Anotaciones bíblicas del Pastor

1 y 2 Pedro (Inicio: 16/octubre/2017)


LIBRO DE 1 Y 2 PEDRO 2017

ELEGIDOS SEGÚN LA PRESCIENCIA DE DIOS

Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu

Monday, October 16, 2017

20:52

1 Pedro 1:

1 Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,

2 elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,

4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,

5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

Que Dios se ha reservado de elegir de aquellas personas quienes fueron expatriados por causa de la dispersión que hubo por la destrucción del templo, y de la invasión de los enemigos a quienes vendió Jehová a los israelitas.

¿Por qué? Porque los sacerdotes, los intérpretes de la ley, los escribas y fariseos engañaron con doctrinas humanas, por medio de la religión, y se olvidaron de Jehová el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob; y por haber dado muerte a Jesucristo. No por uno vez, por un hecho, sino por la serie de maldades, de iniquidades que se produjo a lo largo de mucho tiempo. Hay que recalcar los años que no hubo palabra de Dios, desde Malaquías hasta Juan el Bautista y Jesucristo.

Sean los dispersados antes y sobre todo aquellos que fueron posteriores a Jesús.

Puede que alguien se pregunte, ¿por qué Jesús no restaura al templo de Jerusalén? ¿Por qué lo limpia a los sacerdotes, a los mercaderes?

San Juan 2:

19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás?

21 Mas él hablaba del templo de su cuerpo.

22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho.

Hebreos 13:

12 Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta.

13 Salgamos, pues, a él, fuera del campamento, llevando su vituperio;

14 porque no tenemos aquí ciudad permanente, sino que buscamos la por venir.

Y eso mismo también ha sucedido a nosotros, los pastores y las denominaciones quienes se creen dueños de la verdad, y vigilantes de la iglesia nos han echado, como sucedió en el templo de Jerusalén.

Pero nosotros también hemos salido fuera del templo, porque buscamos el templo eterno, el del cuerpo de Cristo.

Un templo que se construye a través de los hombres elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo.

Y esto no se hace simplemente porque uno se inventa un hecho, crea una situación para ser echados fuera de la Iglesia; sino que viviendo en la santidad del Espíritu, Dios nos fue llevando por medio de la obediencia y así participar de Cristo Jesús en este tiempo.

San Juan 6:

66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.

67 Dijo entonces Jesús a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

70 Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?

71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.

No hay que pensar que uno tenga alguna suficiencia o mérito en la fe, sino que Dios según su presciencia, nos ha preparado a cada uno, nos ha puesto un corazón para que en todo esto, podamos creer en la verdad, y así permanecer realizando la justicia. Más que mi justicia, uno debe comprender la sabiduría de Dios para realizar todas las cosas según su presciencia.

Así también será para los otros, los expatriados en la dispersión de este tiempo que vendrán.

Según su misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva

Monday, October 16, 2017

21:19

El darnos las palabras adecuadas, el hacernos creer en esta esperanza viva para que nosotros tengamos los ojos abiertos, entendidos, que tengamos fe, que tengamos el temor de Jehová, que estemos convencidos para luchar; todo es por su misericordia, según nos ha escogido por su presciencia.

Es cierto que también, a nosotros, por más que exista elección y presciencia para que seamos salvados, por más que por su misericordia nos hizo que tengamos esperanza viva y que esa esperanza crezca. Pero todo eso ha sido administrado con justicia, y nos ha examinado ampliamente con juicio y según su justa justicia.

Si fuimos elegidos según su presciencia para llegar a esta santificación en el Espíritu, para obedecer y ser rociados por la sangre de Jesucristo, si hemos recibido esta misericordia;

• ¿significa que sí o sí creeríamos, que sí o sí llegaríamos a la justicia?

o La respuesta es sí.

• ¿Qué hubiera pasado si nos poníamos más y más incrédulos, más rebeldes, más desobedientes, más reacios, no queríamos hacer la justicia? ¿Igual iba a cumplirse la presciencia de Dios?

o Respuesta sí, sí se iba a funcionar la presciencia de Dios.

• Entonces, ¿no existe una discriminación o un privilegio de Dios mayor en nosotros respecto a los que no están elegidos según la presciencia?

o Respuesta: Es un tema muy difícil de responder. Pero sí sé, que a todos los que son elegidos por Dios según su presciencia, Dios ha ido poniendo obstáculos, cambiando rumbos de nuestra vida, haciéndonos fracasar en el mundo, cerrando puertas, haciéndonos encontrar con personas, escuchando palabras, haciendo pasar por pruebas, o enfermedades, o hambres, sequías, peligros (en síntesis moviendo el tablero); para que no vayamos muy lejos, poniendo murallas para que no perdamos.

o Pero la palabra que hemos escuchado ha sido igual a la que escucharon todos, hemos aprendido todos como los otros, solamente que hemos sido tocados, despertados, dolidos para que entendiésemos la Palabra de Dios con más atención, con más interés, con más fe, con más esperanza, con más consolación o ayuda.

• ¿Puede existir algún elegido según la presciencia de Dios que hoy se pierda a Dios?

o Respuesta: No. Porque si no, no sería presciencia.

• Si no tiene esta elección según la presciencia de Dios, sino que tiene el llamado y cree en Jesús, ¿podría justificarse?

o Respuesta: Es realmente difícil saberlo.

o Respuesta: ¿La fe que dicen tener es realmente la fe en Cristo Jesús o es un espíritu engañoso?

o Pregunta dentro de la respuesta: ¿Puede alguien elegidos según su presciencia ser tan engañado por el mundo y envuelto en las tinieblas que se pierda? Respuesta: si es un elegido según la presciencia de Dios: No. Porque se podría decir que Dios no puede salvar a aquel que ha elegido.

• ¿Puede que algún elegido según la presciencia de Dios no venir hoy?

o Respuesta: Si miramos las obras de justicia que deben realizar, antes que mueran deberían estar con nosotros.

• ¿Podría nacer o seguirán naciendo elegidos según la presciencia de Dios de entre los que hoy están cortados?

o Respuesta: No sé.

o Respuesta: Pero si vemos que después del diluvio, Dios comenzó a multiplicar de hijos de Noé y de sus hijos. Si a Moisés le dice Jehová que haría de sus hijos una nación grande.

o Respuesta: Si Jesús dice que el padre de familia matará a los labradores malvados que mataron al heredero para apoderarse de la viña, si las insensatas quedaron fuera y Jesús dice que no las conoce; si echa fuera al siervo inútil; estas cosas nos debería dar una noción de cómo será la situación mañana.

• ¿Los llamados son iguales a los elegidos según la presciencia?

o Respuesta:

San Mateo 20:

15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno?

16 Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.

17 Subiendo Jesús a Jerusalén, tomó a sus doce discípulos aparte en el camino, y les dijo:

18 He aquí subimos a Jerusalén, y el Hijo del Hombre será entregado a los principales sacerdotes y a los escribas, y le condenarán a muerte;

19 y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará.

Romanos 8:

28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

Entonces ¿qué es "su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva"?

Son todas las obras, grandes y pequeñas que Dios desde los tiempos en que uno no conocía a Jesucristo, él viene preparado el camino, el corazón, las condiciones, los hoyos, las pruebas, las palabras en su justo momento, para que tengan esperanza viva.

Mas todas las cosas deben conducirse para que uno "tenga esperanza viva", y que pueda mantenerse en esa esperanza, y también según el progreso del evangelio en estos tiempos.

Esta grande misericordia, tiene que ver con "encontrarse con un maestro", sea encontrase en "una iglesia", que sea encaminado por "un camino", que vaya aprendiendo "una verdad" y lo practique, que pase por todos los diferentes situaciones de la vida para que "pruebe la vida" que tiene en Jesucristo. Que pase por las palabras, que haga las palabras, que cumpla con las pruebas de su tiempo, que haga las justicias dentro de un marco de tiempo y de límites, que pase por pruebas, persecuciones, vituperios; y también luchas contra principados y potestades. Vivir y participar con el hijo de Hombre que Dios ha preparado y enviado.

Así que, la esperanza que son promesas que un día se ha recibido como parte de su pacto, y que va avivando dentro de uno, de tal modo que sea hasta una esperanza viva y sea mayor en fuerza, en poder, en convencimiento que cualquier aspecto material de este mundo.

Tener esperanza viva es no tener nada en las manos, pero sí tener tu espíritu lleno y que se cumplan estas palabras:

Romanos 8:

12 Así que, hermanos, deudores somos, no a la carne, para que vivamos conforme a la carne;

13 porque si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne, viviréis.

14 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.

15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

16 El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

La esperanza viva está relacionado con el hecho que tengas fe, comprendas, vivas y sientas que eres hijo de Dios, o sea, que tengas el Espíritu de Adopción.

No es meramente "tener fe", pensar que "porque creo en Jesús también tengo esperanza viva". Eso dista mucho de la realidad.

Por eso, no se discute si uno tiene fe en Jesús o no, si su bautismo en agua, o su confesión de fe es cierta o falsa. Sino se ve con el tiempo si verdaderamente la misericordia de Dios obra en la persona hasta que crezca y tenga esperanza viva, y los demás componentes que habla aquí Pedro.

Nos hizo renacer para una esperanza viva por la resurrección de los muertos

Tuesday, October 17, 2017

10:17

En cada generación, según el avance del Evangelio de Jesucristo, cada uno debe creer hasta los límites que el Espíritu Santo va exigiendo según el progreso.

