto finalmente aprendió Adán, porque dice la biblia:

Génesis 5:

1 Éste es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.

2 Varón y hembra los creó; y los bendijo, y llamó el nombre de ellos Adán, el día en que fueron creados.

3 Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.

4 Y fueron los días de Adán después que engendró a Set, ochocientos años, y engendró hijos e hijas.

5 Y fueron todos los días que vivió Adán novecientos treinta años; y murió.

Ahora, no es por tener hijos simplemente, sino que pasó 130 años, Adán se hizo a la imagen y semejanza de Dios, y entonces engendró un hijo: Set, que es el sustituto en lugar de Abel.

Entonces, cuando Dios tarda en dar "mujer" a un hombre, o cuando a la mujer tarda Dios en encontrar a su "marido", tiene una razón muy importante. O cuando a un matrimonio, Dios tarda en dar un "hijo", es para que el hombre y la mujer crezcan en "la imagen y en la semejanza" de Dios Padre.

Corresponde a los padres enseñar a sus hijos en toda la imagen y en toda la semejanza de Dios, siendo ellos un ejemplo vivo a sus hijos; y verificar que los hijos también crezcan en ese sentido. Porque estos son fundamentos elementales y primeros de Dios, que nunca dejará de cumplirse.

Porque Dios busca formar una generación de hijos de Dios, una familia de Dios.

Malaquías 2:

14 Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto.

15 ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud.

16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.

17 Habéis hecho cansar a Jehová con vuestras palabras. Y decís: ¿En qué le hemos cansado? En que decís: Cualquiera que hace mal agrada a Jehová, y en los tales se complace; o si no, ¿dónde está el Dios de justicia?

Así el hombre temeroso de Jehová, el hombre de Fe en el Padre Celestial, no debe salirse en ningún punto de los mandamientos, en su designio, en su presciencia.

Para cada hombre, existe una sola mujer. Para cada mujer, existe un solo hombre. Salirse de esto, o quebrar esto con el deseo, la voluntad, o las emociones de los hombres, es salirse de la presciencia de Dios y de tu Omnipotencia.

Y hoy sabiendo esto, jamás se dejará sin la disciplina correspondiente.

La salvación en el mundo antiguo

Tuesday, October 24, 2017

11:23

Como dije en tópicos anteriores,

Set es el sustituto de Abel,

De Adán dice:

Génesis 5:

3 Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.

Desde el tiempo de Set, luego de tener a Enós, los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová.

Y vemos un caso muy especial con Enoc:

Génesis 5:

21 Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén.

22 Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos años, y engendró hijos e hijas.

23 Y fueron todos los días de Enoc trescientos sesenta y cinco años.

24 Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.

No se duda de que TODOS fueron de alguna manera salvados, porque eran de las aguas de arriba, y que lo fueron en la Luz que es Jesucristo.

Que ellos también tuvieron que ser disciplinados y que fueron hechos a la imagen y semejanza de Dios, es evidente; porque no existe otra "creación" de Dios, ni otro camino.

Que ellos también tuvieron muy en cuenta un "fin del mundo", porque Matusalén su hombre indica "fin del mundo cuando este hombre muera", Lamec dijo de Noé su hijo:

Génesis 5:

28 Vivió Lamec ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo;

29 y llamó su nombre Noé, diciendo: Éste nos aliviará de nuestras obras y del trabajo de nuestras manos, a causa de la tierra que Jehová maldijo.

30 Y vivió Lamec, después que engendró a Noé, quinientos noventa y cinco años, y engendró hijos e hijas.

31 Y fueron todos los días de Lamec setecientos setenta y siete años; y murió.

32 Y siendo Noé de quinientos años, engendró a Sem, a Cam y a Jafet.

Se puede decirse que estos hombres se esforzaron y "encontraron y comieron" del árbol de la vida.

Y así vino el fin del mundo antiguo, por medio del agua.

Si a los hombres del mundo antiguo, se les dio "el trabajo de comer del fruto del árbol de la vida", y en esa búsqueda del camino perdido aprendieron a ser imagen y semejanza de Dios.

También Dios, a nosotros nos ha dado un trabajo:

San Juan 6:

27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.

28 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios?

29 Respondió Jesús y les dijo: Ésta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

30 Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces?

31 Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer.

32 Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.

33 Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.

34 Le dijeron: Señor, danos siempre este pan.

35 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

36 Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.

37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

39 Y ésta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.

40 Y ésta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.

No contenderá mi espíritu con el hombre

Wednesday, October 25, 2017

10:24

Génesis 6:

1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,

2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.

8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.

Son las únicas menciones que dice que hay hijos de Dios e hijas de hombres. Por lo visto que las divisiones que hubo luego de los hijos de Caín, y los hijos de Set fueron así de evidentes.

Pero como los años que vivían los hombres de Dios eran muchos, y eso hacía que los hombres cada vez se corrompiesen más, porque todo propósito del pensamiento del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

Como en ese tiempo, Jehová halló a Noé justo en medio de sus generaciones, porque con Dios caminó él.

Génesis 6:

13 Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.

14 Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.

15 Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura.

16 Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.

17 Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.

18 Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo.

Tanto Isaías 54 como Jesús mencionan el día de Noé, como la manifestación del hijo del Hombre y conjuntamente con un juicio:

Isaías 54:

6 Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo.

7 Por un breve momento te abandoné, pero te recogeré con grandes misericordias.

8 Con un poco de ira escondí mi rostro de ti por un momento; pero con misericordia eterna tendré compasión de ti, dijo Jehová tu Redentor.

9 Porque esto me será como en los días de Noé, cuando juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré.

10 Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.

11 Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré.

12 Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y toda tu muralla de piedras preciosas.

13 Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos.

San Mateo 24:

35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

36 Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

37 Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

38 Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,

39 y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

40 Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado.

41 Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.

42 Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.

En todos los casos, Dios ve al justo en el tiempo de mucha corrupción y maldad.

Que la manifestación del hijo de Hombre sirve para juzgar a aquellos que se pierden de la verdad, y que existe un antes y un después del juicio.

Así como sucedió a los judíos, con Jesús el Hijo de Hombre y también en este tiempo.

Nuestra espera es como los cuarenta días de lluvias y otros ciento cincuenta días de esperar que Dios vaya bajando las aguas, y luego hasta que la tierra quede seco.

Génesis 8:

15 Entonces habló Dios a Noé, diciendo:

16 Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo.

17 Todos los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, sacarás contigo; y vayan por la tierra, y fructifiquen y multiplíquense sobre la tierra.

18 Entonces salió Noé, y sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos con él.

19 Todos los animales, y todo reptil y toda ave, todo lo que se mueve sobre la tierra según sus especies, salieron del arca.

20 Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.

21 Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.

22 Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.

2 Pedro 3:

Amados, ésta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento,

2 para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles;

3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,

4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.

5 Éstos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste,

6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;

7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

8 Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,

12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

El diluvio vino en un día, y llovió durante cuarenta días y noches. ¿Cómo podrán saber los hombres que es un juicio de fuego, si durante mil años vienen los fuegos aquí y allá, y nadie se da cuenta de que sí efectivamente es un juicio de Dios? Porque para Dios la suma de los mil años del hombre es simplemente un día.

Entonces, puede que Dios diga, viene el día del juicio de fuego (para Dios es un día), pero para el hombre le puede comenzar el fuego y prolongarse por mil años, pero sigue siendo un día para Dios.

8 Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

Entonces, mientas los hombres que negaron, quienes se olvidaron, de los impíos que viven sin Dios, estén siendo juzgados durante mil años por el fuego; esta es la promesa de los hijos de Dios:

Isaías 54:

9 Porque esto me será como en los días de Noé, cuando juré que nunca más las aguas de Noé pasarían sobre la tierra; así he jurado que no me enojaré contra ti, ni te reñiré.

10 Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.

11 Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré.

12 Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y toda tu muralla de piedras preciosas.

13 Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos.

Si el favor de Jehová está sobre nosotros, y él nos bendice y nos da paz "por mil años", y además estás palabras nos son aplicadas:

10 Porque los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti mi misericordia, ni el pacto de mi paz se quebrantará, dijo Jehová, el que tiene misericordia de ti.

11 Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré.

12 Tus ventanas pondré de piedras preciosas, tus puertas de piedras de carbunclo, y toda tu muralla de piedras preciosas.

13 Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová; y se multiplicará la paz de tus hijos.

Aún falta confirmarse, pero ¿será éste los mil años que habla el Apocalipsis?

Porque así como cuando Noé y sus hijos salieron y vieron cielos nuevos y tierra nueva…

Si leemos con detenimiento las palabras de Isaías 65, veremos que existe una coexistencia entre los hijos de Dios y aquellos quienes se rebelaron:

13 Por tanto, así dijo Jehová el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados;

14 he aquí que mis siervos cantarán por júbilo del corazón, y vosotros clamaréis por el dolor del corazón, y por el quebrantamiento de espíritu aullaréis.

15 Y dejaréis vuestro nombre por maldición a mis escogidos, y Jehová el Señor te matará, y a sus siervos llamará por otro nombre.

16 El que se bendijere en la tierra, en el Dios de verdad se bendecirá; y el que jurare en la tierra, por el Dios de verdad jurará; porque las angustias primeras serán olvidadas, y serán cubiertas de mis ojos.

17 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.

18 Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo.

19 Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.

20 No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito.

21 Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas.

22 No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos.

23 No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos.

24 Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.

25 El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová.

Isaías 65:

20 Y traerán a todos vuestros hermanos de entre todas las naciones, por ofrenda a Jehová, en caballos, en carros, en literas, en mulos y en camellos, a mi santo monte de Jerusalén, dice Jehová, al modo que los hijos de Israel traen la ofrenda en utensilios limpios a la casa de Jehová.

21 Y tomaré también de ellos para sacerdotes y levitas, dice Jehová.

22 Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre.

23 Y de mes en mes, y de día de reposo en día de reposo, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová.

24 Y saldrán, y verán los cadáveres de los hombres que se rebelaron contra mí; porque su gusano nunca morirá, ni su fuego se apagará, y serán abominables a todo hombre.

2 Pedro 3:

8 Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,

12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.

15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito,

16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.

17 Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.

18 Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

Apocalipsis 20:

1 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano.

2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años;

3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Ésta es la primera resurrección.

6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,

8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.

9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.

12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.

13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.

14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Ésta es la muerte segunda.

15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

21:1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.

4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.

7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.

8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Los burladores dicen: ¿dónde está su advenimiento?

Pero como la venida del hijo del Hombre, viene como ladrón en la noche, y ha venido ya, y se ha cumplido; como en los días de Noé, solamente que este juicio que Dios lo hace en su día, pero que para el hombre se prolongará durante mil años, para que los ignorantes mueran en su ignorancia e incredulidad; mientras que nosotros somos edificados por el Padre:

2 Pedro 3:

3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,

4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.

5 Éstos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste,

6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;

7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

8 Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Entonces, ¿por qué los mil años se manifiestan de esta manera? Porque hoy nosotros somos las primicias de este siglo, como la familia de Noé, pero los siguientes que vienen, y también porque ustedes también tienen que ser justificados en Cristo porque aman a sus hermanos como a sí mismos, Dios nos da un plazo de mil años; tanto para nosotros, como para los que irán viniendo tengan el tiempo de discipularse, disciplinarse y también realizar las justicias en Cristo Jesús para ser santos como el Padre Celestial es santo.

En cambio, los burladores, los incrédulos, los cobardes irán muriendo poco a poco, en juicios de fuego que sí o sí vendrán sobre ellos.

Apocalipsis 21:

1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.

2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.

3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.

4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

El valor del tiempo cuando se llega a estas alturas, sí es confuso; pero en Apocalipsis 21 habla despues de los mil años, y habla de cielo nuevo y una tierra nueva; que es un poco diferente a lo que dice en Isaías 65 y 66, porque no habla de "cielos nuevos y tierra nueva", sino de "un cielo nuevo" y "una tierra nueva", porque y el mar (multitudes de hombres bajo la expansión) no existía más.

El Pacto con todos los seres vivientes

Wednesday, October 25, 2017

12:33

El Pacto de Noé

Génesis 9:

9 He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros;

10 y con todo ser viviente que está con vosotros; aves, animales y toda bestia de la tierra que está con vosotros, desde todos los que salieron del arca hasta todo animal de la tierra.

11 Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra.

12 Y dijo Dios: Ésta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos:

13 Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra.

14 Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes.

15 Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne.

16 Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra.

17 Dijo, pues, Dios a Noé: Ésta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra.

Más como sabemos, estas medidas no son completas en el sentido de que el hombre no es "hecho a la imagen y semejanza de Dios".

También el tiempo que el hombre tiene para hacerse a su imagen y semejanza ha disminuido considerablemente. Si antes Adán vivió 930 años y tuvo un hijo a su imagen y semejanza, y Enoc vivió 365 y le llevó Dios.

Hoy tenemos que considerar que el tiempo del hombre para discipularse, para enseñar a los hijos es mucho más limitado; pero también entender que la gracia del Espíritu Santo será siempre suficiente para que el hombre logre estas cosas.

Según estas mismas palabras, será el juicio de hoy, pero en fuego siendo mil años de hombres como un día, y un día de Dios como mil años de juicio.

Cómo la maldición de un padre de familia, de un hijo de hombre de su tiempo puede cambiar a un hijo y sus descendientes para siempre:

Génesis 9:

23 Entonces Sem y Jafet tomaron la ropa, y la pusieron sobre sus propios hombros, y andando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre, teniendo vueltos sus rostros, y así no vieron la desnudez de su padre.

24 Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven,

25 y dijo: Maldito sea Canaán; Siervo de siervos será a sus hermanos.

