Anotaciones bíblicas del Pastor

1 y 2 Timoteo (Inicio: 11/octubre/2017)


ESTUDIO DE 1 Y 2 TIMOTEO 2017

VERDADERO HIJO EN LA FE

¿Por qué es verdadero hijo en la fe?

Wednesday, October 11, 2017

10:58

¿Por qué es verdadero hijo en la fe?

¿Cuándo se es un verdadero hijo en la fe?

1 Timoteo 1:

Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

Háblase de una persona que recibe la gracia, la misericordia de Dios y está en paz con Dios el Padre y de Cristo Jesús.

Háblase de la persona quien ha alcanzado gracia, misericordia y paz de Dios Padre y en Cristo Jesús respecto a todos los temas de Romanos, de Corintios, de Gálatas, de Efesios, de Filipenses, de Colosenses, de Tesalonicenses; y que ha alcanzado la paz.

Por eso es importante la suficiencia que tiene la persona que enseña, en este caso Timoteo.

Y sobre todo es muy cierto cuando se trata de temas que Pablo le encarga a Timoteo: cuando se enseña de doctrinas y especialmente cuando se "rebaten" las diferentes doctrinas.

1 Timoteo 1:

3 Como te rogué que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina,

4 ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,

6 de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería,

7 queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman.

¿Por qué se necesita del verdadero hijo de la fe?

Wednesday, October 11, 2017

11:01

1 Timoteo 1:

3 Como te rogué que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina,

4 ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,

6 de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería,

7 queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman.

Como hemos estudiado en Éfeso, las cosas que se han enseñado ahí acerca de las bendiciones de los lugares celestiales, es algo nuevo, difícil de llegar. También acerca de la necesidad de la santidad, porque fuimos elegidos como hijos de Dios.

Pero generalmente las personas tienen un concepto "religioso" de las cosas de la fe, y piensan: si yo tengo fe, ¿por qué tengo que esforzarme tanto en santificarme, en llegar a las alturas del pacto de hijo, de padecer en Cristo, de tener que vestirme de toda la fortaleza y armadura de Dios…?

Y esto es lo difícil y se requiere de mucha paciencia, de los verdaderos hijos de Dios; que cuando las personas comienzan a traer otras doctrinas, fábulas y otras enseñas, tradiciones; que uno simplemente mantenga en la fe, y la edificación de Dios que es por fe.

Porque siempre el hombre quiere "entrar en razón" con los que enseñan la palabra de Dios, especialmente cuando no está establecido claramente "la autoridad de Dios" del que enseña, o de aquellos quienes "pretenden conocer algo de la biblia", y aún no ha probado "el poder de Dios que está sobre ti". Y esto es especialmente así porque en muchos lugares se tiene una imagen muy pobre de los "pastores de iglesias", que en lugar de ser tenidos como pastores, simplemente son respetados porque es una figura de la iglesia.

Por eso, la persona quien enseña, debe tener la autoridad, y también ganarse esa autoridad: de Dios y de los hombres. Y en cuanto a Timoteo también era así, por su juventud.

A veces es difícil establecer esa línea, o es discipulador, o es maestro, o es hermano en Cristo, o es amigo…

Y todo esto lleva tiempo, porque la autoridad de Dios que yo tengo y recibido del Padre, puede que los hombres "porque ellos mismos son carnales y concupiscentes" no logran ver en ti suficientemente. Por eso, incluso cuando estás enseñando la Palabra de Dios, tienes que vivir como " 5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, 6 de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, 7 queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman.", y así ganar poco a poco, convencer a los hombres.

Cierto que ese tiempo de ganar, de convencer, de que la persona reciba, acepte, tenga temor de Dios por tu persona, tiene sus componentes "que competen a ti ante Dios", y que tienes que mostrar a los otros tu vida y tu justicia de Dios.

Pero, durante todo el tiempo que el creyente tarde en "reconocer en ti la persona de Cristo", no es mucho lo que puede aprender y avanzar esa persona. Porque él mismo está lleno de incredulidad, de dureza de corazón, y aún no ha reconocido los pecados que tiene.