Por ejemplo, a los creyentes que vivían en los tiempos cuando se escribió Hebreos 11, dice:

32 ¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;

33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,

34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.

35 Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección; mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección.

36 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.

37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;

38 de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.

39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido;

40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros.

1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,

2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;

5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.

Pero sí a nosotros, según la evolución de los tiempos de las obras de Dios Padre, sí tuvimos que resistir hasta la sangre combatiendo contra el pecado, y seguir esperanza en la esperanza de la resurrección porque así nos enseña el Espíritu Santo, porque nos ha prometido.

¿Qué es renacer para tener una esperanza viva por la resurrección de Jesucristo de los muertos?

Por eso, siempre desde el comienzo Dios nos dio estas palabras:

San Juan 11:

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente.

39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días.

40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que si crees, verás la gloria de Dios?

41 Entonces quitaron la piedra de donde había sido puesto el muerto. Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído.

42 Yo sabía que siempre me oyes; pero lo dije por causa de la multitud que está alrededor, para que crean que tú me has enviado.

Porque también están estas palabras:

Job 42:

10 Y quitó Jehová la aflicción de Job, cuando él hubo orado por sus amigos; y aumentó al doble todas las cosas que habían sido de Job.

11 Y vinieron a él todos sus hermanos y todas sus hermanas, y todos los que antes le habían conocido, y comieron con él pan en su casa, y se condolieron de él, y le consolaron de todo aquel mal que Jehová había traído sobre él; y cada uno de ellos le dio una pieza de dinero y un anillo de oro.

12 Y bendijo Jehová el postrer estado de Job más que el primero; porque tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil asnas,

13 y tuvo siete hijos y tres hijas.

14 Llamó el nombre de la primera, Jemima, el de la segunda, Cesia, y el de la tercera, Keren-hapuc.

15 Y no había mujeres tan hermosas como las hijas de Job en toda la tierra; y les dio su padre herencia entre sus hermanos.

16 Después de esto vivió Job ciento cuarenta años, y vio a sus hijos, y a los hijos de sus hijos, hasta la cuarta generación.

17 Y murió Job viejo y lleno de días. (Job 42:10-17 R60)

Salmos 110:

1 Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

2 Jehová enviará desde Sion la vara de tu poder; Domina en medio de tus enemigos.

3 Tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en el día de tu poder, En la hermosura de la santidad. Desde el seno de la aurora Tienes tú el rocío de tu juventud.

4 Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec.

5 El Señor está a tu diestra; Quebrantará a los reyes en el día de su ira.

6 Juzgará entre las naciones, Las llenará de cadáveres; Quebrantará las cabezas en muchas tierras.

7 Del arroyo beberá en el camino, Por lo cual levantará la cabeza.

Nos hizo renacer para una esperanza viva respecto a la resurrección por medio de Jesucristo de los muertos.

Renacer para una esperanza viva respecto a una herencia reservada en los cielos

Tuesday, October 17, 2017

10:36

1 Pedro 1:

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,

4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,

A veces uno se impacienta por qué Dios no quiere entregarnos rápidamente las promesas de nuestro pacto en la tierra, pero es que el hombre, para aquellos que han sido elegidos según la presciencia de Dios, a quienes ha escogido para salvación, para santificación en el Espíritu Santo; deben alcanzar primeramente el reino de Dios y su justicia. Y seguro que esta impaciencia y ver que por ningún lado la vida de los hombres se va degradando y muriendo sin cumplirse las promesas terrenales, muchos abandonan, y no llegan a tener la esperanza viva.

Por eso, habla de "RENACER" para una esperanza viva, si en cada aspecto uno no muere, sea futuro, sea expectativas, sueños, anhelos, deseos, el mundo, los bienes; es imposible tener esperanza viva.

Además, debe primeramente tener toda una herencia en los cielos, incorruptible, incontaminada e inmarcesible reservada para cada uno. Por eso Jesús dice:

San Lucas 12:

31 Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas.

32 No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino.

33 Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye.

34 Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

35 Estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas;

36 y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida.

37 Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles.

38 Y aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos.

39 Pero sabed esto, que si supiese el padre de familia a qué hora el ladrón había de venir, velaría ciertamente, y no dejaría minar su casa.

40 Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá.

¿Cómo sabemos que tenemos herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible en los cielos?

Porque velaron como las cinco vírgenes prudentes, aguardando la venida del esposo con las lámparas y aceite.

Consecuentemente, toda persona quien ama este mundo, quien busca los tesoros de este mundo, aquellos quienes desean realizarse en este mundo, y no vela, ni se ha cuidado de aguardar; es porque no ha renacido para una esperanza viva, ni tiene su herencia en los cielos.

Renacer para una esperanza viva y ser guardados por el poder de Dios mediante la fe

Tuesday, October 17, 2017

11:04

1 Pedro 1:

2 elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,

4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros,

5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.

¿Qué es ser guardados por el poder de Dios mediante la fe?

¿Qué es alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestado en el tiempo postrero?

¿Cómo se puede saber de qué forma hay que velar? ¿Con qué hay que velar? ¿De qué hay que velar?

Si uno no tiene sanidad porque se ha justificado, y puede ver claramente a Dios Padre; si uno no ha renacido para una esperanza viva, ¿cómo podría realizar o estar presente en todas las obras de Dios? Y cuando Dios todo lo hace por medio de la fe, o mejor dicho, por medio de la justicia de Dios que es por fe. Para realizar esto, debe estar distanciado del mundo, ser muy rápido en realizar las obras de justicia.

Porque si uno no es guardado por el Poder de Dios que es por fe, y porque justamente uno fue escogido por la presciencia de Dios para salvación, es "motivado" por Dios a su debido tiempo, para que renazca en esperanza viva; y todos quienes con fe, con obediencia pasaron por todas las obras, justicia de fe; acompañan a Dios en la presente salvación. Y vieron que la salvación preparada para el presente tiempo, es permanecer, creer, confiar y confesar en la resurrección de aquel que Dios para preparado en este tiempo.

Todos quienes nos miraron con ojos de hombres, sin renacer para una esperanza viva, sin ser guardados por el Poder de Dios mediante la fe, no entendieron que en esta salvación, de este tiempo hay que estar para terminar con el Pacto Viejo, y entrar en el Pacto Nuevo.

Isaías 53:

1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

Isaías 6:

9 Y dijo: Anda, y di a este pueblo: Oíd bien, y no entendáis; ved por cierto, mas no comprendáis.

10 Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, para que no vea con sus ojos, ni oiga con sus oídos, ni su corazón entienda, ni se convierta, y haya para él sanidad.

11 Y yo dije: ¿Hasta cuándo, Señor? Y respondió él: Hasta que las ciudades estén asoladas y sin morador, y no haya hombre en las casas, y la tierra esté hecha un desierto;

12 hasta que Jehová haya echado lejos a los hombres, y multiplicado los lugares abandonados en medio de la tierra.

13 Y si quedare aún en ella la décima parte, ésta volverá a ser destruida; pero como el roble y la encina, que al ser cortados aún queda el tronco, así será el tronco, la simiente santa.

Apocalipsis 6:

9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.

10 Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?

11 Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.

12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre;

13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.

14 Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar.

15 Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes;

16 y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero;

17 porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

Existen muchas cosas que van sucediendo paralelamente en el mundo que gobierna Dios, nosotros vamos subiendo poco a poco, en cambio Jehová de los ejércitos también hace su obra sobre los hombres del mundo.

Como la hoja de ruta que les hablé de Zacarías 14:

3 Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla.

4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos.

6 Y acontecerá que en ese día no habrá luz clara, ni oscura.

7 Será un día, el cual es conocido de Jehová, que no será ni día ni noche; pero sucederá que al caer la tarde habrá luz.

8 Acontecerá también en aquel día, que saldrán de Jerusalén aguas vivas, la mitad de ellas hacia el mar oriental, y la otra mitad hacia el mar occidental, en verano y en invierno.

9 Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.

10 Toda la tierra se volverá como llanura desde Geba hasta Rimón al sur de Jerusalén; y ésta será enaltecida, y habitada en su lugar desde la puerta de Benjamín hasta el lugar de la puerta primera, hasta la puerta del Ángulo, y desde la torre de Hananeel hasta los lagares del rey.

11 Y morarán en ella, y no habrá nunca más maldición, sino que Jerusalén será habitada confiadamente.

12 Y ésta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca.

13 Y acontecerá en aquel día que habrá entre ellos gran pánico enviado por Jehová; y trabará cada uno de la mano de su compañero, y levantará su mano contra la mano de su compañero.

14 Y Judá también peleará en Jerusalén. Y serán reunidas las riquezas de todas las naciones de alrededor: oro y plata, y ropas de vestir, en gran abundancia.

15 Así también será la plaga de los caballos, de los mulos, de los camellos, de los asnos, y de todas las bestias que estuvieren en aquellos campamentos.

16 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

17 Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia.

18 Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

19 Ésta será la pena del pecado de Egipto, y del pecado de todas las naciones que no subieren para celebrar la fiesta de los tabernáculos.

20 En aquel día estará grabado sobre las campanillas de los caballos: SANTIDAD A JEHOVÁ; y las ollas de la casa de Jehová serán como los tazones del altar.

21 Y toda olla en Jerusalén y Judá será consagrada a Jehová de los ejércitos; y todos los que sacrificaren vendrán y tomarán de ellas, y cocerán en ellas; y no habrá en aquel día más mercader en la casa de Jehová de los ejércitos.