26 Dijo más: Bendito por Jehová mi Dios sea Sem, Y sea Canaán su siervo.

27 Engrandezca Dios a Jafet, Y habite en las tiendas de Sem, Y sea Canaán su siervo.

28 Y vivió Noé después del diluvio trescientos cincuenta años.

29 Y fueron todos los días de Noé novecientos cincuenta años; y murió.

Así que lo bueno de la creación de Dios, cuando la tierra hace la separación de las aguas (multitudes), más la maldición de Cam, más la división de los idiomas o lenguas, hacen que las diferentes culturas no se entiendan entre sí.

Génesis 11:

6 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.

7 Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.

9 Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.

Más la confusión no es solamente respecto al lenguaje, sino también respecto a las creencias de cada uno, de cada pueblo, de cada nación, de cada lengua.

Estas diferencias de lenguaje, más las diferencias de cultura, más las diferencias de pensamientos, de ideologías, más el acortamiento de los años de vida de los hombres, hacen que no puedan "crecer coordinadamente hacia el mal", sino que siempre existe una discusión, un desacuerdo, una lucha de un pueblo a otro, de una nación rica a otra pobre, de un pobre a un rico, por causa de culturas, de sangre.

Y esto también conduce o está preparado para que cada nación, cada cultura, cada familia, tengan sus propios problemas, sus propios pecados, sus propios tiempos de juicio; y nada puede relacionarse con Dios como un "promotor" único de los juicios y de los males.

EL PADRE DE TODOS LOS CREYENTES

En ti serán benditas todas las naciones

Wednesday, October 25, 2017

13:18

En medio de todas estas dispersiones que existen, personas quienes han recibido bendición, otros pueblos que han recibido maldición como la de Cam; la dispersión que implicó la división de los idiomas y las culturas que se fueron formando por la geografía y la topología en donde viven; el clima, los alimentos, la fauna y flora de cada lugar; las codicias de cada persona, los temores de cada individuo y pueblo.

Finalmente Jehová Dios comienza lentamente un camino único de salvación para aquellos que son elegidos según la presciencia de Dios, a través de la santificación en el Espíritu Santo en Cristo Jesús.

Jehová (el Dios que hace un pacto, y cumple con respecto a que uno reciba su herencia en el pacto: la celestial y la terrenal) dice a Abram:

• Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré

• Haré de ti una nación grande y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

• Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Achique y agrande

Thursday, October 26, 2017

10:06

O lo que podemos decir como un ciclo.

Comienza con un hombre y va creciendo, se multiplica y se corrompe, llega a un extremo donde es excesivo el mal y un juicio, para luego comenzar un nuevo ciclo con nuevas generaciones.

El ciclo de Adán, (termina con diluvio)

El ciclo de Noé, (termina con Babel)

El ciclo de Abraham,

El ciclo de Moisés, Caleb, Josué

El ciclo de Judá, David (termina con Jesucristo)

El fin de ciclo con Jesucristo (para todos los judíos).

El ciclo de los gentiles

El ciclo de la reforma????

El fin de ciclo del viejo pacto (termina con el hijo de hombre)

El ciclo de la nueva Jerusalén…. Que empieza.

…….

El fin (la segunda venida de Jesucristo)

¿Por qué siempre ha ocurrido esto?

Porque siempre se han olvidado de Jesucristo, y de la intención de Dios: "Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza".

Y siendo que Jesucristo es el único Dios revelado y visible a los hombres, nadie ha querido "hacerse conforme a su imagen y conforme a su semejanza"; en cambio quisieron reemplazarlo con fe, con el pensamiento, con la intención, con el amor, con declaraciones de palabras, tratar de suplir con alguna obra u ofrendas.

Tampoco es posible "caerse de cabeza al mar que es Jesucristo", porque yo lo deseo, sino que es todo un "proceso" y cambio de vida. No porque uno hace una obra "extraordinaria y de muerte", significa que está en Cristo. Por eso, Dios sujeta en "esperanza", para que las cosas se vea; se viva; se escuche, obedezca y cambie durante todo el trayecto de la vida en esperanza.

Así que el proceso de fe, no es "inmediato", sino que es "esperanza a largo aliento".

Todo aquel quien dice que oró a Dios y le respondió enseguida, y da testimonios de esa su fe; en realidad está mintiendo, se engaña a sí mismo y a otros incautos e ignorantes.

Pero tampoco esas personas crecen más en su fe y son capaces de padecer en Cristo, morir en espíritu y aguardar la manifestación cuando Cristo su vida es manifestada.

Pero también, estos ciclos suceden porque los padres quienes enseñan:

• No enseñan a Jesucristo

• Enseñan a un Dios llamado Jesús

• Enseñan a un salvador llamado Jesús.

• Mientras uno no viva en Cristo Jesús y así muestre, así enseñe y así haga vivir al hijo o al discípulo, jamás se puede enseñar a Jesucristo.

• Si no puedo mostrar "mi imagen de Dios, mi semejanza de Dios" en espíritu y en vida, mis hijos o discípulos jamás aprenderán, sus espíritus se negarán a obedecer.

Jesús dice:

San Juan 10:

14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas.

16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor.

17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.

• Así, si tú no te haces "buen pastor", y el buen pastor su vida da por las ovejas, tus hijos que son las primeras "ovejas" y tus "discípulos" que también son ovejas, jamás te seguirán, jamás te escucharán.

San Juan 10:

5 Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.

• Si tú, sin participar en Cristo Jesús, sin esforzarte para hacerte a la imagen y semejanza de Dios, quieres enseñar…, aún tu propio hijo no te escuchará, porque no escucha la voz del "extraño". Y eso, es el Espíritu Santo que vive en la persona quien filtra y verifica esto.

• En conclusión, tú puedes ser un buen padre o madre humana, pero un horrible padre o madre espiritual; en cambio si eres un buen padre o madre espiritual en Cristo, serás también un padre o madre sabio, apreciado y honorable.

San Lucas 12:

19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate.

20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?

21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios.

22 Dijo luego a sus discípulos: Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué comeréis; ni por el cuerpo, qué vestiréis.

23 La vida es más que la comida, y el cuerpo que el vestido.

24 Considerad los cuervos, que ni siembran, ni siegan; que ni tienen despensa, ni granero, y Dios los alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que las aves?

25 ¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?

26 Pues si no podéis ni aun lo que es menos, ¿por qué os afanáis por lo demás?

27 Considerad los lirios, cómo crecen; no trabajan, ni hilan; mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos.

28 Y si así viste Dios la hierba que hoy está en el campo, y mañana es echada al horno, ¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe?

29 Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud.

30 Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.

31 Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

El principio y el fin del reino de los cielos es Dios, si uno busca el reino de Dios, pero si no se asemeja a Cristo Jesús, está buscando mal las cosas.

En cada generación una medida de Cristo Jesús

Thursday, October 26, 2017

11:00

Una medida de Cristo Jesús que es requerido a cada hombre.

Unas condiciones en que tiene que vivir en esperanza, esperar hasta el cumplimiento porque conoce y cree en Jehová Dios Todopoderoso.

Y siempre la esperanza del cumplimiento del pacto, se debe aguardar soportando todos los dolores de la espera, de las palabras maliciosas de los hombres, y soportar muriendo cada día y como prisionero en Cristo Jesús.

En el caso de Abraham:

1. Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre

2. Vete a la tierra que te mostraré

3. Y haré de ti una nación grande

4. Y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición

5. Bendeciré a los que te bendijeren y a los que te maldijeren maldeciré

6. Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Romanos 8:

7 Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden;

8 y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

9 Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.

11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;

13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

Estas son palabras realmente muy peligrosas, y debe inquietar a todos:

Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.

O sea, si una persona no está dispuesta a vivir en Espíritu, a vivir en esperanza, a padecer en Cristo Jesús por realizar todos los mandamientos de Dios, y a vivir dentro del pacto, si cada día no asume mayores retos de fe, de esperanza, de muerte en Cristo…. "No tiene en Espíritu de Cristo". Significa que no es de Dios, no es un elegido de Dios.

Y esta es la comprobación que cada uno hará de sí mismo, esta es la evaluación que se deberá hacer a cada persona quien llega. Si es capaz de asumir en Cristo Jesús su cruz, y cumplir los pasos para vivir dentro de su pacto, y hacerse semejante a Cristo en imagen y semejanza.

El que no puede realizar estas obras de Cristo, tomar su cruz y morir en su momento; por más que hoy piense que está creyendo en Jesús, irá muriendo poco a poco. Cada vez se irá a las fábulas, a tradiciones, a rituales, a doctrinas de hombres. Y siempre encontrará un enemigo, una maldición que le impide vivir en Cristo, o una situación que le impide.

En cambio, los que son guiados por el espíritu de Cristo, siempre podrá hacerlo, seguirá haciendo y así crecerá.

Por eso dice: porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

Mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis

Thursday, October 26, 2017

11:26

mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

Más si cada día tú eres capaz de vivir en espíritu, realizar las cosas en espíritu, si puedes vivir en esperanza, renovarte en esperanza; haces morir las cosas de la carne… significa que eres guiado por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

En Génesis 12:7 dice:

7 Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra. Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.

Pero más adelante cuando hubo un hambre en la tierra:

Génesis 12:

10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra.

11 Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto;

12 y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida.

13 Ahora, pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti.

¿Cómo tenía que hacer morir la carne por el Espíritu?

La palabra de Dios confirmando que esta era su tierra.

¿Puede la fe en esta esperanza "vencer" el hambre?

¿Cómo la esperanza puede vencer la realidad? ¿La palabra de Dios puede saciar el hambre? ¿Cómo la esperanza en la promesa de Dios calmar el clamor de los hombres de hambre?

¿Cómo harías para hacer morir la carne por medio del Espíritu?

¿De quién es el pacto y las promesas?

Thursday, October 26, 2017

11:36

LA CODICIA, LO MÍO, YO PRIMERO

Génesis 13:

5 También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas.

6 Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar.

7 Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra.

8 Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos.

9 ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda.

10 Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra.

11 Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro.

¿Quién recibió el pacto? ¿Con quién pactó Dios?

A veces, a personas como Lot, se les suben el humo.

No saben que los bienes que tienen son porque están con el que tiene el pacto como lo es Abram.

Pero siempre piensan que recibirán igual trato, o que ese trato de Abram también lo recibe él, por eso se hizo rico.

Más como siempre, la respuesta y la conclusión de las cosas no suceden en un día, ni aparecen en la semana. Cerca de 25 años después, Lot pierde todo y huye de Sodoma y Gomorra.

Por eso, cuando en la biblia, muchas veces habla de personas como "serían como Sodoma y Gomorra", tiene una directa alusión a Lot. Aquellos que venden su fe por un pedazo de pan y una fortuna circunstancial.

Génesis 13:

14 Y Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos, y mira desde el lugar donde estás hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente.

15 Porque toda la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre.

16 Y haré tu descendencia como el polvo de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada.

17 Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré.

18 Abram, pues, removiendo su tienda, vino y moró en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí altar a Jehová.

No es creerse que uno también tiene un pacto, sino que hay que ganarlo; y para ello primeramente hay que esforzarse en ser hijo de Dios, y luego la herencia. ¡Nunca al revés!

Muchos no saben cuánto es el alcance de estas palabras "y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra"

Y esta es una bendición que cada uno debe ganarse ante Dios, ante el Padre Celestial. Que tenga la tierra, no implica que automáticamente tengan esta bendición, porque es una bendición que se recibe como "padre", como patriarca, como el padre de generaciones.

Y Dios, con una bendición tan grande, con una bendición tan larga en el tiempo, con una bendición que influye sobre muchísimos hijos y por generaciones no la dará si no consigue "hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza" en Cristo Jesús.

Esta es la enseñanza que no la ha sabido aplicar Isaac, porque "hagamos al hombre a nuestra imagen, a nuestra semejanza en Cristo Jesús", tiene unos límites muy precisos.

Si Jehová dijo "el mayor servirá al menor", no puede "pretender bendecir como un padre y heredero de un pacto de Abraham a su hijo Esaú" a quien Dios no le ha escogido.

Esta es la cruz de Cristo que debía asumir Isaac respecto a sus hijos; no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios quien tiene misericordia.

De esto hablaremos más adelante.

Jehová, por amor a Abram, y en consideración a Lot le muestra cuán molesto está con la decisión de Lot, de rebelarse contra Abram, y marcharse a Sodoma y Gomorra; que representa "el mundo de las tinieblas", para ese tiempo de Abram.

Génesis 14:

8 Y salieron el rey de Sodoma, el rey de Gomorra, el rey de Adma, el rey de Zeboim y el rey de Bela, que es Zoar, y ordenaron contra ellos batalla en el valle de Sidim;

9 esto es, contra Quedorlaomer rey de Elam, Tidal rey de Goim, Amrafel rey de Sinar, y Arioc rey de Elasar; cuatro reyes contra cinco.

10 Y el valle de Sidim estaba lleno de pozos de asfalto; y cuando huyeron el rey de Sodoma y el de Gomorra, algunos cayeron allí; y los demás huyeron al monte.

11 Y tomaron toda la riqueza de Sodoma y de Gomorra, y todas sus provisiones, y se fueron.

12 Tomaron también a Lot, hijo del hermano de Abram, que moraba en Sodoma, y sus bienes, y se fueron.

13 Y vino uno de los que escaparon, y lo anunció a Abram el hebreo, que habitaba en el encinar de Mamre el amorreo, hermano de Escol y hermano de Aner, los cuales eran aliados de Abram.

14 Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, trescientos dieciocho, y los siguió hasta Dan.

15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de Damasco.

16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente.

Pero, cuando uno vive en las tinieblas, y cuando está enloquecido por las codicias del mundo, y cuando piensa que está cuidado su fe como dice en 2 Pedro, nada le es importante, ni esta gran señal de guerra, de cautiverio al que fue arrebatado.

2 Pedro 2:

4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;

6 y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,

7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados

8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),

9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

10 y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores,

11 mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor.