La ley es buena si uno la usa legítimamente

Wednesday, October 11, 2017

13:39

Realmente enseñar la Palabra de Dios, es más bien "mostrar cómo se vive la Palabra de Dios"; por eso, cuando muchos creyentes tienen un concepto "negativo", "retardativo", "coercitivo" contra las libertades del hombre, o que "degrada al hombre"…

Por eso, hasta que los creyentes los vivan y vean los beneficios de los mandamientos en su justa medida; no a la manera de los fariseos quienes utilizan una parte interesada de la ley para subyugar o juzgar incoherentemente a los hombres; sino que se viva todos los mandamientos de Dios dentro del pacto y así vea las obras del Espíritu Santo que les da justificación, vivificación, y una vida de justicia en Cristo Jesús.

No es "forzar" a los hombres para que vivan en la ley, sino que "Con fe" crean que es la Palabra de Dios, y que la deseen vivirla hasta el punto en que las cosas caminen y las ruedas de la vida gire más ágilmente, y vean los beneficios de la santidad en Cristo Jesús.

Hoy el concepto general, es que todo quien vive fielmente a los mandamientos de Dios, se le cataloga y tildan de "extremista", "fundamentalista", "ciego", "obcecado" religioso. Pero no saben que justamente esas son las batallas que ha ganado Satanás implantando esas ideas en los hombres.

Por eso, el verdadero hijo de Dios, quien tiene el testimonio de Cristo Jesús en su propia persona, quien está en Paz con Dios Padre, y está bien firme y convencido, paciente y sobre todo en paz con todas las obras y caminos de Dios, tiene que enseñar. Porque si uno que no está convencido enseña acerca del pacto de Dios, aumentarán simplemente las inseguridades de los hombres.

Mayor paz y confianza con menor conocimiento doctrinario es mejor que inseguro y buen conversador. Porque todas las cosas salen a luz.

Es imprescindible que el verdadero hijo de Dios, que está en gracia, misericordia y paz con el Padre Dios y en Cristo Jesús pueda mostrar los frutos sus obras de justicia de Dios que es por fe.

2 Pedro 1:

han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.

10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

El Verdadero hijo de la fe, es aquel que MUESTRA TODAS LAS GLORIAS DEL GLORIOSO EVANGELIO DEL DIOS BENDITO.

Pues si uno mismo no está convencido en sí mismo, ¿cómo se enseñará a otros para que caminen por la senda angosta y la puerta estrecha?

Agradecido y fortalecido en Cristo Jesús por su gracia

Wednesday, October 11, 2017

13:57

El testimonio de Cristo en el mundo

El discipular a los creyentes por todo el camino del Pacto, de hacerlos vivir y disciplinar en Jesucristo, hay más ocasiones de sinsabores y pesada carga, de preocupación por las almas de los hombres que alguna retribución en lo inmediato.

Por ello, es imprescindible que uno esté profundamente agradecido por la gracia de Jesucristo recibido por sus propios pecados; y que esté inmensamente fortalecido en Cristo Jesús de ver y participar de su gloria, de pertenecer a la familia de Dios. Porque nunca existirá otra paga suficiente que pueda cubrir el esfuerzo que se debe realizar.

Seguramente todos están muy cansados, y sobre todo extenuados por todo lo que soportan; pero hay que orar para que "el Espíritu Santo les dé el gozo de la salvación", "la gracia de estar todos los días en armonía y comunión con el Padre Bendito". Y que esa alegría sea la fortaleza en Cristo Jesús, pues si no tienen esto, JAMÁS SE EXIGIRÁ CON TODAS LAS FUERZAS A QUE LOS CREYENTES VIVAN ÍNTEGRAMENTE EL PACTO, NI QUE PASEN POR TODAS LAS PRUEBAS DEL HORNO DE FUEGO PURIFICADOR".

1 Timoteo 1:

12 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,

13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad.

14 Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús.

15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.

16 Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna.

17 Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Muchas veces las cosas se complican tanto, y las personas se ponen tan reacias, tercas y duras para cambiar; o que tú te das cuenta que con las cosas que les enseñas, y que te obedezcan; sabes que estás destruyendo o desmembrando familias, padres e hijos, hijos y amigos, familia y parentesco o el mundo.

¿Vale la pena continuar destruyendo todo eso? Porque los hombres consideran eso como muy precioso, son lazos de "humanidad" con el mundo. Porque se pasa enseguida "para el fanatismo religioso" a entender de los hombres del mundo.

¿Querrás tú ser esa piedra de discordia de los hombres a quienes enseñas? ¡Y seguro que deberás hacerlo!