Queda siempre la pregunta,

¿Puede una persona sin tener en cuenta la presciencia de Dios ser un buen creyente, un buen hijo de Dios?

Desconocer la presciencia de Dios sería como decir que las obras de Dios no tiene camino, sin rumbo, ni orden. Es decir que cualquier persona puede creer en Jesucristo, saber qué está realizando Dios y está dentro de la voluntad de Dios.

Uno nunca tendría las fuerzas, ni sabría utilizar el poder de su fuerza, y tampoco podría alguna vez estar en Paz con Dios.

Y ese es el camino y la fe de los evangélicos de hoy, quienes "creen" que conocen y tienen depositados en Jesús, pero para todo lo concerniente a su vida, él hace su camino, vive según sus deseos y espera ser bendecido en Dios.

Es que muchos desconocen el poder de Dios para hacer cumplir todas las cosas según su designio, según las cosas que ha establecido según su presciencia; tanto para la salvación de sus elegidos, como para la condenación de aquellos que desobedecen.

Sin conocer plenamente el poder de la presciencia de Dios, es imposible saber cómo Dios llega a mover el tablero de la vida de los hombres bajo sus pies.

Proverbios 21:

1 Como los repartimientos de las aguas, Así está el corazón del rey en la mano de Jehová; A todo lo que quiere lo inclina.

2 Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones.

3 Hacer justicia y juicio es a Jehová Más agradable que sacrificio.

4 Altivez de ojos, y orgullo de corazón, Y pensamiento de impíos, son pecado.

Por eso, muchos viven toda la vida tratando de seguir su destino, pero no se dan cuenta de cómo Dios mueve el tablero, para que se pierda. Pero también aquellos quienes son escogidos, Dios mueve el tablero hasta que tiene al hombre acorralado, apresado y que no huya para cumplir su voluntad según la presciencia.

¿Cómo influye la presciencia de Dios en nuestra vida y fe?

Tuesday, October 17, 2017

12:39

Lleva un tiempo comprender de qué manera, hasta qué límites, cuánto puede influir, cambiar la vida de los hombres que son escogidos, y sobre aquellos que no son escogidos.

Por eso, uno tiene que conocer bien la biblia, y sobre todo, ver cómo el Pacto de Abraham va evolucionando hasta el de Jesucristo.

¿Cómo influye la presciencia de Dios en nuestra vida?

Si eres un elegido de Dios según su presciencia para santificación del Espíritu Santo para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo, Dios puede mover cielo y tierra para conseguir que tú estés en su casa.

¿Y cómo funciona entonces la justicia de Dios que es por fe? Pues Dios puede aprisionarte tanto cuanto sea necesario para que realices la justicia, y no podrás escapar de ninguna de sus disciplinas. Y siempre te lo hará vivir a tiempo, y muchas veces con mucha antelación para que cuando lleguen los momentos seas "más que vencedor".

Por eso, sale estas palabras de Dios:

Romanos 8:

27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

¿Y qué sucede cuando yo me niego a seguir la presciencia de Dios? Bueno, nadie ha vencido a Dios, así como Dios puede hacer que todas las cosas te ayuden a bien; también es cierto para lo inverso: que todas las cosas te pueden oponerse a lo que tú haces, hasta que sepas que existe un Dios que gobierna sobre todos los hombres:

Daniel 4:

23 Y en cuanto a lo que vio el rey, un vigilante y santo que descendía del cielo y decía: Cortad el árbol y destruidlo; mas la cepa de sus raíces dejaréis en la tierra, con atadura de hierro y de bronce en la hierba del campo; y sea mojado con el rocío del cielo, y con las bestias del campo sea su parte, hasta que pasen sobre él siete tiempos;

24 ésta es la interpretación, oh rey, y la sentencia del Altísimo, que ha venido sobre mi señor el rey:

25 Que te echarán de entre los hombres, y con las bestias del campo será tu morada, y con hierba del campo te apacentarán como a los bueyes, y con el rocío del cielo serás bañado; y siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere.

26 Y en cuanto a la orden de dejar en la tierra la cepa de las raíces del mismo árbol, significa que tu reino te quedará firme, luego que reconozcas que el cielo gobierna.

27 Por tanto, oh rey, acepta mi consejo: tus pecados redime con justicia, y tus iniquidades haciendo misericordias para con los oprimidos, pues tal vez será eso una prolongación de tu tranquilidad.

28 Todo esto vino sobre el rey Nabucodonosor.

Si alguien conoce cómo es la voluntad de Dios según su presciencia, realmente tendría "Temor de Jehová".

Por eso, lo que hoy muchos llamados supuestamente de Jesucristo, quienes hacen y viven como quieren; en realidad no conocen a Dios.

Incluso aquellos quienes fueron escogidos según la presciencia de Dios, pero que se han perdido porque amaron el mundo, porque no tuvieron maestro, o porque se han salido de las reglas de Dios y les dejó para que viven en las tinieblas para que aprendan a temer a Jehová; no comprenden los alcances del poder de Dios, y cómo él consigue realizar su designio.

Puede que hoy piensen que su vida es dichosa, o que Dios les ha bendecido, pero no saben que simplemente es la benevolencia de Dios, o la longanimidad de Dios, o su paciencia, o porque aún no se llegaron a cumplir los tiempos en que el hijo de Hombre cumpla con todo el cometido de la obra de Jesucristo y el pacto viejo.

Más, ahora que todo esto se ha cumplido; ven cómo Dios primeramente pone en resguarda a los que permanecieron fieles; luego comienza a cerrar toda oportunidad, o tiempo para que se preparen, o que trabajen por sus talentos; mas cuando se cierra todo, se echa fuera las insensatas o a los siervos malos; y comienza el juicio implacable.

¿Cómo influye el ser escogido según la presciencia de Dios en tu fe?

No es quedarse pasivo, ni quedarse inmóvil, ni obrar cuando las cosas suceden.

Sino que uno tiene que ser muy activo, adelantarse a los hechos, buscar qué pide, qué desea el Padre, en qué uno debe estar, cómo uno debe obrar según las Palabras que el Espíritu Santo va poniendo en tu corazón:

1 Pedro 4:

10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

11 Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,

13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.

14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

Por eso, el conocimiento de que uno es escogido y dentro desde la presciencia de Dios, uno debe ser muy activo con su fe, obrar con la fuerza de Dios (aún incluso cuando no la haya todo el poder, ni toda la fortaleza, ni la fuerza), uno "con fe" debe adelantarse.

Seguro que esto, para muchos será visto como "soberbio", "engreimiento", o suponer o tomarse atribuciones de Dios; pero es necesario hacerlo. Incluso Dios te dará palabras que deberás aplicar a otros, mayores que tú, pero por este principio de escogido según la presciencia debes enseñar, proclamar, mantenerte firme.

También esto es requerido como en nuestro caso, de sobrepasar los límites de la muerte, de afirmar que habrá resurrección en este tiempo; porque uno conoce el proceso y el progreso de las obras y palabras de Dios; o porque uno es hijo de Hombre.

La persona quien enseña, quien predica, quien discipula, quien en padre de familia, quien es esposo de una mujer, debe obrar con este conocimiento de "escogido según la presciencia de Dios para la santificación del Espíritu" en Cristo Jesús.

Por más que sean dos personas quienes son "pobres y humildes de espíritu", en su vida y en su fe se mostrará grandes diferencias y cómo reciben la Palabra de Dios según que uno conozca que es escogido según la presciencia de Dios y aquel que aún no lo conoce firmemente.

1 Tesalonicenses 5:

23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

En estas palabras, el grado de paz que uno tiene y descansa en el Dios de Paz, tiene su variación en el entendimiento, según el conocimiento y la vivencia que tiene de la presciencia de Dios cuando dice: "FIEL ES EL QUE OS LLAMA", "el cual también lo hará".

Otra vez, la comprensión y el entendimiento del Pacto que uno tiene con el Padre Celestial, es muy diferente en su paz, en su amplitud, en el descanso o reposo que uno vive mientras aguarda los tiempos y su cumplimiento, según conozca la elección que tiene según la presciencia de Dios; y cómo ha comprobado ese designio de Dios desde antes de la fundación del mundo.

Si entre escogidos según la presciencia que tiene experiencia y ha conocido ampliamente el poder de Dios y su fuerza con aquel que aún desconoce, hace mucha diferencia en su vida y en su fe en Cristo Jesús. ¿Cuánto no será la diferencia con los otros hombres, o aquellos que supuestamente conocen a Jesús según la doctrina de hombres?

Por eso, hay cosas que solamente podemos mostrar cuando las cosas finalmente se cumplan.

¿Qué debes hacer para crecer en el entendimiento de la presciencia de Dios y su poder?

Tuesday, October 17, 2017

13:49

Muchas veces, apenas conocen a Dios con el pensamiento evangélico, de un Dios religioso, o dentro de los límites humanos y físicos.

Por eso, siempre las cosas se traducen en cosas materiales, es difícil de aguardar más allá de lo visible, de lo posible, de lo material, de lo físico.

¿Cómo dar ese salto al mundo de Dios?

Es por eso, que los libros de Pedro existen; pero se tiene como "PRE-REQUISITO" que uno haya vivido en toda la justicia de Dios desde Génesis hasta Santiago; además de las condiciones que se mencionan en estos dos libros de Pedro.