Pero vemos después que solamente se salvó Lot, porque su mujer recibió el castigo del amor por Sodoma y Gomorra, también las hijas de Lot y sus hijos: Moab y Ben-ammi que son los amonitas; ambos pueblos enemigos de los israelitas.

Tu pacto con Dios, puede tener una gran convergencia o una gran divergencia.

Por eso, mientras que el hombre todos los días, no se esfuerza en aprender a vivir en Cristo, tomando la cruz que se requiere según los tiempos, disciplinándose con mucha seriedad hacia "la imagen y semejanza de Dios Padre" en la santifición del Espíritu en Cristo Jesús; siempre Dios va a mostrar su "descontento" al hombre indeciso, al hombre incrédulo, al hombre pusilánime, al hombre cobarde.

Y mayormente los enemigos de tus hijos que están en el pacto, siempre van a ser los hermanos que nazcan en la familia.

Por eso Jesús dice claramente:

San Mateo 10:

32 A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.

33 Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos.

34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.

35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;

36 y los enemigos del hombre serán los de su casa.

37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;

38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.

39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.

San Lucas 12:

47 Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes.

48 Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá.

49 Fuego vine a echar en la tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido?

50 De un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo me angustio hasta que se cumpla!

51 ¿Pensáis que he venido para dar paz en la tierra? Os digo: No, sino disensión.

52 Porque de aquí en adelante, cinco en una familia estarán divididos, tres contra dos, y dos contra tres.

53 Estará dividido el padre contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra.

Así que, vivir en Cristo Jesús, tomar la cruz de Cristo Jesús, el creer en Jesús o no, el vivr dentro del pacto o no, si quiero lo hago si no me apetece… dejo de hacerlo.

¡NO ES UNA OPCIÓN DE TU LIBRE ALBEDRÍO!

Toda decisión que tomes, que hagas, que realices: Dios te dará vida o te dará muerte, pero muy lenta e imperceptible, que se irá manifestando recién en tus hijos.

El pacto con Jehová Dios, es una gran bendición, pero también tiene muchísimas responsabilidades. Se les presenta a ustedes la vida.

Pero también se les presenta la muerte.

Haciendo uso de tu pacto con Dios

Friday, October 27, 2017

09:04

¿Cómo vives tu pacto con Dios?

¿Qué eres capaz de hacer para Dios porque tienes un pacto y te fortaleciste en su fuerza?

¿Para qué Dios mencionaría fortaleceos en el poder de su fuerza?

Efesios 6:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Hay personas quienes permanecen "sentadas y quietas" esperando hasta que caiga del cielo las herencias de su pacto.

¿Será eso lo que Dios quiere?

O Será que, por más que tú no tengas todo, ni hayas recibido todo; seas capaz de creer en toda la gracia recibida de Dios y luchar intensamente por la fe, por la gracia y defender la verdad de Dios, vivir intensamente para "mostrar" a Jesucristo al mundo y usar el "poder de su fuerza" en la tierra de tu dominio, o en el mundo.

Así como el joven David salió a pelear contra el gigante Goliat cuando nadie le pidió, nadie le invitó; pero sí se tomó como algo personal el hecho que un incircunciso blasfeme y maldiga a Jehová el Dios de Israel, y él sale a defender el honor, y su propio amor por Jehová Dios:

1 Samuel 17:

36 Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente.

37 Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo.

38 Y Saúl vistió a David con sus ropas, y puso sobre su cabeza un casco de bronce, y le armó de coraza.

39 Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas.

40 Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

41 Y el filisteo venía andando y acercándose a David, y su escudero delante de él.

42 Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer.

43 Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses.

44 Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo.

45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.

46 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.

47 Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.

48 Y aconteció que cuando el filisteo se levantó y echó a andar para ir al encuentro de David, David se dio prisa, y corrió a la línea de batalla contra el filisteo.

49 Y metiendo David su mano en la bolsa, tomó de allí una piedra, y la tiró con la honda, e hirió al filisteo en la frente; y la piedra quedó clavada en la frente, y cayó sobre su rostro en tierra.

50 Así venció David al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano.

51 Entonces corrió David y se puso sobre el filisteo; y tomando la espada de él y sacándola de su vaina, lo acabó de matar, y le cortó con ella la cabeza. Y cuando los filisteos vieron a su paladín muerto, huyeron.

Pero este caso de Abraham, aun cuando fue quien primero hizo, no es tan conocido, ni recalcado; pero sí muestra qué espíritu tenía y sentía "dueño" y "autoridad" porque es parte de su herencia:

Génesis 14:

11 Y tomaron toda la riqueza de Sodoma y de Gomorra, y todas sus provisiones, y se fueron.

12 Tomaron también a Lot, hijo del hermano de Abram, que moraba en Sodoma, y sus bienes, y se fueron.

13 Y vino uno de los que escaparon, y lo anunció a Abram el hebreo, que habitaba en el encinar de Mamre el amorreo, hermano de Escol y hermano de Aner, los cuales eran aliados de Abram.

14 Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, trescientos dieciocho, y los siguió hasta Dan.

15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de Damasco.

16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente.

17 Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey.

18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino;

19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra;

20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Es por eso, que cuando volvía de la batalla, habiendo vencido, y recobrado a su sobrino y todos los bienes, le salió al encuentro Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo; o sea, Dios en persona.

Hoy también uno puede vivir la Palabra de Dios en forma "pasiva", "transparente", "invisible", "silenciosa". Pero hay otros quienes tienen "celo por Jehová", y las cosas de Dios, quienes se esfuerzan por "mostrar la verdad", por "implantar la verdad de Jehová", quien no deja pasar nada.

Salmos 138:

1 Te alabaré con todo mi corazón; Delante de los dioses te cantaré salmos.

2 Me postraré hacia tu santo templo, Y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; Porque has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas.

3 El día que clamé, me respondiste; Me fortaleciste con vigor en mi alma.

4 Te alabarán, oh Jehová, todos los reyes de la tierra, Porque han oído los dichos de tu boca.

5 Y cantarán de los caminos de Jehová, Porque la gloria de Jehová es grande.

6 Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde, Mas al altivo mira de lejos.

7 Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra.

8 Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos.

LA FUERZA DE DIOS NO TIENE PUNTO DE PARTIDA

El Espíritu Santo no te dirá: "bueno, a partir de ahora debes defender y luchar por la fe que tienes en Jesucristo", sino que en la medida en que lo utilices, en la medida en que tengas un gran celo de Jehová y que su palabra obre, que se implante en tu vida y así lo utilizas, y tú mismo te encuadras en ella para vivirla, SE NOTARÁ POCO A POCO EL PODER DE SU FUERZA.

No es que "tú recibas primero, que conviertas o te transformes como un súper héroe y ahí entiendas que tienes poder de Dios", sino que lo tienes que hacer con "fe", creyendo en el Dios "invisible", pero porque tienes una "gran pasión por Jesucristo", y mostrar al mundo a Jesús.

Este es uno de los principales o sino el principal "punto de inflexión" o cambio para tu Pacto con Dios.

Muchos tienen esa actitud: "si recibo el pacto que dice el Pastor David… lo creeré", en cambio la verdadera apertura de tu pacto, es cuando tú "te esfuerzas y vives con fuerza en el Pacto de Dios", porque has visto y recibido suficientes pruebas de la Palabra Viva.

Romanos 8:

Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Esta es la gran diferencia y también el gran enojo de Dios contra personas y creyentos como Lot, quienes para buscar su bien, para su provecho, para su bienestar no dudan en luchar para seguir su propio camino, lo que dictan sus codicias, sus amores por el mundo.

Pero no tienen ese mismo corazón, ni esa fuerza o iniciativa para Jehová Dios y sus Palabras.

Isaías 42:

18 Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.

19 ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehová,

20 que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?

21 Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla.

22 Mas éste es pueblo saqueado y pisoteado, todos ellos atrapados en cavernas y escondidos en cárceles; son puestos para despojo, y no hay quien libre; despojados, y no hay quien diga: Restituid.

23 ¿Quién de vosotros oirá esto? ¿Quién atenderá y escuchará respecto al porvenir?

24 ¿Quién dio a Jacob en botín, y entregó a Israel a saqueadores? ¿No fue Jehová, contra quien pecamos? No quisieron andar en sus caminos, ni oyeron su ley.

25 Por tanto, derramó sobre él el ardor de su ira, y fuerza de guerra; le puso fuego por todas partes, pero no entendió; y le consumió, mas no hizo caso.

43:

1 Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

3 Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

4 Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.

6 Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,

7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.

8 Sacad al pueblo ciego que tiene ojos, y a los sordos que tienen oídos.

9 Congréguense a una todas las naciones, y júntense todos los pueblos. ¿Quién de ellos hay que nos dé nuevas de esto, y que nos haga oír las cosas primeras? Presenten sus testigos, y justifíquense; oigan, y digan: Verdad es.

10 Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.

11 Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.

12 Yo anuncié, y salvé, e hice oír, y no hubo entre vosotros dios ajeno. Vosotros, pues, sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios.

Esta es la razón por qué el pacto de muchos sigue en estado "hibernativo", "latente", pero nunca avanza.

Esto hace que algunos sean cabezas, y otros colas; unos estén arriba y otros estén debajo.

Luego, Abram hace una gran declaración, porque fue fortalecido después de la batalla, y cuando conoció al Sacerdote Melquisedec:

Génesis 14:

21 Entonces el rey de Sodoma dijo a Abram: Dame las personas, y toma para ti los bienes.

22 Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra,

23 que desde un hilo hasta una correa de calzado, nada tomaré de todo lo que es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram;

24 excepto solamente lo que comieron los jóvenes, y la parte de los varones que fueron conmigo, Aner, Escol y Mamre, los cuales tomarán su parte.

No temas, yo soy tu escudo, tu galardón será sobremanera grande

Friday, October 27, 2017

09:58

Por eso, uno debe saber cuál es la batalla en que debe intervenir, en qué batalla Dios te ha metido y quieres que tú defiendas y muestres la verdad.

"Después de estas cosas…"

El amor por Jesucristo no es cuando te lo pide, sino que "tu amor" por Jesucristo debe nacer de ti; porque has conocido toda su gracia, su perdón y la vida que te ha dado.

Entonces, ¿cuál es la batalla en que hoy estamos? ¿Qué batalla estamos librando?

¿Cuán difícil es sacar a personas de sus tinieblas?

¿Cuán difícil es sacar a los hombres de sus prisiones en que están presos?

Isaías 42:

5 Así dice Jehová Dios, Creador de los cielos, y el que los despliega; el que extiende la tierra y sus productos; el que da aliento al pueblo que mora sobre ella, y espíritu a los que por ella andan:

6 Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,

7 para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas.

8 Yo Jehová; éste es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.

9 He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias.

10 Cantad a Jehová un nuevo cántico, su alabanza desde el fin de la tierra; los que descendéis al mar, y cuanto hay en él, las costas y los moradores de ellas.

11 Alcen la voz el desierto y sus ciudades, las aldeas donde habita Cedar; canten los moradores de Sela, y desde la cumbre de los montes den voces de júbilo.

12 Den gloria a Jehová, y anuncien sus loores en las costas.

13 Jehová saldrá como gigante, y como hombre de guerra despertará celo; gritará, voceará, se esforzará sobre sus enemigos.

14 Desde el siglo he callado, he guardado silencio, y me he detenido; daré voces como la que está de parto; asolaré y devoraré juntamente.

15 Convertiré en soledad montes y collados, haré secar toda su hierba; los ríos tornaré en islas, y secaré los estanques.

16 Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé.

17 Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de fundición: Vosotros sois nuestros dioses.

18 Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.

19 ¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo de Jehová,

20 que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?

21 Jehová se complació por amor de su justicia en magnificar la ley y engrandecerla.

Muchas veces nos preguntamos:

¿No se pueden apurar las cosas? ¿Por qué todo tiene que ser tan lento?

¿De qué depende todas las cosas?

El proceso de conocer a Dios, tener el Espíritu de Dios, la mente de Cristo, el Espíritu de Cristo, y sobre todo a "desmistificar" el concepto de Dios que tiene cada uno.

A veces, el hombre "no hace nada" y espera que todo lo haga Dios; que aparezcan milagros, que sucedan hechos.

Por eso, siempre se habla de "pro activo", que cada uno sepa "sentir como hijo de Dios", que verdaderamente tome una carta más activa en construir su vida, la vida de sus hijos, la vida de su familia, la vida de la iglesia; y la vida de un hijo de Dios en el mundo.

Génesis 15:

1 Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.

2 Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer?

3 Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa.

4 Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará.

5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.

6 Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.

También ir viendo los avances de las concesiones que hace Dios a Abram: Palabras, bendiciones, promesas que anteriormente no había, pero ahora se le da.

No temas, yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.

Ahora, nuevamente aquí tenemos una incógnita.

¿Qué significa no temas?

¿De qué me servirá cuando dice "yo soy tu escudo"?

¿En qué se aplicará cuando dice "tu galardón será sobremanera grande"?

Generalmente suceden estas cosas cuando leemos la biblia, existen muchas palabras que se nos resaltan, pero "no sabemos en qué usarlas", "cuándo usarlas", o "para qué me lo está diciendo".

Por un lado, sí son "adjetivos", o sea, que me vendrán "sucesos" o "procesos" por las que deberé poner la fuerza, la fe, la esperanza y deberé utilizar o saldré con estos elementos como "ganancia", "fortalecidos en estos puntos", o "veré a Dios quien me guarda, me defiende, o bendice".

Sabemos que en estos tiempos en que Jehová hablaba con Abram, en la cabeza de éste estaba la preocupación de la falta de un hijo, de su heredero. Y era una preocupación creciente de que su siervo Eliezer sería el heredero de todo. Tampoco sabemos ¿cuánto están metidos en esta preocupación las conversaciones o la gotera que significa "Sara".