¿Quién soy yo para hacerlo? ¿Qué derecho tengo para destruir familias, generaciones, relaciones?

¿Seguro que Dios quiere que se hagan esas cosas?

¿Y no se pueden quedar una o dos relaciones? ¿O que acatemos mañana?

Son miles de dudas que se generan, y cada uno viene con una declaración más "sensata".

Génesis 21:

9 Y vio Sara que el hijo de Agar la egipcia, el cual ésta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac.

10 Por tanto, dijo a Abraham: Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac mi hijo.

11 Este dicho pareció grave en gran manera a Abraham a causa de su hijo.

12 Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.

13 Y también del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente.

14 Entonces Abraham se levantó muy de mañana, y tomó pan, y un odre de agua, y lo dio a Agar, poniéndolo sobre su hombro, y le entregó el muchacho, y la despidió. Y ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba.

Nada de esto se puede realizar si tú no estás seguro de quién eres ante el Padre Celestial, y qué autoridad te ha dado Dios en Cristo Jesús.

Y estas son las verdaderas competencias del "verdadero hijo en la fe".

Observación: hay que saber que justamente en estos puntos fallaron los pastores evangélicos, y cada uno se fue más lejos, y cada uno exigió menos y menos, a final todo terminó como religión de hombres, y fueron cortados.

Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo.

Wednesday, October 11, 2017

14:14

1 Timoteo 1:

18 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, para que conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,

19 manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos,

20 de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.

Siempre existen personas quienes están ligados y destinados para una obra de Dios.

Son cosas delicadas, y no fáciles de asumir; pero también pensar que siempre cuando las cosas no resultan significa un llamado de Dios, no es cierto.

Por eso dice Pablo: "conforme a las profecías que se hicieron antes en cuanto a ti".

También otros muchos se aventuran, pensando que es un camino fácil, pero luego abandonan.

LAS TAREAS DE LA IGLESIA

El misterio de la piedad

Thursday, October 12, 2017

10:37

1 Timoteo 3

14 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte,

15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

¿Cuál es la finalidad de todos los creyentes en la Iglesia de Jesucristo?

¿Cuánto es la responsabilidad de un maestro respecto al discípulo? ¿Cuánto tiene que enseñarle para decir que ha cumplido su misión?

Que cada uno sepa cuál es la voluntad de Dios, y viva intensamente para alcanzar por medio del entendimiento, del conocimiento, de las pruebas, de la esperanza; y que todos sigan estos caminos de Jesús:

grande es el misterio de la piedad:

• Dios fue manifestado en carne,

• Justificado en el Espíritu,

• Visto de los ángeles,

• Predicado a los gentiles,

• Creído en el mundo,

• Recibido arriba en gloria.

• Dios fue manifestado en carne

Romanos 16:

25 Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos,

26 pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe,

27 al único y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.

1 Juan 4:

11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.

12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

13 En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros, en que nos ha dado de su Espíritu.

14 Y nosotros hemos visto y testificamos que el Padre ha enviado al Hijo, el Salvador del mundo.

15 Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

17 En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.

Muchos no viven con seriedad la Palabra de Dios, o cuánto tenemos que involucrarnos en las obras de Dios como iglesia; ni entienden que así como Jesús se hizo hombre como el asunto primordial de su vida y obra, así también nosotros. Jesús no puede ser un complemento, ni un rincón de nuestra vida, o un adicional que tenemos que cumplir los domingos.

Salmos 137:

5 Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, Pierda mi diestra su destreza.

6 Mi lengua se pegue a mi paladar, Si de ti no me acordare; Si no enalteciere a Jerusalén Como preferente asunto de mi alegría.

¿Cuánto o qué se deberá enseñar a los hombres que mañana vendrán para que ellos sepan que Jesucristo es el asunto preferente de sus vidas?

Porque seguro que cuando uno se dedica al 100% de atención a buscar ser semejante a Cristo Jesús, los demás deberes del mundo, tareas, anhelos, sueños reducirán su cuota de fuerza, de deseo, de tiempo, de cansancio, de espacio.

Así como nosotros somos "bajados de nuestras revoluciones respecto al mundo", ¿cuántos podrán aguantar eso?

Por todo esto, es el misterio de la piedad, y por qué solamente un verdadero hijo (de Dios) en la fe puede enseñar estas cosas.

• Justificado en el Espíritu,

Isaías 52:

11 Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová.