Conocer que uno es escogido según la presciencia de Dios, y cómo según esa voluntad de Dios, nos hace alcanzar todas justicias de Dios que es por fe, para que en todo seamos conocedores y tengamos la fuerza del poder de Dios.

Siempre Dios te da tu pacto, o los términos de tu pacto a lo largo de la biblia, y por medio de muchos pasajes bíblicos, para que tú sepas cómo es tu Hoja de Ruta, y según cómo eso se va cumpliendo, comprenderás y verás la grandeza del poder de Dios; y cómo funciona sus promesas dentro de su presciencia.

Siempre Dios te declara lo que él hará antes, para que tú sepas exactamente que fue Dios Todopoderoso, el Padre Celestial y no la suerte, ni las circunstancias aleatorias.

Después tienes que ser muy valiente para vivir las diferentes pruebas, hornos de fuego, testimonios, predicaciones ante los hombres del mundo, y también según las obras del proceso global de Dios; por eso dice "que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero".

Uno tiene que saber cuán ligado está a toda la obra de Dios, que no puedes lograr nada, ni Dios te dará nada si quieres construir primeramente tu vida, tu casa; y luego dedicarte a la iglesia de Dios o su cuerpo.

1 Pedro 1:

6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Si uno no vive intensamente en su pacto, y obra correspondientemente en todos los términos para ver cumplido su pacto, si no se esfuerza en buscar a Dios con todas las fuerzas, es imposible conocer a Dios quien obra según su presciencia. No puedes saber ni no entras en su mundo; por eso, aquí habla de "RENACER" PARA UNA ESPERANZA VIVA.

Y Jesús también dice:

San Juan 3:

3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

Hacer tu fe más preciosa que el oro

Wednesday, October 18, 2017

09:52

1 Pedro 1:

6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,

8 a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso;

9 obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Que uno sea escogido según la presciencia de Dios no se impone sobre la ley de Dios ni su justicia. Más bien debe ser una seguridad muy grande y profunda que debe morar y ser el cimiento fundamental de tu fe y de cualquier disciplina que el Padre Celestial te pueda someter.

Más desde un principio, existe unas metas que Dios dice serán sometidos todos los escogidos:

• Por un poco de tiempo

• Ser afligidos de diversas pruebas

• Sometida a prueba vuestra fe

• Mucho más precioso que el oro

• Si el oro es sometido con fuego,

o la fe es sometida hasta la sangre

Hebreos 12:

1 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,

2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.

3 Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.

4 Porque aún no habéis resistido hasta la sangre, combatiendo contra el pecado;

5 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él;

6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo.

7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

• La fe debe ser hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

• A quien amáis sin haberle visto

• El fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

PUESTOS LOS OJOS EN JESÚS, EL AUTOR Y CONSUMADOR DE LA FE

La meta del perfeccionamiento que el Padre Celestial quiere que nosotros tengamos de nuestra fe, es como la fe de Jesucristo. Porque él es el autor y el ejemplo de la consumación de la fe.

Significa que si uno no se somete a un real proceso de perfeccionamiento en su fe, y que haga su fe mucho más preciosa que el oro; Dios seguirá sometiendo al hombre de una prueba a otra, sin cesar hasta que uno tenga la fe de Jesucristo.

Por eso, más vale que todo hombre asuma esto como una obra preferente de su vida, y lo haga en los tiempos y oportunidades que ofrece o crea el Padre; y no que lo alargue, que lo deje para después y que nunca terminen sus pruebas.

Aquí no hay opción o libertad posible, y también no cualquier prueba sino en aquella en que Dios obra en este tiempo:

10 Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación,

11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.

12 A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.

13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado;

14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia;

15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;

16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

17 Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación;

18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,

19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,

20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,

21 y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.

22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;

23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

Que hoy, uno haya sido prudente para tener el candelabro con aceite y preparado, y habiendo recibido al esposo, no significa que uno ya esté o su fe sea precioso como el oro, o que se haya en todo perfeccionado al autor y consumador de la fe.

Simplemente que lo que hasta ahora uno se ha perfeccionado, fue considerado para que puedan estar adentro; pero están adentro porque la puerta debía cerrarse, pues es el juicio de este tiempo. Más el perfeccionamiento de su fe continúa hasta la estatura del autor de la fe.

Este conocimiento, y ver esta salvación les tienen que alentar más y encarar el perfeccionamiento con más decisión y seguridad, pues ya tienen el premio, pero falta que llenen los requisitos.

Y aún falta en cuanto al amor fraternal no fingido, de corazón puro.

Y este es un tiempo especial, porque si se diera una evolución normal de las cosas, tal vez estarían perfeccionado en 10 o 20 años en todo lo relacionado a la presciencia de Dios. Pero sí se ha dado un "curso acelerado", y que hoy puedan pasar por unas pruebas de sangre que correspondió al hijo del Hombre sacrificarse; y ser considerados que estaban dentro como iglesia, un cuerpo.

Ahora, estando adentro, tienen más razones y seguridades de que no se perderán en todas las pruebas y disciplinas que les impongan el Padre para que su fe sea hallado en alabanza, en gloria y honra.

Como aquel que os llamó es santo

Wednesday, October 18, 2017

10:28

Hebreos 10:

Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan.

2 De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más conciencia de pecado.

3 Pero en estos sacrificios cada año se hace memoria de los pecados;

4 porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.

5 Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.

6 Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.

7 Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí.

8 Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley),

9 y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.

10 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

Cuando hablamos de "sed santos porque Dios es santo", muchas veces pensamos en lo que comemos, en lo que vestimos, en cómo guardamos los mandamientos. Pero dice que ninguno de estos tributos pueden ser sacrificios para limpiar los pecados, ni para hacernos santos.

Entonces ¿qué es ser santos porque Dios, quien nos llamó es santo?

He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último.

10 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

Hacernos santos como Dios es santo, significa que nos perfeccionemos en la fe como el Autor y consumador de la Fe, y que nuestra fe que es más precioso que el oro, sea probado "como Jesucristo" en muerte, y que podamos decir: "he aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último." Y cada uno tiene que poder ofrecerse en un sacrificio a la manera de Jesucristo, en las condiciones que el Padre según su presciencia prepara todas las cosas.

En nuestro caso, fue que todos participemos y permanezcamos en esta ofrenda que Dios ha recibido por medio de Claudia, y que todos nosotros hemos padecido en muerte como Jesús, permaneciendo en "muerte" y aguardando la resurrección todo el tiempo.

Para nosotros, este es "ser santos" o hacernos santos como Jesús lo fue, lo Dios lo es.

Como el fuego prueba el oro y lo refina en la pureza, así también nuestra fe que se perfecciona en algún momento es puesto a prueba en muerte, en sacrificio vivo y que seamos capaces de ofrecernos como lo hizo Jesús ante la cruz, y que nosotros también seamos hallados en pleno sacrificio de muerte, y muerte de cruz y resucitar. También nosotros hoy permanecemos en muerte hasta que resucitemos cuando aquello que anunciamos y damos testimonio se cumpla. Con ello, nuestra fe también será hallada en alabanza, en gloria y honra para con Dios y ante los hombres.

Isaías 60:

1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.

2 Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria.

3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento.

4 Alza tus ojos alrededor y mira, todos éstos se han juntado, vinieron a ti; tus hijos vendrán de lejos, y tus hijas serán llevadas en brazos.

5 Entonces verás, y resplandecerás; se maravillará y ensanchará tu corazón, porque se haya vuelto a ti la multitud del mar, y las riquezas de las naciones hayan venido a ti.

Isaías 61:

1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;

2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;

3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

4 Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.

5 Y extranjeros apacentarán vuestras ovejas, y los extraños serán vuestros labradores y vuestros viñadores.

6 Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios seréis llamados; comeréis las riquezas de las naciones, y con su gloria seréis sublimes.

7 En lugar de vuestra doble confusión y de vuestra deshonra, os alabarán en sus heredades; por lo cual en sus tierras poseerán doble honra, y tendrán perpetuo gozo.

8 Porque yo Jehová soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto; por tanto, afirmaré en verdad su obra, y haré con ellos pacto perpetuo.

9 Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones, y sus renuevos en medio de los pueblos; todos los que los vieren, reconocerán que son linaje bendito de Jehová.

1 Pedro 1:

22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;

23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

En cambio, todas las personas quienes no se esforzaron en santificar su fe como el Autor y consumador de la fe, a Jesucristo; y no pudieron ofrecerse a sí mismo en el tiempo indicado, ni hasta ahora; pues así ha venido también el juicio por su incredulidad, y por sus inmundicias:

1 Pedro 1:

24 Porque: Toda carne es como hierba, Y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae;

25 Mas la palabra del Señor permanece para siempre. Y ésta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.

ESTE ES EL EVANGELIO QUE DEBIÓ ENSEÑARSE

Nadar contracorriente para establecer lo verdadero

Wednesday, October 18, 2017

10:55

1 Pedro 1:

25 Y ésta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.

2:1 Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones,

2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación,

3 si es que habéis gustado la benignidad del Señor.

Isaías 58:

11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

13 Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras,

14 entonces te deleitarás en Jehová; y yo te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová lo ha hablado.

Buscar la leche espiritual no adulterada, que nos lleva a toda perfección.

En la medida en que crece para salvación, alcanzando los requisitos, se verán los beneficios: Se verán la benignidad de Dios Padre.