Entonces, a la falta de un heredero según parte de la promesa que Dios le había dado; ¿qué significará "no temas, yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande"?

¿Cómo puede influir favorablemente y ayudarte todas las obras que Abram ha visto hasta ahora para que no tema, o se conforte cuando dice "soy tu escudo", o con cuánta confianza puede esperar que sí su galardón será grande?

Génesis 15:

3 Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa.

4 Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará.

5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.

6 Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.

7 Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.

¿Cómo se debe aplicar "no temas, yo soy tu escudo, tu galardón será sobremanera grande"?

Hay que saber que cada "bendición" del pacto, cada promesa del pacto, se "recibe con justicia", con un hecho de justicia que realice el hombre.

Así que para que el hombre pueda recibir a este hijo dentro del pacto, deberá ser fuerte, necesitará "no temer", "saber escudarse en Dios", "saber que el resultado final será un galardón sobremanera grande".

No existe nada que "caiga" del cielo en bandeja.

Y esto es así para que Dios haga justicia al hombre, entre aquel que es fiel y aquel que no lo es, entre aquel que es valeroso ante Dios y aquellos que son pusilánimes; aquellos que con la fuerza y mente de Cristo accionan y aquellos que son pasivos y apenas se mueven.

Y es necesario que uno atienda con sumo cuidado a las palabras, porque cada elemento es necesario.

Así, le hace recordar todo el camino andado hasta ahora.

¿En qué conoceré que la he de heredar?

Estas son preguntas que no hay que hacerlas o plantearlas a Dios, es como hacen muchos evangélicos: "¿Qué señal me muestras?"

Jehová le dice:

8 Y él respondió: Señor Jehová, ¿en qué conoceré que la he de heredar?

9 Y le dijo: Tráeme una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un carnero de tres años, una tórtola también, y un palomino.

10 Y tomó él todo esto, y los partió por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de la otra; mas no partió las aves.

11 Y descendían aves de rapiña sobre los cuerpos muertos, y Abram las ahuyentaba.

12 Mas a la caída del sol sobrecogió el sueño a Abram, y he aquí que el temor de una grande oscuridad cayó sobre él.

13 Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.

14 Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza.

15 Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez.

16 Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí.

17 Y sucedió que puesto el sol, y ya oscurecido, se veía un horno humeando, y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos.

18 En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates;

19 la tierra de los ceneos, los cenezeos, los admoneos,

20 los heteos, los ferezeos, los refaítas,

21 los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.

¿Por qué Dios hizo partir los animales por la mitad? ¿Por qué exigió animales en sacrificio para mostrar la señal?

¿Qué significan las aves de rapiña, le sobrecogió el sueño, el temor de una grande oscuridad?

¿Por qué recién luego de puesto el sol, ya oscurecido, se veía un horno humeando y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos?

También en Salmos 23, aparece una parte oscura, una lucha contra el enemigo, grandes cansancio, y luego la aparición de la bendición:

Jehová es mi pastor; nada me faltará.

2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.

3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. (Ps. 23:1-6 R60)

¿Tienes fuerzas para matar y dividir un animal por la mitad?

¿Cuán decidido estás para recibir un hijo del pacto?

Después vemos cómo, Abram tuvo que echar fuera de su casa a un hijo que nació de la esclava, que durante mucho tiempo fue criado como hijo; después de crecido tuvo que entregar su hijo en holocausto, como partiendo el animal.

Siempre el hijo del pacto se recibe en el Pacto de Sangre en Cristo Jesús.

Y es necesario tener las fuerzas para "entregar" como hizo Jesucristo en la cruz; y "no temer" para hacerlo. Y aquél quien se escuda en las promesas de Jehová acerca de su hijo, y deberá realizar la obra en Cristo que Dios pida en su momento. Entonces, tu galardón será sobremanera grande.

Si el hombre y la mujer no están preparados y tener la fe firme de que pueden "partir en mitades" al hijo de la promesa, ¿para qué Dios le daría? Si hoy no es capaz de exponerse uno mismo a la muerte por las Palabras de Dios, por las palabras de su pacto, si no puede padecer en Cristo Jesús, ¿para qué se avanzaría en el pacto? Es mejor que Dios levante una siguiente generación que tenga esas fuerzas, y esa es la razón por qué murieron los seiscientos mil hombres en el desierto, porque no fueron capaces de "padecer, ni de creer en las palabras de Jehová y entrar a conquistar la tierra prometida".

¡No es fácil abrazar el Pacto de Abraham!

Si no tienes fuerzas para sacrificar un animal, tampoco tendrás fuerzas para sacrificar a tu hijo en Cristo Jesús, cuando Dios te lo pida.

Por esta causa, cuando un hombre se casa con una mujer fuera del pacto, es imposible de afrontar este obstáculo; o cuando una mujer se casa con un hombre fuera del pacto. Porque nunca sentirán las fuerzas suficientes, nunca vencerán los temores.

Los hombres que sean temerosos y aman profundamente en Cristo Jesús al Padre Celestial, sí tendrán hijos del pacto.

Por eso, cuando finalmente entregó a Isaac en el monte Moriah, se confirmó verdadera y finalmente el pacto de Abraham:

Génesis 22:

10 Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.

11 Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí.

12 Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

13 Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

14 Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.

15 Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo,

16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;

17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

Hoy, en el avance de las obras de su evangelio, hoy vemos que hay que ir mucho más allá, sino que cruzando la muerte, tenemos que esperar en esperanza contra toda esperanza, morir todos los días y aguardar pacientemente a "Yo soy la resurrección y la vida", y proclamar a todos; y estar en muerte hasta que suceda.

¿Tan difícil es la salvación? ¿Tan difícil es tener un pacto eterno para tu casa?

Pues justamente, porque el pacto es eterno, esto sucede.

Por eso, no se debe subestimar a las personas quienes han alcanzado un pacto, o que tienen un pacto firme.

Recién cuando Abraham, hizo todo esto, Jehová Dios le juró, confirmó todas las bendiciones, y su "galardón fue sobremanera grande".

Conclusión:

Las palabras que uno recibe, las deberá aplicar y utilizar en algún momento; es como grandes "mojones" o puntos de referencias por donde deberá vivir el hijo de Dios para ir confirmando su pacto, y hacer que todo sea firme. Y en todo esto, con la marca de Cristo Jesús.

A tu descendencia daré esta tierra

Friday, October 27, 2017

19:46

A veces las personas piensan que el Pacto con Jehová Dios del cielo y de la tierra es algo bueno, inclusive atractivo y hasta "fantástico".

Y así lo quieren encarar, y piensan que lo recibirán "rápido", y están ansiosos por competir con los bienes que el mundo presenta. De esa manera, quieren mostrar "mi Dios es poderoso", o mostrar el mérito de la fe que tiene.

Por eso, se tarda bastante en que el hombre aprenda "cuán grande, grave" es cuando Dios separa las aguas de arriba y las aguas de abajo, la luz de las tinieblas y que exista una expansión entre ellas.

Génesis 1:

3 Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.

4 Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas.

5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.

6 Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas.

7 E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así.

8 Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

Pero no bastó que simplemente existan aguas (multitudes de hombres) de arriba y aguas de abajo, sino que los hombres no creyeron en las Palabras de Dios y en sus decisiones de juicio; sino que el hombre en lugar de "temer a Jehová Dios", hicieron lo contrario, trataron de dispersar, de borrar, de eliminar; pensando que la mezcla de sangre entre los hombres de arriba y los de abajo, haría "inviable", o que la justicia de Dios no sería "tan justa".

Es por esta razón que en la biblia dice: "Jehová se lamentó de haber creado al hombre y el mundo que en ese momento como se estaba conduciendo, y de qué manera se corrompía:

Génesis 6:

1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,

2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.

4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.

6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.

Por eso, viendo que solamente Noé era justo y se mantenía separado, según como Dios quería, entre los hijos de Dios…

Dios realiza un juicio y decide raer a todos los seres vivos, y realizar uno nuevo.

Ahora, aquí en Génesis 15, Dios pone una condición que anteriormente hasta el tiempo de Noé no hicieron: "la fe y la decisión de fe para obedecer a Jehová de cortar y dividir, de matar para que uno mostrara cuánto desea permanecer en el Pacto de Jehová"

Por consiguiente, si un hombre hoy, escogido según la presciencia de Dios, pero incapaz de "partir en mitad" o de "matar entero", sean padres, madres, mujer, hijos, hijas, posesión y tierras… no es apto para ser discípulo de Jesucristo, no es apto para ser hijo del reino. Como Lot, vivirá él como escogido y morirá sólo. Su descendencia no llevará su nombre.

Este es el principio del "Espíritu de Cristo".

Y como dice Jehová a Abraham, que su descendencia será esclava en Egipto durante cuatro generaciones y de allí los sacará con mano fuerte, que le sobrecogió un sueño y el temor de una grande oscuridad cayó sobre él; con todo esto, Dios está evitando que los hijos "elegidos" de Dios caigan en el error del mundo antiguo hasta Noé; hoy los "Elegidos según la presciencia" tienen que "elegir, buscar, luchar, dividir, renunciar, morir, cortar, matar" si es necesario, pero todo para "salir de sus tinieblas, de sus prisiones, de sus atractivos, de sus amores, de sus idolatrías, de sus bienes del mundo", para que el pacto sea firme y que sus hijos reciban la tierra. O que cada generación siguiente reciba la tierra porque el pacto hay que ser confirmado.

Génesis 15:

8 Y él respondió: Señor Jehová, ¿en qué conoceré que la he de heredar?

9 Y le dijo: Tráeme una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un carnero de tres años, una tórtola también, y un palomino.

10 Y tomó él todo esto, y los partió por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de la otra; mas no partió las aves.

11 Y descendían aves de rapiña sobre los cuerpos muertos, y Abram las ahuyentaba.

12 Mas a la caída del sol sobrecogió el sueño a Abram, y he aquí que el temor de una grande oscuridad cayó sobre él.

13 Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.

14 Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza.

15 Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez.

16 Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí.

Por tanto, si hoy, un elegido según la presciencia de Dios para santificación en el Espíritu Santo por Cristo Jesús, se rehúsa salirse de las tinieblas de este mundo, si no quiere morir respecto a todo lo que "construyó, o se ganó, o heredó" del mundo, si no es capaz de salir de las tinieblas, de las casas de prisión, de las idolatrías; sino es capaz de "matar y partir" al hijo o a los hijos, no puede recibir ni heredar la tierra.

Esta es la razón, por qué Dios llama a cada hombre a diferentes "edades" y traen una cantidad de bagaje del mundo, mujeres, hijos, hijas, bienes, glorias, riquezas; y todo eso, tiene que ir "dividiendo y matando" para que Dios vea que realmente "desea" heredar de Jehová la vida y el reino de Dios y las añadiduras.

Antes, en el mundo hasta Noé no era así, por eso la biblia habla de "hijos de Dios", "hijos de hombres". Pero como se mezclaron y se perdieron, como Jehová se arrepintió de haber hecho el hombre en la tierra y le dolió en su corazón; y como Noé y sus hijos vienen con ese problema como los problemas de Adán y Eva; hoy es necesario que sí o sí el hombre abrace el pacto para salirse, para diferenciarse, para matar su vida pasada; tanto la de él como de cualquier otro para permanecer dentro del pacto.

Tan bueno como tan delicado y peligroso

Tuesday, October 31, 2017

09:38

Morir, renunciar, perder toda su vida del mundo para ganarse y entrar en el Reino de Dios requiere de una gran fe, un gran conocimiento y una gran fuerza.

Por eso, toda persona quien no abraza el Pacto de Abraham, y luego el Pacto de David y posteriormente el Pacto con Jesucristo, no puede ver, ni entrar en el reino de Dios. Realmente todo eso, es "nacer de nuevo".

Matar y dividir, ser amenazado de una gran oscuridad y el temor que sobre coge al hombre es necesario para que los hijos hereden la tierra.

Y hemos visto cómo los israelitas se mezclaron con los hijos e hijas de los pueblos vecinos, y la tierra hasta ahora no puede estar quieta, la descendencia de Abraham (según la carne) no pueden vivir sin estar atentos y con el ojo vigilante.

Entonces, si cada hombre no es discipulado, y si no es disciplinado por Dios hasta la "persona en Cristo Jesús" y él mismo no se "muere" a la manera o participa en Cristo… jamás "dividirá", jamás "matará".

Un maestro quien no sepa "matar o dividir", un padre de familia quien no pueda "matar o dividir", un pastor quien no sea capaz de "matar o dividir", no es apto para heredar la tierra de la promesa.

Por eso, hoy se espera, se enseña, se muestra con ejemplos, se es paciente, se muere uno por enseñar el cómo y el hasta dónde; pero si con eso no aprende, llega un momento en que hay que "matar" y se le cierra las puertas. Por eso, hemos cerrado las puertas a muchos.

Seguro que estas medidas de "matar y dividir" no es el concepto evangélico, el concepto evangélico es "todos sin excepción, si desean pueden recibir a Jesucristo como Señor y Salvador" y todos quienes tienen fe en Jesús como su Salvador están salvos. Y esto va en completa contravención, es como volver a la época del mundo antiguo, donde no se hace distinción entre los hijos de Dios y los hijos de hombres; POR ESA CAUSA VINO EL DILUVIO Y LA MUERTE DE TODOS LOS SERES VIVIENTES POR AGUA. Y ASÍ TAMBIÉN VINO EL JUICIO AHORA, POR MEDIO DEL FUEGO.

2 Pedro 2:

4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;

6 y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,

7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados

8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),

9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

10 y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores,

11 mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor.

12 Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición,

13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Éstos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.

14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.

15 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad,

16 y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta.

17 Éstos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre.

18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.

19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.

20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.