12 Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.

13 He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado, y será puesto muy en alto.

14 Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer, y su hermosura más que la de los hijos de los hombres,

15 así asombrará él a muchas naciones; los reyes cerrarán ante él la boca, porque verán lo que nunca les fue contado, y entenderán lo que jamás habían oído.

Isaías 53:

1 ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

2 Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.

3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.

4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

7 Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.

8 Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido.

9 Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue en su muerte; aunque nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.

10 Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando haya puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.

11 Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

12 Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.

No es solamente "dedicarse a Dios", y cambiar los rumbos de sus vidas; sino que uno tiene que "asemejarse a Cristo" en todo, y ser justificado en el Espíritu.

Nadie puede ser justificado en Espíritu, si no ha sido examinado y vence al diablo,

San Mateo 4:

1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

4 Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.

7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. (Matt. 4:1-11 R60)

Efesios 6:

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Solamente quienes han batallado en el Espíritu, y se han mantenido firmes hasta el final, tienen una gloria especial:

• Visto de los ángeles,

Como en el texto de arriba dice:

11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían

En Hebreos 1 dice:

1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,

2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

4 hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?

6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenle todos los ángeles de Dios.

7 Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego.

8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos.

11 Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura,

12 Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.

13 Pues, ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies?

14 ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?

La imagen y semejanza en Cristo Jesús, eso nos hace hijos de Dios en todo derecho, llegamos a hablar por Dios en este mundo, y tenemos todas las prerrogativas de hijo. Y Dios ordena a que los ángeles sirvan a los hijos.

• Predicado a los gentiles,

Este es el testimonio que hay que dar a los hombres, y no pensar que lo que hacen los evangélicos sea la norma:

Romanos 10:

8 Mas ¿qué dice? Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos:

9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado.

12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;

13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?

15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

16 Mas no todos obedecieron al evangelio; pues Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio?

17 Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

18 Pero digo: ¿No han oído? Antes bien, Por toda la tierra ha salido la voz de ellos, Y hasta los fines de la tierra sus palabras.

19 También digo: ¿No ha conocido esto Israel? Primeramente Moisés dice: Yo os provocaré a celos con un pueblo que no es pueblo; Con pueblo insensato os provocaré a ira.

20 E Isaías dice resueltamente: Fui hallado de los que no me buscaban; Me manifesté a los que no preguntaban por mí.

21 Pero acerca de Israel dice: Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde y contradictor.

Cuando este evangelio de Cristo se llega a predicar y a vivirse, los escogidos creen (como ustedes), pero no hubo quien predicase de esta forma. Y al que les predicó de esta forma, no le creyeron. Y esta es la condenación al mundo de hoy y su pecado; porque al que Dios envió, no le creyeron, ni le recibieron.

Es que cuando uno tiene los testimonios del Espíritu y Dios ha declarado como "hijo de Dios, y que se siente a la diestra de Dios", muchas partes de la biblia se confunden entre lo que dice Jesús y lo que tú dices ordenado por el Padre. Y esta es la confusión de aquellos que se pierden.

• Creído en el mundo,

Mas todos quienes creyeron en esto, Dios les hizo hijos de Dios también según la justicia que realicen.

San Juan 1:

8 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.

9 Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.

10 En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció.

11 A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.

12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;

13 los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.

14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Así que, todos quienes con fe creyeron, e igualmente siguieron en las palabras de fe, y realizando toda justicia en el Espíritu de Cristo, también son hechos hijos de Dios.

No es un imposible como dicen los hombres.

Aquellos quienes creyeron sí fueron salvados y recibidos como hijos.

• Recibido arriba en gloria.

Y este es el mayor de los misterios, mientras que todos los hombres llamados creyentes hoy confían en su fe y que serán arrebatados o resucitarán para vida eterna cuando venga Jesucristo (en la segunda venida y con el sonar de las trompetas)…

Nosotros que hemos entendido este misterio de la piedad en Cristo Jesús, YA PARTICIPAMOS EN LA MUERTE, Y EN LA PRIMERA RESURRECCIÓN. Y hemos sido recibido en gloria del Padre, porque nos ha dicho:

Salmos 2:

7 Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy.

8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra.

9 Los quebrantarás con vara de hierro; Como vasija de alfarero los desmenuzarás.

10 Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; Admitid amonestación, jueces de la tierra.