Como piedras vivas, edificados como casa espiritual y sacerdocio santo

Wednesday, October 18, 2017

11:20

¿Por qué hay que ser santo como Dios es santo?

Para que nuestra fe sea hallada en alabanza, en gloria y honra como lo fue Jesús.

Para librarnos del juicio sobre toda carne quienes no creyeron ni se santificaron en su fe a la manera de Jesucristo, autor y consumador de la fe.

Sólo santificado, se puede acercarse a la piedra viva. Y que nosotros seamos como piedras vivas, y ser edificados como casa espiritual y sacerdocio santo. Que nuestros sacrificios a Dios sean aceptables como lo fue Jesucristo.

¿Cómo sabemos que estamos santificados en Cristo o como Cristo?

¿Cómo sabemos que somos piedras vivas?

1 Pedro 2:

6 Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

7 Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo;

8 y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

Si tropiezan con tus palabras, si tú perfeccionamiento hace que otros edificadores te desechen como malos; sí, tú eres piedra viva para Dios, pero para los que se pierden, eres piedra de tropiezo, roca que hace caer; porque ellos son desobedientes.

Por eso, otra vez, es tan importante que uno tenga una gran seguridad, un gran conocimiento de que es un "escogido según la presciencia de Dios", porque los conflictos que generas entre los hombres que conocen a Jesucristo, aquellos que no tienen su fe en santidad como Dios lo es, y aquellos quienes no están en la verdad, porque tú eres hoy "piedra viva" para Dios; se tropiezan en ti, en tus palabras, en tu vida.

Esta es una forma "indirecta" de saber tú quién eres ante Dios, porque los hombres no comprenden lo que tú has realizado porque vives como niño espiritual y deseas la leche espiritual no adulterada.

Cuando suceden estos conflictos

Wednesday, October 18, 2017

11:20

1 Pedro 2:

6 Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

7 Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo;

8 y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;

10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.

(1 Pet. 2:6-10 R60)

Lo que tú tienes que tener en cuenta es, eres escogido según la presciencia de Dios.

Que tu fe fue probado en la santidad de Jesucristo, en sacrificio vivo, en muerte y resurrección.

Que Dios te glorifique como piedra viva, como casa espiritual y sacerdocio santo…

Que eso genere en los demás hombres que están condenados como hierbas y toda su gloria como flor de hierba que será quemada; y se confirma porque tropiezan en la piedra viva, labrada y angular.

Cuando estos conflictos suceden a tu alrededor, dice Dios: Eres linaje escogido, real sacerdocio, nación santa y pueblo adquirido por Dios, para anunciar sus virtudes. Que nos sacó de las tinieblas a su luz admirable.

Todo esto tiene que suceder, y te da la seguridad y la firmeza de que tú eres escogido según la presciencia de Dios para santificación en el Espíritu Santo.

En medio de todo este conflicto, aún en medio de las faltas que uno tiene porque no todas promesas del pacto han sido cumplidas, ni hemos sido recompensado aún con ellas, ¿Es tu fe mucho más precioso que el oro? ¿Te alegras más por el Padre Celestial a quién estás ligado por medio de Jesucristo?

¿A qué extremos tenemos que llegar para comprender completamente: "Busca primeramente el reino de Dios y su justicia"?

La presciencia de Dios sí ha cumplido fielmente con su objetivo, que hoy Dios el Padre ha cumplido con su plan y su misión de hacer que todo escogido según su beneplácito alcance ser su pueblo, sus hijos en Cristo Jesús.

10 vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia.

Hasta el día de la visitación

Wednesday, October 18, 2017

12:21

1 Pedro 2:

11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,

12 manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.

13 Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior,

14 ya a los gobernadores, como por él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien.

15 Porque ésta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos;

16 como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

17 Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey.

18 Criados, estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar.

19 Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente.

20 Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Mas si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios.

21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;

23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

Hasta el día de la visitación, cuando se manifieste Dios para glorificarnos, para mostrar nuestra gloria como sacerdotes y linaje escogido delante de todos, hemos de someternos a toda las instituciones en donde tuvimos que dar testimonio, o ser sometidos a prueba, o la defensa de nuestra fe, por la santidad que tenemos en Cristo Jesús.

Así nos exponemos al mundo, así tenemos que llevar nuestra cruz en este tiempo, y según las condiciones que Dios ha creado para que diésemos testimonio, sea como iglesia, o sea a cada uno según las condiciones que el Padre les ha puesto para que vivan en esperanza.

21 Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas;

22 el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca;

23 quien cuando le maldecían, no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la causa al que juzga justamente;

24 quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.

25 Porque vosotros erais como ovejas descarriadas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

Toda esta confianza que tenemos en el Padre, o que nos dejemos ser hoy vituperado por los hombres porque hemos asumido una cruz y lo estamos mostrando al mundo, o siendo maltratados porque así damos testimonio al mundo de que tenemos una herencia mayor, una fe que es más preciosa que el oro, que hemos alcanzado la santidad como la de Jesucristo, y que finalmente hemos vuelto al Pator y Obispo de nuestras almas.

1 Juan 3:

1 Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.

3 Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro.

Así también, si vemos que estas cosas se nos revelan, significa que hemos cumplido, porque hemos realizado la justicia de Dios que es por fe; hoy el Padre nos enseña qué tenemos, a dónde hemos llegado, que somos linaje escogido según su presciencia, que somos real sacerdotes porque hemos sido de piedras de tropiezo para los que caen, pero para los que creen somos como la piedra angular.

¿Y qué significa todo esto?

Que el día de la Visitación está cerca.

El día en que Dios nos levante ante todos y que todos vean que sobre nosotros ha amanecido Jehová, y que su luz está sobre nosotros y así alumbra a todo hombre. Que confirma Dios que siempre su Santo Espíritu ha estado sobre nosotros, para sacar de las tinieblas a los presos, a los ciegos, a los cojos para que vean la luz verdadera en Cristo Jesús.

Mientras tanto…

Wednesday, October 18, 2017

12:48

Mientras tanto,

Mientras todas las cosas que Dios tiene preparado según su designio, según su presciencia se cumpla, que todos sean juzgados según su justicia sea para bien o sea para mal…,

Mientras tanto,

1 Pedro 3:

1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,

2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa.

3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,

4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

5 Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos;

6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.

7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

8 Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables;

9 no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

10 Porque: El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño;

11 Apártese del mal, y haga el bien; Busque la paz, y sígala.

12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.

13 ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?

14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,

15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.

17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.

Esto no se puede acelerar porque uno lo quiere, o porque padece mucho; ni se puede acortar porque es dura la prueba. Justamente para eso, nos ha dado el conocimiento de entender la Presciencia de Dios, y que nosotros seamos santificados en el Espíritu Santo en su tiempo justo, para ser librados de todo este tiempo de juicio y de justicia.

Que uno espere con calma, con paciencia, realizando las cosas que están en nosotros realizarlas, sembrando y cuidando siempre de que Dios sí lo hará como su presciencia así lo deseó; así también cumplirá en todo el Pacto y sus promesas que nos ha dado.

1 Tesalonicenses 5:

5 Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.

6 Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.

7 Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.

8 Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.

9 Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,

10 quien murió por nosotros para que ya sea que velemos, o que durmamos, vivamos juntamente con él.

11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan;

13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

14 También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos.

15 Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos.

16 Estad siempre gozosos.

17 Orad sin cesar.

18 Dad gracias en todo, porque ésta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

19 No apaguéis al Espíritu.

20 No menospreciéis las profecías.

21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

22 Absteneos de toda especie de mal.

23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

1 Pedro 3:

14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,

15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;

16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.

17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal.

Un solo sacrificio por los pecados

Wednesday, October 18, 2017

12:59

1 Pedro 3:

18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados,

20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.

21 El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo,

22 quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.

4:1 Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado,

2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.

4 A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;

5 pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.

6 Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos, para que sean juzgados en carne según los hombres, pero vivan en espíritu según Dios.

7 Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.

8 Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

9 Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones.

10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

11 Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,

13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.

14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno;

16 pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.

17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

18 Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?

19 De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

Es justo que el juicio comience por la casa de Dios

Wednesday, October 18, 2017

13:07

1 Pedro 4:

17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?

18 Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?

19 De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

Pero en realidad, el juicio no es ahora, sino que el jucio es desde el momento en que el hombre no reconoce y no nace para una esperanza viva, porque muchos son como Nicodemo:

San Juan 3:

1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.

2 Éste vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.

12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?

El interés no es nada, que uno vea que Jesús hace grandes obras, que uno vino de Dios, o que es de Dios… no es nada.

San Mateo 7:

16 Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos?

17 Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos.

18 No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos.

19 Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego.

20 Así que, por sus frutos los conoceréis.

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.

25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena;

27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.

¡Ahora, si uno ve todo esto, puede estar de acuerdo cuán difícil es la salvación para un justo!

¿A dónde irán aquellos quienes confían en sus propias justicias, en su fe, en su doctrina evangélica, en su capacidad de buscar a Dios a su antojo?

Con este temor de Jehová, con este entendimiento acerca de la justicia se debe vivir.

Un ruego a los ancianos

Wednesday, October 18, 2017

13:16

Hay que apacentar a la grey de Dios, a la iglesia de Jesucristo según estos principios del evangelio.

1 Pedro 5:

1 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:

2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;

3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.

5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.

6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;

7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.