22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

Si hoy, el hombre escogido por Dios, no se prepara y luego es incapaz de "partir, de dividir, de matar" no va a heredar la tierra, ni sus hijos si no aprenden esta verdad, heredarán la tierra.

Hay que tener la fe, el conocimiento, el temor de Jehová, hay que tener la fuerza de su poder: para dividir y matar al mundo, a los hombres, a los hijos, a los discípulos.

Por esta razón, vino el fin del mundo antiguo y se juzgó con aguas del diluvio; por eso vino el fin de los judíos, vino el fin de los evangélicos y hoy está sobre ellos el juicio con el fuego.

Si en las pequeñas cosas en que hoy Dios nos pone en nuestras manos, y no somos capaces de "morir" nosotros, o si somos incapaces de "matar", de "dividir", de hacer diferenciar la luz de las tinieblas; el pacto no puede avanzar, significa que si hay todavía tiempo, si todavía hay misericordia de Dios, hay que "vencer y ser más que vencedor" sobre esas pruebas que Jehová Dios pone delante nuestro.

Si bien el pacto es una gran promesa de Dios, pero hay que merecerla, hay que ganarla, hay que justificarse. Y todo tiene un tiempo para que cada cosa se cumpla, hay también un tiempo en que Dios espera.

Así como Jehová dijo que esperaría 40 años, hasta que la generación de los rebeldes muriesen en el desierto, así no entraron en la tierra prometida hasta que todos murieran en el desierto.

El Pacto con Dios es tan bueno, pero también tan delicado y peligroso para aquellos que temen, aquellos que niegan, aquellos que huyen, aquellos que son cobardes.

Salmos 82:

1 Dios está en la reunión de los dioses; En medio de los dioses juzga.

2 ¿Hasta cuándo juzgaréis injustamente, Y aceptaréis las personas de los impíos? Selah

3 Defended al débil y al huérfano; Haced justicia al afligido y al menesteroso.

4 Librad al afligido y al necesitado; Libradlo de mano de los impíos.

5 No saben, no entienden, Andan en tinieblas; Tiemblan todos los cimientos de la tierra.

6 Yo dije: Vosotros sois dioses, Y todos vosotros hijos del Altísimo;

7 Pero como hombres moriréis, Y como cualquiera de los príncipes caeréis.

8 Levántate, oh Dios, juzga la tierra; Porque tú heredarás todas las naciones.

Muchos dicen: "tengo fe en Jesús", estoy salvo entonces…

Pero hay que tener fe según el proceso de la obra de Dios, según el avance de la Palabra de Dios, según cómo se avanza en la disciplina personal, y según el tiempo de Dios.

A tiempo de hoy, si uno dice "tengo fe en Jesús" y eso en el pasado le sirvió para justificarse y crecer en la iglesia; pero si hoy no puede "morir", si no puede "matar o dividir"… no tiene fe en Jesús. No puede heredar, ni sus hijos si no aprenden y se ponen a las alturas de los tiempos de Dios que corresponderán a sus hijos… no heredarán la tierra.

Finalmente hemos encontrado hoy, o entendido hoy; la conexión olvidada, perdida, o no entendida entre el mundo antiguo y el mundo desde Abraham hasta la fecha.

Ahora, no es simplemente "hay que creer y abrazar el pacto de Abraham con fe", sino que sí existe un antecedente del por qué.

Hoy también entendemos por qué el juicio que hoy vino sobre todos los llamados, que predecían a través de las palabras y del juicio del diluvio en tiempos de Noé, y hoy se juzga con el fuego. En donde todos los hombres son como hierbas y su gloria como flor de la hierba del campo.

Romanos 10:

16 Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?

17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

18 Pero digo: ¿No han oído? Antes bien, Por toda la tierra ha salido la voz de ellos, Y hasta los fines de la tierra sus palabras.

19 También digo: ¿No ha conocido esto Israel? Primeramente Moisés dice: Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; Con pueblo insensato os provocaré a ira.

20 E Isaías dice resueltamente: Fui hallado de los que no me buscaban; Me manifesté a los que no preguntaban por mí.

21 Pero acerca de Israel dice: Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde y contradictor.

Hoy todos dicen que tienen fe en Jesús, así que nadie puede librarse del juicio de Dios como ignorantes.

Porque nosotros también hemos creído sin conocer todos los detalles, ni todas las razones; por más que Dios nos ha dado partes incongruentes, partes desconocidas pero sí hemos creído, sí hemos dado nuestras vidas, sí hemos puesto en hornos de fuego, en tinieblas de muerte porque hemos creído, y Dios nos ha dado según nuestra justicia.

Como el diluvio, aquellos quienes vivieron sus propias justicias y según sus doctrinas, todos están muertos. Todos los que están fuera de la puerta que se ha cerrado, las vírgenes prudentes adentro y las que están afuera en las tinieblas hasta el día de sus muertes.

Apocalipsis 20:

1 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano.

2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años;

3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Ésta es la primera resurrección.

6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

Hebreos 6:

1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,

2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.

3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.

4 Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,

5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,

6 y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.

7 Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios;

8 pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada.

9 Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así.

10 Porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido a los santos y sirviéndoles aún.

11 Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,

12 a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,

14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.

15 Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.

16 Porque los hombres ciertamente juran por uno mayor que ellos, y para ellos el fin de toda controversia es el juramento para confirmación.

17 Por lo cual, queriendo Dios mostrar más abundantemente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento;

18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

19 La cual tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,

20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.

Hay que tener muy presente cuán malo, y cuánta maldad es generalizar el evangelio de Jesucristo, predicar el amor de Cristo y generalizarlo para que todos "entren" en el reino de los cielos.

San Mateo 5:

34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios;

35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey.

36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello.

37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede.

38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente.

39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra;

40 y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa;

41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.

42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses.

Obras, acciones y decisiones que afectan tu fe, tu vida

Tuesday, October 31, 2017

11:11

Pero si Abram ya estaba afuera de su tierra, de su parentela, de su tierra;

¿por qué dice Jehová que sucederá esto con la descendencia de Abram?

Génesis 15:

13 Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.

14 Mas también a la nación a la cual servirán, juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza.

15 Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena vejez.

16 Y en la cuarta generación volverán acá; porque aún no ha llegado a su colmo la maldad del amorreo hasta aquí.

17 Y sucedió que puesto el sol, y ya oscurecido, se veía un horno humeando, y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos.

18 En aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo: A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el río Éufrates;

19 la tierra de los ceneos, los cenezeos, los admoneos,

20 los heteos, los ferezeos, los refaítas,

21 los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.

Es que todos tienen que tener un "inicio igual en algún punto", o sea, que todos los padres de familia en algún punto sean iguales, sean israelitas, sean judíos, sean gentiles o sean evangélicos.

Que salgan todos de las tinieblas, que todos salgán de casas de prisión y que busquen justificarse y que así enseñen a sus hijos de generación en generación.

Así fue hasta que en nuestro tiempo, todo este pacto viejo fue terminado y que debía terminarse con a través del hijo del Hombre que Dios dispone.

Ahora hemos de aprender cómo irán cambiando esto dentro del Pacto Nuevo, porque si existiera la posibilidad de volver al pacto antiguo es que no hemos vencido completamente el pecado, ni la muerte.

Como les dije, hay que aprender muchas cosas de nuevo, porque la palabra de Dios dice:

Romanos 6:

7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado.

8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;

9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.

10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive.

Hebreos 2:

14 Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo,

15 y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.

16 Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham.

Si necesitáramos volver a morir, o si lo que hemos alcanzado una vez por medio del padecimiento en Cristo y de la muerte, creyendo en la resurrección; no tendría ninguna validez.

Por eso, ustedes que están en este período de transición entre una era y la siguiente; participan de las obras del hijo del Hombre y se justifican. Falta que se justifiquen en los discípulos para mostrar la muerte, y enseñarlos a que mueran también y entren en el Pacto Nuevo y Eterno.

Pero el tema es que ya han participado de la muerte, ya están en el Pacto Nuevo… pero parte falta que se culmine, porque tienen que amar al hermano como a sí mismo en Cristo Jesús y mostrar el ejemplo. Pero con fe y con paciencia, sí o sí sucederá, porque ya están en el final, después de la meta.

Así, tienen que hacer las cosas con más fuerza, con más confianza y certeza; porque lo que ya está dentro, Dios hará todo lo necesario, ayudará en todo lo que sea necesario para que el final sea cumplido en los diversos procesos parciales y previos.

Por eso, Jesús también decía a sus discípulos:

San Juan 15:

1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.

2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto.

3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado.

4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí.

5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.

8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

9 Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.

10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.

11 Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.

12 Éste es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.

13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

14 Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer.

Todavía faltaba que Jesús muriese en la cruz, pero es simplemente es una cuestión de tiempo cronológico, pero el hecho que están y permanecen es una hecho consumado. Y a ellos también les faltó que amasen a los hermanos como a sí mismos.

***********************

Hay que tener cuidado de no crear obras, de no ocasionar errores, de no tomar decisiones que afecten tu fe, ni tu vida; que después se tenga que cortar, que se tenga que dividir, que se tenga que perder.

La ansiedad, la falta de calma, el no poder controlar sus emociones, ni sus hijos, o las cosas que ocasionan perjuicio, que causen divisiones mañana… son decisiones que hay que tomar con fuerza, con convicción y determinación.

Es mejor decir "NO" hoy, que mañana tener que: cortar, que dividir, que separar, que hacer morir.

Igualmente a los discípulos, hay que poner mano fuerte, convincente y con decisión.

***********************

CONCLUSIóON:

Matar y dividir, sacar y salirse del mundo de las tinieblas, de las casas de prisión, escoger a Jehová; son las condiciones para "heredar la tierra".

Tu circuncisión en Cristo para entrar y permanecer en el Pacto

Tuesday, October 31, 2017

12:39

Antes que tú seas multiplicado como las estrellas del cielo, y como la arena de la playa del mar,

Antes que Dios te haga un pacto de descendencia, tienes que cumplir una condición.

Así como había una condición para que Dios haga un pacto para darte la tierra, y era:

Génesis 15:

1 Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.

Porque tenía que matar y dividir, había que separar, morirse, abandonar y renunciar respecto al mundo, a las idolatrías del corazón de los hombres, de todas las ligaduras que el hombre se hizo y del cual está atado.

Para que Dios te dé el pacto contigo y con tus hijos por generaciones, tienes que cumplir esta condición previa:

Génesis 17:

1 Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.

2 Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.

Cuando se habla de hijo, es todo el camino que el hombre debe caminar incluso cuando está soltero/soltera, y en todo tiene que ser perfecto.

Entonces, cuando eso se cumpla, entonces: "y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera".

No es quemarse diciendo: ¿Por qué Dios no me da? Sino debe andar y vivir delante de Dios Todopoderoso, y ser perfecto.

¿Cómo sé que Dios me bendice y hace un pacto conmigo y con mi descendencia? El Dios Todopoderoso cambia tu nombre, o existe una mención específica cuando lo has alcanzado.

Génesis 17:

4 He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.

5 Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.

6 Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti.

7 Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.

8 Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.

También esto sucedió con Jacob, porque así afirmó su casa:

Génesis 32:

24 Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.

25 Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.

26 Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices.

27 Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.

28 Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

Jehová dijo al rey David:

2 Samuel 7:

8 Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueses príncipe sobre mi pueblo, sobre Israel;

9 y he estado contigo en todo cuanto has andado, y delante de ti he destruido a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra.

10 Además, yo fijaré lugar a mi pueblo Israel y lo plantaré, para que habite en su lugar y nunca más sea removido, ni los inicuos le aflijan más, como al principio,

11 desde el día en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; y a ti te daré descanso de todos tus enemigos. Asimismo Jehová te hace saber que él te hará casa.

12 Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.

13 El edificará casa a mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino.

14 Yo le seré a él padre, y él me será a mí hijo. Y si él hiciere mal, yo le castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres;

15 pero mi misericordia no se apartará de él como la aparté de Saúl, al cual quité de delante de ti.

16 Y será afirmada tu casa y tu reino para siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente.

Por eso, existen las promesas que Dios puede revelar, o el plan o meta a la cual Dios está dispuesto a realizar contigo, mas eres tú quien creyendo en el Dios Todopoderoso, tienes que guardar primeramente las condicones de la tierra, y luego estas condicones de los hijos y descendencia; que exista una visión o promesa de cómo será o hasta dónde se llegará a ser.

Estas son CONDICIONES PREVIAS

*********************************************************

Aquellas condiciones que llevan definitivamente para recibir la bendición de multiplicar los hijos y su descendencia como las estrellas del cielo en multitud:

Ahora, andar perfecto significa que uno tiene que "circuncidarse el corazón en el Espíritu de Cristo Jesús", si en el principio Jehová entregó la circuncisión en la carne y en el niño de 8 días que nacía; según evolucionara el Evangelio de la Luz, el hombre debería ir "perfeccionándose según esas revelaciones y nuevas exigencias".

Génesis 17:

9 Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones.

10 Éste es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros.

11 Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros.

12 Y de edad de ocho días será circuncidado todo varón entre vosotros por vuestras generaciones; el nacido en casa, y el comprado por dinero a cualquier extranjero, que no fuere de tu linaje.

13 Debe ser circuncidado el nacido en tu casa, y el comprado por tu dinero; y estará mi pacto en vuestra carne por pacto perpetuo.

Pero toda persona quien no se quiere circuncidar en el prepucio de su corazón:

Génesis 17:

14 Y el varón incircunciso, el que no hubiere circuncidado la carne de su prepucio, aquella persona será cortada de su pueblo; ha violado mi pacto.

Deuteronomio 10:

15 Solamente de tus padres se agradó Jehová para amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, a vosotros, de entre todos los pueblos, como en este día.

16 Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz.

17 Porque Jehová vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho;

18 que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido.

19 Amaréis, pues, al extranjero; porque extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.

20 A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás.

21 Él es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto.