10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

11 A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. (1 Pet. 5:1-11 R60)

Así que hay que tener mucho cuidado, especialmente como personas quienes han pasado por todo esto, es importante que en todo tengan la mente de Cristo, que tengan plena conciencia de las cosas que hay que realizar, con qué firmeza y fuerza hay que enseñar a los que vendrán, a los expatriados, a los dispersos, a los remanentes.

Apocalipsis 22:

18 Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.

19 Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

20 El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.

21 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén.

Este es el Evangelio que hay que predicar y enseñar, este es el Evangelio que hay que vivir y mostrar, este es el Evangelio que hay que implantar en la iglesia.

A LOS QUE HABÉIS ALCANZADO POR LA JUSTICIA DE DIOS

Una fe igualmente preciosa que la nuestra

Thursday, October 19, 2017

09:22

No es una exclusividad del apóstol, sino que toda persona puede alcanzar una fe igualmente preciosa, en justicia de Dios y de Jesucristo.

Lo importante es que uno esté atento a qué buscar, cómo hacerlo, y perseverar en la constancia.

2Pedro 1:

1 Simón Pedro, siervo y apóstol de Jesucristo, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo, una fe igualmente preciosa que la nuestra:

2 Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús.

3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina.

También esto es cierto, cuanto mayores sean tus conocimientos de Dios que alcances, también tu paz y gracia serán multiplicadas. Porque uno no se sobresalta ni se asusta ni le sorprende las cosas tan frecuentemente.

Más hay que ser hacedor de la palabra en la medida que el Padre quiere, pues únicamente así, se tiene entendimiento de los tiempos que vivimos.

Y esto es cierto:

Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina.

• Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder.

o Todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad (el amor que expresamos al Padre y Jesucristo), nos han sido dadas por su divino poder.

o Vivir como hombres del mundo, o vivir como hijos de Dios en el mundo.

o Uno no puede esperar que Dios nos dé o responda de manera divina con su poder, mientras yo no me esfuerzo en vivir como un hombre espiritual.

o Por eso, cuanto más uno se esfuerza en vivir fielmente dentro de su pacto, y va matando las diferentes concupiscencias, también verá más y más el poder de Dios.

o No hay que esperar "milagros" o hechos mágicos que simplemente solucionen tu vida. Eso hacen los evangélicos.

• Mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia.

o Siempre existe un tiempo de vacío de Dios.

o Dentro de la disciplina de hijo, siempre Dios quiere ver nuestra "reacción", la reacción inmediata y la reacción a largo plazo. Por eso, el conocimiento amplio de Dios y sobre todo el conocer cómo y cuándo obra el poder de Dios es importante.

o Sucede un caso de "extrema urgencia" como aquellos que tienen todos los hombres. Dios deja que exista un vacío, no se manifiesta; ¿cómo reaccionas tú? Es la reacción inmediata, los primeros pensamientos, los primeras acciones paliativas. Las acciones subsecuentes.

o ¿Cómo es la reacción a largo plazo, cuando el apuro, el calor, el miedo, el dolor haya pasado? Si después uno se lamenta, o entiende que podría haber obrado de forma diferente, o que la confianza, el entendimiento, la palabra dice otra cosa; significa que no estás conforme en todo.

o No es fácil conseguir que la seguridad y firmeza en creer en aquel que nos llamó por su gloria y la excelencia del conocimiento de Dios se imponga sobre las cuestiones de la vida.

o Pero debe imponerse y vencer las debilidades de la vida.

• Para que por ellas llegues a ser participante de la naturaleza divina

o No se puede aprender a Cristo sin vivir las cosas como Cristo.

o Es imposible enseñar a los hijos a Cristo, sin hacer que ellos padezcan en Cristo y tengan esperanza.

o Es imposible enseñar o mostrar a Cristo si un padre o una madre lo impide, y a voluntad y conscientemente expone a su hijo a Cristo.

o Así también es imposible enseñar a Cristo a los discípulos, si no los expone, o los lleva hasta ver o padecer a Cristo Jesús.

o La naturaleza divina no se aprende, sino que la Palabra dice: "participante de la naturaleza divina"; por tanto hay que vivir la Palabra de Dios, y hoy vemos que eso no está en las declaraciones, tampoco dice las palabras como a Abraham:

o Génesis 22:

10 Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.

11 Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí.

12 Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

o Hoy la palabra de Dios y los tiempos del progreso del evangelio de Dios, nos ha dado muestras de que Dios el Padre no te llamará desde el cielo para detener tu mano con el cuchillo, sino que hay que ser capaz de dejar morir y soportar todos los padecimientos y secuelas que surgen después de ese acto, como lo estamos viviendo hoy. Así que, participantes de la naturaleza divina tiene un gran avance, y es mucho más difícil y exigente para los hombres en su crecimiento espiritual.

o Así como a Abraham, después de esto, Jehová le juró diciendo:

o Génesis 22:

15 Y llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo,

16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;

17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

También de igualmente, las preciosas y grandísimas promesas de Dios tiene este principio de juramento que se hace a Abraham: "Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo; de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y como la arena que está a la orilla del mar, y tu descendencia poseerá las puertas de tus enemigos. En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

o Existen palabras que Dios nos ha dado en el transcurso de estos meses que tienen este todo y confirmación:

o Jeremías 33:

20 Así ha dicho Jehová: Si pudiereis invalidar mi pacto con el día y mi pacto con la noche, de tal manera que no haya día ni noche a su tiempo,

21 podrá también invalidarse mi pacto con mi siervo David, para que deje de tener hijo que reine sobre su trono, y mi pacto con los levitas y sacerdotes, mis ministros.

22 Como no puede ser contado el ejército del cielo, ni la arena del mar se puede medir, así multiplicaré la descendencia de David mi siervo, y los levitas que me sirven.

23 Vino palabra de Jehová a Jeremías, diciendo:

24 ¿No has echado de ver lo que habla este pueblo, diciendo: Dos familias que Jehová escogiera ha desechado? Y han tenido en poco a mi pueblo, hasta no tenerlo más por nación.

25 Así ha dicho Jehová: Si no permanece mi pacto con el día y la noche, si yo no he puesto las leyes del cielo y la tierra,

26 también desecharé la descendencia de Jacob, y de David mi siervo, para no tomar de su descendencia quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Porque haré volver sus cautivos, y tendré de ellos misericordia.

o Salmos 110:

Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

2 Jehová enviará desde Sion la vara de tu poder; Domina en medio de tus enemigos.

3 Tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en el día de tu poder, En la hermosura de la santidad. Desde el seno de la aurora Tienes tú el rocío de tu juventud.

4 Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec.

5 El Señor está a tu diestra; Quebrantará a los reyes en el día de su ira.

6 Juzgará entre las naciones, Las llenará de cadáveres; Quebrantará las cabezas en muchas tierras.

7 Del arroyo beberá en el camino, Por lo cual levantará la cabeza.

o Dios siempre hará que prevalezca "buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y lo demás os será añadido". El problema es que muchos no han entendido las alturas de qué pretende que alcancemos en el reino de Dios y su justicia. Aquí aparece una respuesta: participantes de la naturaleza divina; un hijo de Dios como heredero y coheredero con Jesucristo.

¿Cuál es el concepto de la biblia de "una fe igualmente preciosa que la nuestra"?

No es simplemente creer que Jesús es tu salvador, o que tienes vida eterna; sino es creer que Dios ha abierto todas las puertas por medio de Cristo Jesús para que seas hijo de Dios en todo derecho, en toda autoridad y en su misma esencia.

Por eso dice más adelante:

2 Pedro 1:

8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

Por las preciosas y grandísimas promesas

Friday, October 20, 2017

09:18

2 Pedro 1:

4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

No todos pueden participar de la naturaleza divina, no porque la persona tenga fe.

Sino dice "para que por ellas", ¿qué? Por las preciosas y grandísimas promesas que nos ha dado (que significa), solamente las personas quienes han creído en las promesas del Pacto que tenemos, aquellos quienes pacientemente aguardaron y vivieron en Cristo Jesús aguardando la manifestación de Jesucristo en su día, también nos da el derecho de participar en la naturaleza divina.

Hebreos 11:

32 Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;

33 que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,

34 apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.

35 Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección; mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección.

36 Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.

37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;

38 de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.

39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido;

40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros.

Así, antes de darnos todas las promesas, primeramente tenemos que mostrar con justicia toda nuestra fe en el pacto y sus promesas, inclusive en los límites de la muerte y en la espera de la resurrección porque el avance del evangelio hoy así lo requiere. Más, aquellos quienes pacientemente esperaron, en quienes se manifiesta la "esperanza viva", y se mantuvieron en "las preciosas y grandísimas promesas", TENEMOS EL DERECHO DE PARTICIPAR DE LA NATURALEZA DIVINA.

Esto, es solamente "el derecho", es la apertura de la puerta, de la posibilidad.

Por tanto, para ser participante de la naturaleza divina, porque tenemos "derecho", pues hay que vivir las cosas que nos corresponda con "virtud", con "conocimiento", con "dominio propio", con "paciencia", con "piedad", con "afecto fraternal", con "amor".

Y todos quienes muestren esto, sea en la espera del día de la manifestación de Jesucristo, sea en la defensa de la fe, sea en la esperanza del cumplimiento de su pacto, sea en vivir intensamente para vencer los pecados del mundo, o apartarse de las tinieblas: HAY QUE MOSTRAR ESTAS CUALIDADES, para "participar" o "formarse" en la naturaleza divina.