22 Con setenta personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehová te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud.

Colosenses 2:

11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;

12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.

13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Y hoy la circuncisión no es solamente "cortarse y derramar sangre", sino es participar en la muerte en Cristo Jesús, según las condiciones que el Espíritu Santo le irá imponiendo, porque el Dios Todopoderoso hoy nos ha mostrado a qué límites hay que llegar con nosotros.

Conclusión:

Todo padre hoy quien no se circuncida a sí mismo en Cristo Jesús está quebrantando el pacto, ni el padre no hace circuncidar a sus hijos en el Espíritu de Cristo, los está condenando para que no sean parte del pacto.

Como maestros y pastores, amar al hermanos como a nosotros mismos, es guiarlos, enseñar todo lo que sea necesario, mostrar todo cuanto sea necesario para que ellos también circunciden los prepucios de sus corazones en Cristo.

1 Corintios 15:

20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.

22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.

23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.

24 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia.

25 Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies.

26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte.

27 Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas.

28 Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.

Los nombres de Dios

Wednesday, November 1, 2017

09:41

Es sabido que el nombre de Dios que se revela en cada momento, para cada ocasión, las palabras que selecciona nos indican una característica de su manifestación, o de cómo hemos de esperar en fe sus respuestas, o qué hará Dios para mostrar el cumplimiento.

Si con la tierra, para que uno pueda recibirla y legarla a los hijos, dice: No temas, Yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande. Y Dios exige que sean capaz y fuerte para matar, para dividir, para escoger lo correcto y verdadero:

Génesis 15:

1 Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande.

3 Dijo también Abram: Mira que no me has dado prole, y he aquí que será mi heredero un esclavo nacido en mi casa.

4 Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo: No te heredará éste, sino un hijo tuyo será el que te heredará.

5 Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.

6 Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.

7 Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.

8 Y él respondió: Señor Jehová, ¿en qué conoceré que la he de heredar?

9 Y le dijo: Tráeme una becerra de tres años, y una cabra de tres años, y un carnero de tres años, una tórtola también, y un palomino.

10 Y tomó él todo esto, y los partió por la mitad, y puso cada mitad una enfrente de la otra; mas no partió las aves.

Siempre en las palabras de Dios, aparecen vacíos no especificados: un hijo tuyo será el que te heredará. Es por eso, que cabe la idea de un hijo nacido de la esclava, al cual accedió Abram escuchando la voz de su mujer.

Por eso, es siempre importante saber bien las leyes de Dios, el buen orden de las cosas y el fiel cumplimiento: Porque más adelante dice:

Génesis 17:

1 Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.

2 Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera.

3 Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:

4 He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes.

5 Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.

6 Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti.

7 Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti.

Trece años pasaron desde que nació Ismael, ¿por qué ha pasado tanto tiempo? ¿Para mostrar Dios cómo Abram se había equivocado al escuchar la voz de su mujer? ¿De tener un hijo que no debía concebirse? El silencio de Dios implica mucho, dice mucho.

El hombre siempre es apresurado en sus decisiones, y muchas veces se empecina en su pensamiento y trata de encausar hacia Dios y pretende que Jehová acepte, bendiga dentro del pacto.

Para no equivocarse, para no errar sea de personas, de ideas, de elementos que parecen posibles y buenos a los ojos de los hombres; pero que en realidad no es camino de Dios.

Por eso, todo lo relacionado a la familia, a la mujer o marido, a la cuestión de hijos del pacto, está relacionado con "YO SOY EL DIOS TODOPODEROSO; ANDA DELANTE DE MÍ Y SÉ PERFECTO".

Está mal: ¡Casarse con cualquier persona del sexo opuesto, la primera que aparezca, la mejor que encuentre (sea hombre o mujer) y que Dios bendiga y luego que le dé hijos en el pacto es chocar y negar completamente estas palabras: YO SOY EL DIOS TODOPODEROSO; ANDA DELANTE DE MÍ Y SÉ PERFECTO.

¿Qué puede hacer el hombre? Solamente andar delante de Dios como dicen sus palabras, y ser perfecto. Y esperar por completo en el Dios Todopoderoso, venciendo o luchando todos los miedos, temores, paso del tiempo, voces de alarma de hombres, las edades fértiles y prudentes para concebir, para criar, para amamantar. Porque en todo, Dios en su característica única de "Todopoderoso" hará tu familia, y tendrás tus hijos. Por eso, hay que cuidar mucho de las voces alarmistas, de las voces del mundo, las voces científicas, las voces de incrédulos.

2 Pedro 1:

5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

No es cuestión de hacer sufrir al hombre, ni al hecho de torturar en la fe; sino Dios aprovecha estas cosas para probar la fe, para que alcancemos las justicias, y las perfecciones necesarias para "heredar un hijo de Dios".

¿Y cuán perfecto y rectamente hay que caminar delante de Dios? Pues si miramos cómo nacen los hijos de Abraham, los hijos de Isaac, los hijos de Jacob, los hijos de David; nos enseña cuán celosos por Jehová hemos de ser.

Hay que atender a los "nombres de Dios", que muestran una "cualidad", una "característica de conducta", un "modo de obrar" de Dios.

Así, ¿cuándo Jehová obrará como "yo soy tu escudo"? ¿O cuándo si dice "Yo soy el Dios Todopoderoso"? Por tanto, uno debe concienciarse y seguir con fe, hasta que se muestre delante de peligros, amenazas, de muerte para que Dios sea "escudo".

Entonces, ¿cuándo será Dios un DiosTodopoderoso? ¿Cómo el hombre o la mujer puede tener fe hasta que se cumpla el tiempo donde el Dios Todopoderoso se manifieste?

Dice Abraham:

Génesis 17:

17 Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir?

18 Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti.

19 Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él.

Génesis 18:

9 Y le dijeron: ¿Dónde está Sara tu mujer? Y él respondió: Aquí en la tienda.

10 Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él.

11 Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres.

12 Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo?

13 Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?

14 ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo.

15 Entonces Sara negó, diciendo: No me reí; porque tuvo miedo. Y él dijo: No es así, sino que te has reído.

Y esta risa no es buena, esta respuesta burlona contra Dios Todopoderoso no es bueno. Y se puede decir que esta es una de las razones por qué Sara muere temprano con respecto a Abraham, y no puede ver los hijos de Isaac. Y esto también causa que Abraham después tenga otra concubina y tenga más hijos con Cetura.

OBSERVACIÓN: ES NECESARIO QUE EN LA NUEVA IGLESIA CUIDEMOS DE FORMAR ESTE AMBIENTE DE CONOCIMIENTO, DE ESPERANZA EN EL DIOS TODOPODEROSO, DE TENER PERSONAS QUIENES AYUDEN A LOS MÁS DÉBILES Y MÁS JÓVENES A SABER AGUARDAR EN EL DIOS TODOPODEROSO, Y ASÍ UN AMBIENTE PROSPICIO PARA LA FAMILIA DE LA FE Y DEL PACTO.

Así también, al igual que la fe en el Dios Todopoderoso se requiere para ver a un hijo de la promesa; y de esto se aprende para que uno también confíe en el Dios Todopoderoso para ver a YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA; por eso Jesús dice:

San Juan 11:

39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.

40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.

42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.

43 Y habiendo dicho esto, clamó a gran voz: ¡Lázaro, ven fuera!

44 Y el que había muerto salió, atadas las manos y los pies con vendas, y el rostro envuelto en un sudario. Jesús les dijo: Desatadle, y dejadle ir.

Desde el nacimiento de un niño imposible dentro del pacto, hasta que uno también tenga la fe en el Dios Todopoderoso que hace "resucitar a un muerto" y volverlo a la vida, es el mismo proceso de un aprendizaje contínuo y constante.

Por eso, se le pregunta al profeta:

Ezequiel 37:

1 La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos.

2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera.

3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes.

4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová.

5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.

6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.

7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.

8 Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.

9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.

10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.

11 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos.

12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.

13 Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío.

14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová.

Dios, puede especificar su nombre claramente para que el hombre aprenda como "Dios Todopoderoso", pero también realiza obras como este de Ezequiel 37, en donde solamente un Dios Todopoderoso puede levantar a hombres muertos, y que sus huesos están secos. Hacer que Israel vuelva, que los dispersos vuelvan, todo está dentro de esta categoría de obra de Jehová Dios.

***********************************************

ANDA DELANTE DE MÍ Y SÉ PERFECTO:

También tiene que ver en cómo uno debe utilizar los instrumentos y las cualidades de Dios según el nombre que nos dá.

En la biblia, existen muchos nombres de Dios, de Jehová, de Jesús, del Espíritu Santo.

Pero anda delante de mí y sé perfecto, también tiene que ver con: ¿en qué proceso estás viviendo?

Alguien puede decir: ¿qué problema tiene Dios de realizar simplemente un milagro y que nazca el niño? ¿Por qué debemos vivir y andar por todo el proceso?

Justamente ahí es andar delante de Dios y ser perfecto; sabemos que Dios todo lo puede hacer, pero saber andar dentro del contenido a que está sometido el hombre en este momento y aguardar pacientemente hasta que Dios dé la solución es fe, es andar delante de Dios y ser perfecto.

Esto es también lo que me han recriminado los evangélicos con lo que ha sucedido con mi familia y en especial con Claudia. Cuando se les avisó que estamos esperando la resurrección porque así era el proceso; muchos criticaron y recriminaron: "si tienes fe, ¿por qué Dios no la sanó?" ¿Por qué no hizo el milagro de sanarla?

Muchos no entienden cómo es el proceso de Dios, las obras de Dios, la evolución de sus obras y el tiempo de Dios.

Eclesiastés 3:

1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.

2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;

3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;

4 tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;

5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;

6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;

7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;

8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.

9 ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?

10 Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él.

11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.

12 Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida;

13 y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.

14 He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.

15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

16 Vi más debajo del sol: en lugar del juicio, allí impiedad; y en lugar de la justicia, allí iniquidad.

17 Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace.

18 Dije en mi corazón: Es así, por causa de los hijos de los hombres, para que Dios los pruebe, y para que vean que ellos mismos son semejantes a las bestias.

19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad.

20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

21 ¿Quién sabe que el espíritu de los hijos de los hombres sube arriba, y que el espíritu del animal desciende abajo a la tierra?

22 Así, pues, he visto que no hay cosa mejor para el hombre que alegrarse en su trabajo, porque ésta es su parte; porque ¿quién lo llevará para que vea lo que ha de ser después de él?

La fe, andar delante de Dios, ser perfecto; es saber andar dentro de los límites de un proceso, dentro de las palabras que Dios da. Es la razón por qué los evangélicos utilizan cualquier método de hombre para resolver sus problemas y luego dicen que Dios les ha ayudado; por eso permanecen ciegos y están muertos.

Dios Todopoderoso, sí todo lo puede; pero también Todo lo puede dentro de las limitaciones a que él nos impone. Lo que quiere ver es: si nosotros tenemos la fe para andar dentro de ese poco espacio, y poner nuestra esperanza más allá de toda esperanza, para ver al Dios Todopoderoso.

1 Corintios 10:

23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.

Por eso, las condiciones en que estamos, las pruebas que afrontamos, las pocas palabras con que tenemos acceso para perseverar en la fe y guardar nuestra santidad en Cristo Jesús; hace que la fe y la justicia de nuestra fe sea más intensa y se perfeccione.

Hay que cuidar de que la mente del hombre, y sobre todo las voces de hombres del mundo y los conocimientos del mundo, no les haga divagar por todos los conocimientos y soluciones que existen en el mundo.

Saber estar quieto, forzar a que tu cuerpo, tus acciones, tu mente esté firme dentro de los límites que te impone Dios es la fe, y es tu justicia de andar delante de Dios y ser perfecto.

Y hay que cuidarse de las malas lenguas, de las murmuraciones, de aquellos quienes no conocen a Dios, ni han vivido dentro del pacto y quieren opinar acerca de todo asunto.

Esto es parte de la virtud de tu fe, de tu conocimiento, de tu paciencia, de tu dominio propio.

Pedir o buscarse ayuda en incrédulos, en aquellos que nunca han vivido en el pacto, ni se han adentrado dentro del pacto; y menos aquellos quienes desean utilizar la biblia como un diccionario, o un libro de respuestas, o de milagros, o una receta médica e inmediata se equivocan.

Y estas son cosas que no se pueden aprender de un libro, ni de libros de recetas que escriben muchos evangélicos y que dan respuestas instantáneas a todas las cosas. Seguramente que habrán encontrado las respuestas que esperan sus deseos y sus carnes; pero han perdido a Cristo Jesús.

Cuando uno sobrepasa el proceso en que está puesto, y en lugar de utilizar con fe y confiar en las Palabras de Dios y en su nombre que nos ha revelado, o los instrumentos con que hemos de mantenernos en esperanza; UNO PIERDE DE VISTA A DIOS. Y NO LO ENCONTRARÁ MÁS, PORQUE HA PASADO AL MARGEN DE LOS HOMBRES.

El ocaso y la vida

Wednesday, November 1, 2017

10:26

Cuando el hombre de fe quien supuestamente conoce a Jesucristo, y quiere realizar su propia vida, y entiende que no tiene mucho tiempo, que su vida no está más de 70 a 80 años, y se apura; ciertamente que terminará en su ocaso como Lot. Porque han pasado aproximadamente 15 a 20 años en que se separó de Abram y se encaminó a Sodoma y Gomorra.

Y los mismos ángeles de acompañaron a Dios en su encuentro con Abraham a los 99 años para dar la buena noticia del Dios Todopoderoso para el nacimiento de Isaac; se dirigieron a Sodoma y Gomorra para sacar a Lot porque se venía la destrucción.

El ocaso de uno y el inicio de la vida del otro.

Así, no es esperar en cualquier Dios, sino que hay que saber aguardar según el Nombre que aparece en la biblia para cada caso.

Esta es la característica del Dios Todopoderoso, y por eso, hay que armarse de una gran fe, una gran dosis de paciencia, saber a qué esperar o cuánto esperar, y en qué perseverar hasta que se cumpla los tiempos de Dios.

Por eso dice la biblia:

"Volveos a mi reprensión"

Proverbios 1:

20 La sabiduría clama en las calles, Alza su voz en las plazas;

21 Clama en los principales lugares de reunión; En las entradas de las puertas de la ciudad dice sus razones.

22 ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, Y los burladores desearán el burlar, Y los insensatos aborrecerán la ciencia?

23 Volveos a mi reprensión; He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, Y os haré saber mis palabras.

24 Por cuanto llamé, y no quisisteis oír, Extendí mi mano, y no hubo quien atendiese,

25 Sino que desechasteis todo consejo mío Y mi reprensión no quisisteis,

26 También yo me reiré en vuestra calamidad, Y me burlaré cuando os viniere lo que teméis;

27 Cuando viniere como una destrucción lo que teméis, Y vuestra calamidad llegare como un torbellino; Cuando sobre vosotros viniere tribulación y angustia.

28 Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán.

29 Por cuanto aborrecieron la sabiduría, Y no escogieron el temor de Jehová,

30 Ni quisieron mi consejo, Y menospreciaron toda reprensión mía,

31 Comerán del fruto de su camino, Y serán hastiados de sus propios consejos.

32 Porque el desvío de los ignorantes los matará, Y la prosperidad de los necios los echará a perder;

33 Mas el que me oyere, habitará confiadamente Y vivirá tranquilo, sin temor del mal.

Hay que saber algo importante:

En el proceso en que está Dios en su obra global, y en el cual nos hace vivir y prepararnos, y tenemos que condiconarnos para vivir en fe.

Que Dios no va a obrar fuera de ese proceso, de ese tiempo. Así que, si uno se sale de ella, y quiere caminar por sus caminos, por sus tiempos; perderá de vista a Dios, y cuando clame porque sus problemas se han multiplicado, Jehová dice "no te responderé" en tu calamidad.

Entonces, todo lo que dice que encontró a Dios y la respuesta de Dios, en realidad es Satanás vestido de oveja o de pastor.

Por eso, no hay que crearse otros problemas, ni hay que salirse del camino angosto a la cual está puesto el hombre dentro del pacto. Y justamente por eso es angosto el camino que lleva a la vida, pues solamente en ella va a encontrar a Dios, al Dios Todopoderoso, al Padre Celestial y encontrarás tu vida en Cristo Jesús.

Isaías 55:

1 A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.

2 ¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.

3 Inclinad vuestro oído, y venid a mí; oíd, y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros pacto eterno, las misericordias firmes a David.

4 He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones.

**************************************

Generalmente no hay más de una oportunidad de hacer las cosas. Vemos cómo Lot escogió una, pero desde el día que se alejó de Abram el tiempo de su ocaso había comenzado.

Y esto no lo sienten los hombres quienes sienten que son elegidos, y vemos en el libro de Pedro que Lot todos los días se afligía por las maldades de los hombres de su ciudad, más los demás males que había sobre su familia, o cómo todo el mal de la ciudad sobrevenía sobre él… tuvo sí una advertencia, pero persistió en ella; hasta el día de la destrucción.

En cambio, en el mismo día en que los ángeles se dirigían a Sodoma y Gomorra para salvar a Lot, Jehová hablaba con Abraham para prometerles el hijo de la promesa para dentro de un año.

La maldad de la tierra debe subir hasta el cielo, para que la tierra sea de herencia para los elegidos y quienes permanecen en el pacto según justicia. Y durante todo ese tiempo de declive y ocaso, hay que saber mantenerse firme y en vida. Son tiempos de comparaciones muy fuertes, de ansiedad y de deseos de la carne y necesidad muy difíciles de sobrellevar si no tiene los ojos puestos en aquellas cosas que sí importan, y te hacen estar en esperanza.

El conocimiento y la esperanza en el Dios Todopoderoso debe ser alimentado como un fuego que consume la leña, si no es suministrado constantemente por el Espíritu Santo y dentro de las leyes de los mandamientos, es imposible llegar al destino.

¿Por quién interceder?

Thursday, November 2, 2017

11:12

¿Por quiénes hemos de interceder delante de Dios?

¿Se puede interceder por cualquier persona? ¿Interceder ante Dios por diferentes causas que suceden en el mundo?

¿Es injusto Dios quien juzga al mundo?

Génesis 18:

16 Y los varones se levantaron de allí, y miraron hacia Sodoma; y Abraham iba con ellos acompañándolos.

17 Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer,

18 habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?

19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.

20 Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo,

21 descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.

22 Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Jehová.

23 Y se acercó Abraham y dijo: ¿Destruirás también al justo con el impío?

24 Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él?

25 Lejos de ti el hacer tal, que hagas morir al justo con el impío, y que sea el justo tratado como el impío; nunca tal hagas. El Juez de toda la tierra, ¿no ha de hacer lo que es justo?

26 Entonces respondió Jehová: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos.

Esto es especialmente delicado desde la perspectiva de que uno tiene una bendición muy especial de Dios:

17 Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer,

18 habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?

¿Te opondrás al juicio que Dios dispone? ¿Orarás y pedirás a Jehová el Juez del mundo para que no destruya Sodoma o Gomorra?

Y la argucia que utiliza Abraham, "50 justos", "45 justos", …"10 justos"; ¿qué está haciendo Abraham quien será una nación grande y que en él serán benditas todas las naciones de la tierra?

¿Si existiesen 10 justos, cien mil personas pueden pecar, ser sodomitas e igual Dios debe perdonarlos?

¿Cómo es tu sistema de justicia, de pensamiento, de juicio?

¿La maldad cunde hasta el cielo y porque tu sobrino vive y tiene sus bienes en ese lugar; evitarás que se juzgue la tierra y que Jehová destruya? ¿Es así tu entendimiento de justicia?

¿Y por qué tu sobrino sabiendo de las maldades de la tierra, él a su tiempo, cuando hubo la primera guerra y aviso de Jehová no se salió y volvió a Abraham?

Hoy también suceden muchos juicios, fuegos, incendios, enfermedades, plagas, asesinatos, guerras, bombas, pero también vidas llenas de pecado y una promiscuidad terrible… ¿y querrás defender porque existen 10 justos? ¿Atarás así las manos de la justicia de Jehová Dios?

Por eso, predicamos a tiempo, evangelizamos a tiempo, tratamos de convencer a tiempo a los hombres de Dios para que salgan de esos mundos de tinieblas… Más cuando no se escucha, cuando se pasa el tiempo de la paciencia, de la espera, de la misericordia…

Cuando venga el juicio, se salvará si existe alguna razón, como en el caso de Lot, porque Jehová se acordó de Abram.

Génesis 19:

29 Así, cuando destruyó Dios las ciudades de la llanura, Dios se acordó de Abraham, y envió fuera a Lot de en medio de la destrucción, al asolar las ciudades donde Lot estaba.

Más bien, son los justos quienes deben salirse de esas ciudades, o que anden en el pacto y que Dios los separe mientras realiza los juicios correspondientes.

Por eso, Dios dice a los corintios, que también es una ciudad muy idólatra y pecadora:

1 Corintios 6:

16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.

17 Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,

18 Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

Pero cuando uno desoye a Jehová, y entra en ese mundo como Lot; sí llegará el juicio, y tendrá pérdidas.

1 Corintios 3:

11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,

13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.

14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.

15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.

16 ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

17 Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es.

¿Cómo defiende Jehová a su bendito?

Thursday, November 2, 2017

11:50

Hemos visto cómo Jehová prepara al hombre para que pueda heredar la tierra.

Hemos visto cómo Jehová prepara al hombre para que reciba al hijo del pacto.

Ahora veremos cómo Jehová cuida a su bendito, con quien hace un pacto y lo cuida, y lo defiende, aún en la debilidad:

Génesis 20:

1 De allí partió Abraham a la tierra del Neguev, y acampó entre Cades y Shur, y habitó como forastero en Gerar.

2 Y dijo Abraham de Sara su mujer: Es mi hermana. Y Abimelec rey de Gerar envió y tomó a Sara.

3 Pero Dios vino a Abimelec en sueños de noche, y le dijo: He aquí, muerto eres, a causa de la mujer que has tomado, la cual es casada con marido.

4 Mas Abimelec no se había llegado a ella, y dijo: Señor, ¿matarás también al inocente?

5 ¿No me dijo él: Mi hermana es; y ella también dijo: Es mi hermano? con sencillez de mi corazón y con limpieza de mis manos he hecho esto.

6 Y le dijo Dios en sueños: Yo también sé que con integridad de tu corazón has hecho esto; y yo también te detuve de pecar contra mí, y así no te permití que la tocases.

7 Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que de cierto morirás tú, y todos los tuyos.

Ciertamente que esto lleva un tiempo hasta que uno aprenda "cuán bendito eres" de Jehová. Y qué o cuánto realiza Dios para cuidarte, para guardarte.

Isaías 43:

1 Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.

3 Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.

4 Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.

5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.

6 Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,

7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.

Tú que has salido del mundo, y cuando el mundo te ha menospreciado, o te ha subyugado porque las tinieblas entendía que tú eres un pueblo escogido; es difícil creer que eres una persona especial, o no has probado aún de qué forma, hasta qué punto Jehová está por ti, y cuida tu vida y los tuyos porque eres estimado a los ojos de Jehová, y porque eres portador del pacto con Jehová.

Lo único que siempre tienes que esforzarte es que tú seas "de gran estima a los ojos de Jehová", que seas "honorable y que Jehová te ame".

Y tienes que andar con este entendimiento, con este porte de justicia y sobretodo de cuidado delante del Padre Celestial.

Aquí vemos cómo Abraham, aún su debilidad Jehová cuida de la descendencia, de la familia y que no exista contaminación.

También es necesario comprender la importancia del padre, de cómo viva delante de Jehová, para que Dios cuide a sus hijos, a su descendencia de cualquier intromisión de la generación de Dios.

Y en la misma manera en que Abimelec quería pecar, al tomar la mujer de Abraham, también Jehová cierra la matriz de todas las mujeres. Así el temor de Jehová se instaura sobre todos los hombres que viven alrededor de Abraham.

Como la biblia dice: Todos los que te bendijeren serán benditos, y los que te maldijeren serán malditos.

Como dije, la amplitud de esto, hasta qué límites Dios cuida a ti y a tu familia; y especialmente de aquellos quienes quieren quebrar el pacto, de aquellos quienes se salen fuera del pacto; son cosas que solamente Jehová sabe y él puede evitarlo.

Saber andar delante de Jehová, y ser perfecto; creer y esperar en el Dios Todopoderoso para que él haga el pacto posible, para ti, para tus hijos, para los hijos de los hijos para siempre.

Entonces, si una vida, la tuya que está en pacto con Jehová es más importante y tu nación es tan importante que Dios puede dar naciones por ti, por tu vida y para guardar tus generaciones; tanto de personas quienes estén dentro de la iglesia como de aquellos que están fuera de la iglesia.

Por eso la Palabra: No depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios quien tiene misericordia.

Así que, siempre uno tiene que ser muy firme, una persona del pacto, debe ser muy firme y se necesita de entereza para esperar en Jehová, el Dios Todopoderoso por la persona que él ha preparado, la pareja idónea, y ambos, tanto el hombre como la mujer están unidos desde el nacimiento por Jehová. Y eso, Dios en la medida en que el hombre sepa guardarse y permanece en el Pacto, hace que todo fluya, se encuentre y se concrete.

Generalmente los jóvenes no entienden esto, por eso; son los padres quienes deben andar con rectitud y perfección ante Jehová para que se vaya concretando como es necesario y en el tiempo correcto.

No está en el libre albedrío de los hombres, ni de las mujeres, ni de los jóvenes; ni deja Jehová que el mundo de los impíos se interponga en este su deseo y propósito.

Así el padre, el portador del pacto, debe hacer uso de este poder y autoridad que Jehová concede a los padres sobre la familia, sobre los hijos, y sobre las naciones que están alrededor de donde vive o tiene su herencia.

Por eso, la biblia habla de dos formas de quebrar el pacto, uno es por la idolatría y otro cuando el hombre se casa con la mujer fuera de su pacto. Porque a cada hombre le corresponde una costilla, es el principio de la varona.

Los padres quienes tienen el pacto, tienen que ser capaces de matar, de dividir, de partir, de separar; porque primeramente antes que el hijo, se escucha al padre cuando éste está dentro del pacto.

Como el pecado del adulterio, es el pecado que comete un hombre o mujer contra su esposa o esposo, también el que se sale fuera de su pacto, en realidad está cometiendo un "adulterio" contra Dios.

Como dice en Proverbios 5:

18 Sea bendito tu manantial, Y alégrate con la mujer de tu juventud,

19 Como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, Y en su amor recréate siempre.

20 ¿Y por qué, hijo mío, andarás ciego con la mujer ajena, Y abrazarás el seno de la extraña?

21 Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, Y él considera todas sus veredas.

22 Prenderán al impío sus propias iniquidades, Y retenido será con las cuerdas de su pecado.

23 El morirá por falta de corrección, Y errará por lo inmenso de su locura.

Malaquías 2:

11 Prevaricó Judá, y en Israel y en Jerusalén se ha cometido abominación; porque Judá ha profanado el santuario de Jehová que él amó, y se casó con hija de dios extraño.

12 Jehová cortará de las tiendas de Jacob al hombre que hiciere esto, al que vela y al que responde, y al que ofrece ofrenda a Jehová de los ejércitos.

13 Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano.

14 Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto.

15 ¿No hizo él uno, habiendo en él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud.

16 Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.