Como Jesús dice: "hay que nacer de nuevo para ver y entrar en el reino de los cielos", "hay que nacer en agua y en espíritu", "aquellos que son veraderos adoradores en espíritu y en verdad", "aquellos que comen y beben el cuerpo y la sangre de Cristo", aquellos que en todo pueden esperar con esperanza viva en las promesas (si bien se comenzó con las terrenales fue extendiéndose a lo celestial), tienen el derecho de participar de la naturaleza divina.

La esperanza viva: ¡Qué llave tan difícil y lejano de la fe!

Por eso, todos quienes viven en medio de las tinieblas, aquellos quienes nunca se salieron de sus casas de prisión, de las idolatrías para buscar el pacto y vivir en las promesas, no pueden progresar. Y hoy también vemos cómo Dios ha cerrado las puertas de las vírgenes porque el esposo ha entrado.

Enseñar a los hombres a tener el Temor de Jehová es difícil, hacerlos vivir con la "esperanza viva" en las promesas; y que en este proceso muestre virtud, conocimiento, dominio propio, piedad, amor fraternal, amor… pero esto es amar al hermano como a sí mismo.

Sabemos que para añadir "virtud" a tu fe, no es callarse, ni es ser pasivo, ni ser lento, ni manifestarse con lentitud.

La biblia muestra cómo uno debe ser un virtuoso de la fe y sobre todo querer mostrar a Jehová de los ejércitos en medio de tanta incredulidad y debilidad cobarde:

1 Samuel 17:

4 Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba Goliat, de Gat, y tenía de altura seis codos y un palmo.

5 Y traía un casco de bronce en su cabeza, y llevaba una cota de malla; y era el peso de la cota cinco mil siclos de bronce.

6 Sobre sus piernas traía grebas de bronce, y jabalina de bronce entre sus hombros.

7 El asta de su lanza era como un rodillo de telar, y tenía el hierro de su lanza seiscientos siclos de hierro; e iba su escudero delante de él.

8 Y se paró y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué os habéis puesto en orden de batalla? ¿No soy yo el filisteo, y vosotros los siervos de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí.

9 Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere, vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis.

10 Y añadió el filisteo: Hoy yo he desafiado al campamento de Israel; dadme un hombre que pelee conmigo.

11 Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo.

22 Entonces David dejó su carga en mano del que guardaba el bagaje, y corrió al ejército; y cuando llegó, preguntó por sus hermanos, si estaban bien.

23 Mientras él hablaba con ellos, he aquí que aquel paladín que se ponía en medio de los dos campamentos, que se llamaba Goliat, el filisteo de Gat, salió de entre las filas de los filisteos y habló las mismas palabras, y las oyó David.

24 Y todos los varones de Israel que veían aquel hombre huían de su presencia, y tenían gran temor.

25 Y cada uno de los de Israel decía: ¿No habéis visto aquel hombre que ha salido? Él se adelanta para provocar a Israel. Al que le venciere, el rey le enriquecerá con grandes riquezas, y le dará su hija, y eximirá de tributos a la casa de su padre en Israel.

26 Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?

27 Y el pueblo le respondió las mismas palabras, diciendo: Así se hará al hombre que le venciere.

28 Y oyéndole hablar Eliab su hermano mayor con aquellos hombres, se encendió en ira contra David y dijo: ¿Para qué has descendido acá? ¿y a quién has dejado aquellas pocas ovejas en el desierto? Yo conozco tu soberbia y la malicia de tu corazón, que para ver la batalla has venido.

29 David respondió: ¿Qué he hecho yo ahora? ¿No es esto mero hablar?

30 Y apartándose de él hacia otros, preguntó de igual manera; y le dio el pueblo la misma respuesta de antes.

31 Fueron oídas las palabras que David había dicho, y las refirieron delante de Saúl; y él lo hizo venir.

32 Y dijo David a Saúl: No desmaye el corazón de ninguno a causa de él; tu siervo irá y peleará contra este filisteo.

33 Dijo Saúl a David: No podrás tú ir contra aquel filisteo, para pelear con él; porque tú eres muchacho, y él un hombre de guerra desde su juventud.

34 David respondió a Saúl: Tu siervo era pastor de las ovejas de su padre; y cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada,

35 salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba.

36 Fuese león, fuese oso, tu siervo lo mataba; y este filisteo incircunciso será como uno de ellos, porque ha provocado al ejército del Dios viviente.

37 Añadió David: Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo. Y dijo Saúl a David: Ve, y Jehová esté contigo.

38 Y Saúl vistió a David con sus ropas, y puso sobre su cabeza un casco de bronce, y le armó de coraza.

39 Y ciñó David su espada sobre sus vestidos, y probó a andar, porque nunca había hecho la prueba. Y dijo David a Saúl: Yo no puedo andar con esto, porque nunca lo practiqué. Y David echó de sí aquellas cosas.

40 Y tomó su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

41 Y el filisteo venía andando y acercándose a David, y su escudero delante de él.

42 Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer.

43 Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses.

44 Dijo luego el filisteo a David: Ven a mí, y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo.

45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado.

46 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.

47 Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; porque de Jehová es la batalla, y él os entregará en nuestras manos.

No es la batalla de David porque es joven, que se toma como su batalla, porque Goliat ha desafiado y maldecido al pueblo, y al Dios de Israel.

Es la virtud de su fe.

Mostrar a Jehová Dios de Israel, mostrar que el Dios de Israel no está muerto. Mostrar que hay personas quienes son capaces de creer, de confiar y defender la verdad, su gloria, su honor en el mundo.

Hoy, nuestra fe, nuestra virtud, nuestro conocimiento, nuestro dominio propio, nuestra piedad, nuestro amor está en mostrar que existe Jesucristo, que existe la resurrección, que existe la esperanza viva.

Bueno, también no nos ha dejado "ociosos", ¿no?

Y ven, cómo sin una "esperanza viva" no se puede esperar, sin una esperanza viva no estaríamos yendo a nuestras tierras confiado en todas las demás promesas.

Igualmente, y seguro que el Padre Celestial también nos ha probado en todo este proceso de muerte, de fe, de espera, de paciencia, de creer en lo imposible para este tiempo como decían los hombres; si tenemos "virtud", si tenemos conocimiento, si tenemos dominio propio, si tenemos amor.

Que ese amor no sea simplemente de palabras, sino que en todo, como el amor de Jesucristo:

Isaías 52:

11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.

12 Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.

13 He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto.

14 Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres,

15 así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.

Isaías 53:

1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.

3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.

9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.

10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.

11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

Cuando El Padre nos dice:

Hebreos 5:

5 Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy.

6 Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Melquisedec.

7 Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.

8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;

10 y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.

Siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos bajo el estrado de tus pies:

Hebreos 1:

13 Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies?

Si esto nos lo dice el Padre, es porque nos hemos "santificados como Dios es santo", y porque también hemos alcanzado un grado de la naturaleza divina es que Dios nos dice: "El Padre, El Dios de Paz, Tú eres mi Hijo, Siéntate a mi diestra, Pondré tus enemigos por estrado de tus pies.

ESTO ES LO IMPORTANTE: Que por todas estas cosas, hemos corrido simplemente por la fe y por la esperanza que teníamos en las Palabras de su Promesa. Y por eso, es nuestra Justicia de Dios que es por FE, ante él y para el mundo.

No os dejarán estar ociosos ni sin fruto

Friday, October 20, 2017

10:02

2 Pedro 1:

8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Por las cosas que nos faltan, o les faltan a ustedes en cuanto al amor fraternal y también poder amar al Padre, no nos faltarán palabras, ni estaremos ociosos ni sin fruto.

Y de cómo, con todas estas cosas, gobernaremos el mundo, o hará Dios que todos los hombres del mundo se postren a nuestros pies, y que extranjeros cuiden nuestros ganados, o que en cada tiempo nos traigan sus ofrendas; ¡no nos dejará ociosos! Y menos ¡sin frutos!

Primero el reino de Dios y su justicia.

Y si en la búsqueda del reino de Dios y su justicia, nos hizo subir a alturas nunca antes soñadas y es abundante su gracia. También lo será en todas las añadiduras.

Ahora, podemos entender de las cosas que ha perdido el rey David por causa de su pecado de adulterio con la mujer de Urías heteo. Nos hubiera mostrado algo de todo esto, pero se cortó.

2 Samuel 12

7 Entonces dijo Natán a David: Tú eres aquel hombre. Así ha dicho Jehová, Dios de Israel: Yo te ungí por rey sobre Israel, y te libré de la mano de Saúl,

8 y te di la casa de tu señor, y las mujeres de tu señor en tu seno; además te di la casa de Israel y de Judá; y si esto fuera poco, te habría añadido mucho más.

9 ¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón.

10 Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.

11 Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol.

12 Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol.

13 Entonces dijo David a Natán: Pequé contra Jehová. Y Natán dijo a David: También Jehová ha remitido tu pecado; no morirás.

14 Mas por cuanto con este asunto hiciste blasfemar a los enemigos de Jehová, el hijo que te ha nacido ciertamente morirá.

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

11 Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Después de mi partida tener memoria de estas cosas

Friday, October 20, 2017

10:41

2 Pedro 1:

12 Por esto, yo no dejaré de recordaros siempre estas cosas, aunque vosotros las sepáis, y estéis confirmados en la verdad presente.

13 Pues tengo por justo, en tanto que estoy en este cuerpo, el despertaros con amonestación;

14 sabiendo que en breve debo abandonar el cuerpo, como nuestro Señor Jesucristo me ha declarado.

15 También yo procuraré con diligencia que después de mi partida vosotros podáis en todo momento tener memoria de estas cosas.

16 Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

17 Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Éste es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia.

18 Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.

Sabemos que los que una vez entran en el Pacto Nuevo de Jesucristo, no hay forma que se pierda nuevamente.

Pero sí tenemos que poner énfasis en aquellos que vienen, que aún no saben todo esto, que no tienen esperanza viva. Porque si han sido rescatados es por la misericordia de Dios.

¿Cuánto tiempo deberán transcurrir hasta que todos los remanentes, los dispersos, los expatriados y sus hijos entren en el Pacto Nuevo? ¿100 años? ¿80 años? ¿50 años?

Pues por más que vengan hoy, ¿cuánto tiempo deberán aprender y realizar su justicia en Cristo Jesús? ¿Cuántos años deberán vivir en esperanza viva? ¿A qué muerte serán sometidos?

Sabemos que todos los elementos que tenemos ahora, servirán o ya están siendo utilizados para que ellos aprendan o están aprendiendo. Pero los tiempos lo pone Dios, y nosotros la fe y nuestra virtud y amor fraternal.

Más una cosa sabemos: Que esto termina, que todos según los tiempos de los escogidos y según la presciencia de Dios; desde que Dios nos ha puesto como hijo de Hombre para acabar con el pacto viejo, sí hay una fecha de conclusión.

Y no como un ciclo constante de fe, de secularización, de caída, de arrepentimiento, de conversión, de bautismo… como sucedía en tiempos de la iglesia evangélica.

La puerta de las vírgenes se ha cerrado; y nosotros trabajamos con las personas "QUE YA ESTÁN ADENTRO". Por más que hoy no los veamos completos, ni lleno en nuestra iglesia, el Padre sabe a quiénes ha metido, y a quiénes están fuera. Quiénes los siervos que están dentro, y aquellos que están en tinieblas y en su crujir de dientes.

Este libro de Pedro, que el Espíritu Santo le ha hecho escribir, sí nos ha servido a nosotros, sí tiene los frutos en nosotros; sí nos ha despertado con amonestación en su justo tiempo. Y que nos ha despertado en nuestro corazón la verdad que Dios le ha dado a Pedro que escribiese y entendiese. Entonces, lo que él escribió y pasando dos mil años y se cumplen; también nuestro trabajo guiando hacia el nuevo pacto a los que Dios ha guardado para este día, también conseguirán justificarse plenamente en Cristo Jesús. Porque así su presciencia es infalible.

Hay que ser virtuoso también en la fuerza y autoridad de Dios, porque aquellos que no cumplen con estas condiciones, o a quienes Dios les ha cerrado las puertas… CERRADAS ESTÁN, Y CERRADAS PERMANECERÁN.

Reconstruyendo lo destruido, levantando ruinas antiguas

Friday, October 20, 2017

11:00

Isaías 44:

24 Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo;

25 que deshago las señales de los adivinos, y enloquezco a los agoreros; que hago volver atrás a los sabios, y desvanezco su sabiduría.

26 Yo, el que despierta la palabra de su siervo, y cumple el consejo de sus mensajeros; que dice a Jerusalén: Serás habitada; y a las ciudades de Judá: Reconstruidas serán, y sus ruinas reedificaré;

27 que dice a las profundidades: Secaos, y tus ríos haré secar;

28 que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado.

Construir y levantar la Jerusalén de arriba, en esto deberá volcarse todas nuestras fuerzas, y aquí también mostrar cuánto hemos crecido en la naturaleza divina. Por la fe, virtud, conocimiento, dominio propio, piedad, amor fraternal y amor por Jesucristo.

Si lo que dijo el apóstol Pedro se ha cumplido a lo largo de dos mil años, y hoy predicar y mostrar la luz en medio de las tinieblas se ha convertido como apostasía, para los evangélicos (los que dicen creer en Jesucristo).

Esta es la gran empresa que nos compete. Y es necesario que en cada don que Dios les ha puesto, sean virtuosos, fuertes, que sepan utilizarlos en el poder de su fuerza.

Incluso en los aportes que querrán realizar los que vienen, estarán llenos de las ideas de los falsos maestros quienes les mostraron una "iglesia humana", para el hombre.

2 Pedro 2:

1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;

5 y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, pregonero de justicia, con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos;

6 y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,

7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados

8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),

9 sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

10 y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en concupiscencia e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y contumaces, no temen decir mal de las potestades superiores,

11 mientras que los ángeles, que son mayores en fuerza y en potencia, no pronuncian juicio de maldición contra ellas delante del Señor.

12 Pero éstos, hablando mal de cosas que no entienden, como animales irracionales, nacidos para presa y destrucción, perecerán en su propia perdición,

13 recibiendo el galardón de su injusticia, ya que tienen por delicia el gozar de deleites cada día. Éstos son inmundicias y manchas, quienes aun mientras comen con vosotros, se recrean en sus errores.

14 Tienen los ojos llenos de adulterio, no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.

15 Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad,

16 y fue reprendido por su iniquidad; pues una muda bestia de carga, hablando con voz de hombre, refrenó la locura del profeta.

17 Éstos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre.

18 Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.

19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.

20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.

22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

En realidad, esto ya no es un asunto que nos incumbe, porque hemos corrido en tiempos posibles de misericordia, de perdón. Pero una vez terminado, y una vez que nosotros también estamos "encerrados", porque cuando el esposo entra y cierra la puerta, nosotros las "vírgenes prudentes" también estamos "encerrados" con Jesús; y no se nos permite salir y "¿cómo podremos hacer entrar a aquellos que Jesús les cerró la puerta?"

Esto también es fe, y también es obediencia a la fe; porque la "presciencia" de Dios también establece esto.

Aquí también hay que saber mostrar nuestra fe, el temor de Jehová y tener "virtud y dominio propio", porque no se nos permite abrir las puertas, cuando una vez estén cerradas. Por eso, en su justo tiempo, hemos corrido tratando de salvar a los que podían, y nosotros también fuimos sometidos a justicia de Dios, y a su juicio de muerte en Cristo Jesús por causa de la esperanza viva que tenemos.

Los burladores que dicen: ¿dónde está la promesa?

Friday, October 20, 2017

11:24

2 Pedro 3:

1 Amados, ésta es la segunda carta que os escribo, y en ambas despierto con exhortación vuestro limpio entendimiento,

2 para que tengáis memoria de las palabras que antes han sido dichas por los santos profetas, y del mandamiento del Señor y Salvador dado por vuestros apóstoles;

3 sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,

4 y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.

5 Éstos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste,

6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;

7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

8 Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.

9 El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

Sí, Dios prende a los sabios y astutos en su propia sabiduría; porque ¿quién ha conocido la mente del Señor?

La noche ha venido, y el día de Señor ya ha venido como ladrón en la noche.

Todo esto ha sucedido antes que alguién se dé cuenta que haya ocurrido.

Pues, todas las cosas se han de discernir espiritualmente. Pero ¿cómo entenderían los que andan en la carne las cosas del espíritu? ¿Cómo podrían ver el reino de los cielos, si no han nacido de nuevo?

Todas estas cosas han de ser deshechas

Friday, October 20, 2017

11:59

2 Pedro 3:

10 Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas.

11 Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir,

12 esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!

13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

14 Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.

2 Pedro 3:

5 Éstos ignoran voluntariamente, que en el tiempo antiguo fueron hechos por la palabra de Dios los cielos, y también la tierra, que proviene del agua y por el agua subsiste,

6 por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua;

7 pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos.

¿Cómo o de qué manera serán deshechas todas las cosas?

Existe una pauta: todo el mundo de hoy está reservada para el juicio de fuego.

Pero nosotros, aguardamos cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

Seguro que en esta "muerte" a que nos ha dejado Dios, fue para salvarnos.

Y Dios nos ha dado "una muerte y una esperanza en la resurrección" a qué dedicarnos, para que no seamos desviados ni arrastrados en el error en que viven los inicuos.

2 Pedro 3:

18 Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén

Crecer en la gracia, en el conocimiento de Jesucristo.

A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad.

• Salmos 65:

4 Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, Para que habite en tus atrios; Seremos saciados del bien de tu casa, De tu santo templo.

5 Con tremendas cosas nos responderás tú en justicia, Oh Dios de nuestra salvación, Esperanza de todos los términos de la tierra, Y de los más remotos confines del mar.

6 Tú, el que afirma los montes con su poder, Ceñido de valentía;

7 El que sosiega el estruendo de los mares, el estruendo de sus ondas, Y el alboroto de las naciones.

8 Por tanto, los habitantes de los fines de la tierra temen de tus maravillas. Tú haces alegrar las salidas de la mañana y de la tarde.

9 Visitas la tierra, y la riegas; En gran manera la enriqueces; Con el río de Dios, lleno de aguas, Preparas el grano de ellos, cuando así la dispones.

10 Haces que se empapen sus surcos, Haces descender sus canales; La ablandas con lluvias, Bendices sus renuevos.

11 Tú coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura.

12 Destilan sobre los pastizales del desierto, Y los collados se ciñen de alegría.

13 Se visten de manadas los llanos, Y los valles se cubren de grano; Dan voces de júbilo, y aun cantan.

• Apocalipsis 20:

6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

FIN.