17 Habéis hecho cansar a Jehová con vuestras palabras. Y decís: ¿En qué le hemos cansado? En que decís: Cualquiera que hace mal agrada a Jehová, y en los tales se complace; o si no, ¿dónde está el Dios de justicia?

Esta mujer de tu juventud, no es la mujer que primero conozcas aún en la virginidad, sino es la mujer que el Dios Todopoderoso va preparando para tu generación y descendencia. Por tanto, si uno es escogido según la presciencia de Dios para santificación en el Espíritu Santo por medio de Cristo Jesús; ¿no preparará también la mujer para el escogido según su presciencia?

Es necesario que todos entiendan esto, y busquen con calma y esperanza. Porque no es como el hombre o su corazón desea, y en estas cosas, los padres quienes tienen el pacto y sus hijos están dentro de la casa todavía sujetarse a esta verdad.

Porque quebrar esto, es como quebrar tu pacto con Jehová; pero también si un padre sabe honrar esto, seguro que Jehová Dios Todopoderoso también honrará el pacto para con sus hijos y las familias de sus hijos.

Si esto no sucediera, jamás se llegaría a la perfección, jamás se formaría la familia de Dios en la tierra.

Y como dice aquí en Génesis 20, cuando un hombre quiebra esto, o cuando no enseña a sus hijos, o cuando no lo impone a sus hijos, la matriz de las mujeres se cierran para no tener hijos.

Génesis 20:

14 Entonces Abimelec tomó ovejas y vacas, y siervos y siervas, y se los dio a Abraham, y le devolvió a Sara su mujer.

15 Y dijo Abimelec: He aquí mi tierra está delante de ti; habita donde bien te parezca.

16 Y a Sara dijo: He aquí he dado mil monedas de plata a tu hermano; mira que él te es como un velo para los ojos de todos los que están contigo, y para con todos; así fue vindicada.

17 Entonces Abraham oró a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas, y tuvieron hijos.

18 Porque Jehová había cerrado completamente toda matriz de la casa de Abimelec, a causa de Sara mujer de Abraham.

El nacimiento del hijo de la promesa

Thursday, November 2, 2017

13:21

Tanto el matrimonio con la persona del pacto que Dios ha preparado como escogido según su presciencia y en santidad del Espíritu Santo como el nacimiento del hijo del pacto son asunto muy delicados y especialmente cuidados por Jehová.

Estos dos aspectos son especialmente cuidados (repito), y Jehová Dios Todopoderoso lo administra con especial celo:

Proverbios 19:

14 La casa y las riquezas son herencia de los padres; Mas de Jehová la mujer prudente.

Y esto es muy diferente a los amoríos que los hombres del mundo, o inclusive los evangélicos piensan con respecto al matrimonio, o el matrimonio dentro de la iglesia.

Este será un punto especialmente duro, conflictivo y que se requerirá de mucha madurez y "pobreza de espíritu", porque en nuestra iglesia se casarán oficialmente personas quienes se demuestren que son "parejas preparados por Dios según su presciencia".

¡Significa que no existirá ni se admitirá el "matrimonio express"!

Es necesario enseñar a los hijos, y que los hijos se tomen conciencia de cuánto es el tiempo que Dios prepara a los hombres, para darles el hijo de la promesa.

Levítico 20:

1 Habló Jehová a Moisés, diciendo:

2 Dirás asimismo a los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de los extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus hijos a Moloc, de seguro morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará.

3 Y yo pondré mi rostro contra el tal varón, y lo cortaré de entre su pueblo, por cuanto dio de sus hijos a Moloc, contaminando mi santuario y profanando mi santo nombre.

4 Si el pueblo de la tierra cerrare sus ojos respecto de aquel varón que hubiere dado de sus hijos a Moloc, para no matarle,

5 entonces yo pondré mi rostro contra aquel varón y contra su familia, y le cortaré de entre su pueblo, con todos los que fornicaron en pos de él prostituyéndose con Moloc.

6 Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo.

7 Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios.

8 Y guardad mis estatutos, y ponedlos por obra. Yo Jehová que os santifico.

9 Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él.

10 Si un hombre cometiere adulterio con la mujer de su prójimo, el adúltero y la adúltera indefectiblemente serán muertos.

Un hijo del pacto no nace porque dos creyentes lo quieren o desean, ni cuando vive o hace injusticia.

Por eso, se debe saber vivir en esperanza, y es el Dios Todopoderoso quien te da mujer y quien te da el hijo de la promesa; cuando aprendas y seas cumplidor y fiel en tu pacto con Jehová.

Porque cada persona nace con un espíritu y eso no se puede cambiar, un hijo nace o no con un pacto y eso no se puede cambiar, ni puede adquirirse por obras, por voluntad de varón o por herencia de hombres.

2 Pedro 3:

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,

12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.

15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación;

Cada hijo de la promesa que nace en el mundo, también son divididos, separados, y muertos otros. Porque siempre donde la luz resplandece, las tinieblas se apartan.

1 Pedro 1:

4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,

5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas. (1 Pet. 1:4-9 R60)

Génesis 21:

9 Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac.

10 Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo.

11 Este dicho pareció grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo.

12 Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.

13 Y también del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente.

14 Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba.

¿Las divisiones, los cortes, las muertes, las despedidas son difíciles?

Pues hay que tener un gran temor de Jehová para no cometer errores, y especialmente con respecto a los hijos del pacto.

Engrandeceré tu nombre, y serás bendición

Friday, November 3, 2017

09:59

Génesis 12

1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.

3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

¡Finalmente! Finalmente entendemos qué significan

Génesis 58:

11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

13 Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras,

14 entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.

Como mostró en la fuerza, en la valentía y en cómo Jehová le apoyó en la batalla para recuperar a sus sobrino Lot que fue llevado cautivo cuando se produjo la guerra de las naciones, y así le apareció el sacerdote Melquisedec para bendecirle:

Génesis 14:

14 Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y armó a sus criados, los nacidos en su casa, trescientos dieciocho, y los siguió hasta Dan.

15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de Damasco.

16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y demás gente.

17 Cuando volvía de la derrota de Quedorlaomer y de los reyes que con él estaban, salió el rey de Sodoma a recibirlo al valle de Save, que es el Valle del Rey.

18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino;

19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra;

20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Como le contó Jehová su plan para juzgar a Sodoma y Gomorra antes que venga el juicio:

Génesis 18:

17 Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer,

18 habiendo de ser Abraham una nación grande y fuerte, y habiendo de ser benditas en él todas las naciones de la tierra?

19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.

20 Entonces Jehová le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo,

21 descenderé ahora, y veré si han consumado su obra según el clamor que ha venido hasta mí; y si no, lo sabré.

22 Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de Jehová.

Engrandeció el nombre de Jehová ante el rey Abimelec quien le había llevado su mujer Sara, y Jehová le defendió para imponer cuán "bendito es de Jehová" y engrandecer su nombre sobre todos los hombres del mundo:

Génesis 20:

7 Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que de cierto morirás tú, y todos los tuyos.

8 Entonces Abimelec se levantó de mañana y llamó a todos sus siervos, y dijo todas estas palabras en los oídos de ellos; y temieron los hombres en gran manera.

9 Después llamó Abimelec a Abraham, y le dijo: ¿Qué nos has hecho? ¿En qué pequé yo contra ti, que has atraído sobre mí y sobre mi reino tan grande pecado? Lo que no debiste hacer has hecho conmigo.

10 Dijo también Abimelec a Abraham: ¿Qué pensabas, para que hicieses esto?

11 Y Abraham respondió: Porque dije para mí: Ciertamente no hay temor de Dios en este lugar, y me matarán por causa de mi mujer.

12 Y a la verdad también es mi hermana, hija de mi padre, mas no hija de mi madre, y la tomé por mujer.

E hizo que el mundo, quienes solamente conocen de poder por medio de guerras, de riquezas, de comodidades, de lujos; Jehová los mata, los apresa, los condiciona para que sirvan a Abraham y que nadie se les acerque, porque el temor de Jehová cayó sobre Abimelec y su pueblo:

Génesis 20:

14 Entonces Abimelec tomó ovejas y vacas, y siervos y siervas, y se los dio a Abraham, y le devolvió a Sara su mujer.

15 Y dijo Abimelec: He aquí mi tierra está delante de ti; habita donde bien te parezca.

16 Y a Sara dijo: He aquí he dado mil monedas de plata a tu hermano; mira que él te es como un velo para los ojos de todos los que están contigo, y para con todos; así fue vindicada.

17 Entonces Abraham oró a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas, y tuvieron hijos.

18 Porque Jehová había cerrado completamente toda matriz de la casa de Abimelec, a causa de Sara mujer de Abraham.

Estos son los cimientos, las ruinas que desde generaciones han sido destruidas, porque el hombre no ha caminado delante de Jehová, porque no ha cumplido el pacto que le había prometido a Abraham. Y a lo largo de la historia, en muy pocas ocasiones se ha visto el poder de "Jehová de los ejércitos" y que el temor de Jehová caida sobre los pueblos vecinos.

En tiempos de Josafat, se escribe esto:

2 Crónicas 17:

1 Reinó en su lugar Josafat su hijo, el cual se hizo fuerte contra Israel.

2 Puso ejércitos en todas las ciudades fortificadas de Judá, y colocó gente de guarnición en tierra de Judá, y asimismo en las ciudades de Efraín que su padre Asa había tomado.

3 Y Jehová estuvo con Josafat, porque anduvo en los primeros caminos de David su padre, y no buscó a los baales,

4 sino que buscó al Dios de su padre, y anduvo en sus mandamientos, y no según las obras de Israel.

5 Jehová, por tanto, confirmó el reino en su mano, y todo Judá dio a Josafat presentes; y tuvo riquezas y gloria en abundancia.

6 Y se animó su corazón en los caminos de Jehová, y quitó los lugares altos y las imágenes de Asera de en medio de Judá.

7 Al tercer año de su reinado envió sus príncipes Ben-hail, Abdías, Zacarías, Natanael y Micaías, para que enseñasen en las ciudades de Judá;

8 y con ellos a los levitas Semaías, Netanías, Zebadías, Asael, Semiramot, Jonatán, Adonías, Tobías y Tobadonías; y con ellos a los sacerdotes Elisama y Joram.

9 Y enseñaron en Judá, teniendo consigo el libro de la ley de Jehová, y recorrieron todas las ciudades de Judá enseñando al pueblo.

10 Y cayó el pavor de Jehová sobre todos los reinos de las tierras que estaban alrededor de Judá, y no osaron hacer guerra contra Josafat.

11 Y traían de los filisteos presentes a Josafat, y tributos de plata. Los árabes también le trajeron ganados, siete mil setecientos carneros y siete mil setecientos machos cabríos.

12 Iba, pues, Josafat engrandeciéndose mucho; y edificó en Judá fortalezas y ciudades de aprovisionamiento.

13 Tuvo muchas provisiones en las ciudades de Judá, y hombres de guerra muy valientes en Jerusalén.

Y el principio y el indicio de que Dios nos está preparando para todo esto: "engrandeceré tu nombre y serás bendición", y todos los que te bendijeren serán benditos, y los que te maldijeren serán malditos.

¿Y cuál es ese principio e indicio?

Isaías 61:

1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;

2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;

3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

4 Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.

5 Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores.

6 Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.

7 En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo.

8 Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto perpetuo.

9 Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones, y sus renuevos en medio de los pueblos; todos los que los vieren, reconocerán que son linaje bendito de Jehová.

10 En gran manera me gozaré en Jehová, mi alma se alegrará en mi Dios; porque me vistió con vestiduras de salvación, me rodeó de manto de justicia, como a novio me atavió, y como a novia adornada con sus joyas.

11 Porque como la tierra produce su renuevo, y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones.

Y el más grande poder que nos ha dado el Espíritu de Jehová que vino sobre nosotros:

Efesios 6:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Porque el más grande enemigo y el más grande temor de los hombres, y que nos dejaban sujetos a servidumbre, lo hemos vencido: a Satanás, nuestros pecados y el temor a la muerte.

Y si porque el Espíritu de Jehová vino sobre nosotros, y así hemos liberado a nosotros y a los demás de las casas de prisión y de las tinieblas a la luz admirable, también todo lo demás: "engrandeceré tu nombre y serás bendición", se cumple. Porque el mayor de los trabajos, la obra más difícil lo hemos realizado:

Hebreos 10:

3 Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados;

4 porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

5 Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.

6 Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.

7 Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí.

8 Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley),

9 y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.

10 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

Por consiguiente, ¿cómo no nos dará con él todas las cosas?

Y este es el ladrillo que nos faltaba, el entendimiento en qué consiste las ruinas derribadas y los cimientos que tenemos que volver a edificar. Para que los hombres del mundo tengan "pavor de Jehová", porque Jehová se amanecido sobre nosotros.

Y también, todos aquellos quienes no reconocieron a Jehová, ni sus leyes, ni sus pacto, pues morirán como hombres:

Isaías 8:

18 He aquí, yo y los hijos que me dio Jehová somos por señales y presagios en Israel, de parte de Jehová de los ejércitos, que mora en el monte de Sion.

19 Y si os dijeren: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran hablando, responded: ¿No consultará el pueblo a su Dios? ¿Consultará a los muertos por los vivos?

20 ¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido.

21 Y pasarán por la tierra fatigados y hambrientos, y acontecerá que teniendo hambre, se enojarán y maldecirán a su rey y a su Dios, levantando el rostro en alto.

22 Y mirarán a la tierra, y he aquí tribulación y tinieblas, oscuridad y angustia; y serán sumidos en las tinieblas.

9:1 Mas no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia, tal como la aflicción que le vino en el tiempo que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles.

2 El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.

3 Multiplicaste la gente, y aumentaste la alegría. Se alegrarán delante de ti como se alegran en la siega, como