11 Servid a Jehová con temor, Y alegraos con temblor.

12 Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; Pues se inflama de pronto su ira. Bienaventurados todos los que en él confían.

Hebreos 1:

5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?

Y por eso se nos manifiesta el "El Dios de Paz", porque para nosotros, ahora la muerte es irrelevante. Porque como hemos muerto en Cristo, y juntamente con él hemos también resucitados, y el Espíritu Santo que levantó a Jesús también mora en nosotros y nos atestigua que somos hijos de Dios.

Si fuimos recibido en gloria, y Dios nos dice: Tú eres mi hijo, siéntate a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies; y sabiendo que la muerte no es más el "aguijón" con el cual nos sujeta en servidumbre el diablo como a los demás hombres… Por eso, estamos en el Dios de Paz. Y esta paz de Dios irá ampliándose en todos los sentidos.

Salmos 65:

4 Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeres a ti, Para que habite en tus atrios; Seremos saciados del bien de tu casa, De tu santo templo.

5 Con tremendas cosas nos responderás tú en justicia, Oh Dios de nuestra salvación, Esperanza de todos los términos de la tierra, Y de los más remotos confines del mar.

6 Tú, el que afirma los montes con su poder, Ceñido de valentía;

7 El que sosiega el estruendo de los mares, el estruendo de sus ondas, Y el alboroto de las naciones.

8 Por tanto, los habitantes de los fines de la tierra temen de tus maravillas. Tú haces alegrar las salidas de la mañana y de la tarde.

9 Visitas la tierra, y la riegas; En gran manera la enriqueces; Con el río de Dios, lleno de aguas, Preparas el grano de ellos, cuando así la dispones.

10 Haces que se empapen sus surcos, Haces descender sus canales; La ablandas con lluvias, Bendices sus renuevos.

11 Tú coronas el año con tus bienes, Y tus nubes destilan grosura.

12 Destilan sobre los pastizales del desierto, Y los collados se ciñen de alegría.

13 Se visten de manadas los llanos, Y los valles se cubren de grano; Dan voces de júbilo, y aun cantan.

Apocalipsis 20:

5 Ésta es la primera resurrección.

6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

Tiempos de apostasía de la fe

Thursday, October 12, 2017

10:37

1 Timoteo 3:

14 Esto te escribo, aunque tengo la esperanza de ir pronto a verte,

15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

1 Timoteo 4:

1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;

2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,

3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.

4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;

5 porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.

6 Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.

7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;

8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

9 Palabra fiel es ésta, y digna de ser recibida por todos.

Sé que muchos evangélicos siempre están interesados en los tiempos, principalmente de los tiempos del arrebato, pero casi nadie se preocupa del tiempo de la apostasía de la fe. ¿Por qué siempre se siente seguros de su fe? ¿Por qué siempre se salvarán?

¿Por qué se convierte en apostasía? ¿Por qué existe el tiempo de la apostasía de la fe? De la negación, del desconocimiento de la verdad, del desvío de la verdad.

¿Por qué Dios establecería "columna y baluarte de la verdad" si todos hacen la verdad?

Se supone que Dios dice esto, porque los hombres, los pastores y las iglesias se saldrán de ella, ¿no?

Entonces, ¿Por qué dice que el camino de Cristo se convierte en "MISTERIO DE LA PIEDAD"? ¿Por qué misterio si desde tiempos antiguos y Jesucristo mismo lo ha mostrado en público y todos lo leyeron?

Porque justamente la apostasía de la fe "es generalizado". Que son muchísimos más los que están en la apostasía que los que están en la verdad. Y eso lo vemos en el mundo evangélico, porque todos se han extrañado y nos miran con ojos de asombro, de lástima, de locura todo cuanto hemos realizado en Cristo Jesús.

Por eso, Pablo dice que en los postreros tiempos a Timoteo dice que "algunos" apostatarán de la fe; o es la inmensa mayoría.

Y es así que Pablo, hablando de ese tiempo, la Palabra de Dios nos posiciona en qué época de las iglesias en los tiempos del Apocalipsis hemos vivido; toda la apostasía han sido los tiempos previos, y podríamos decir que llega a su culminación con Claudia, y las viejas iglesias.

Apocalipsis 3:

7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:

8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.

10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Y el sermón acerca de la puerta abierta y que nadie la cerrará, fue cuando esto se ha cumplido (la sexta iglesia)

El domingo pasado, cuando se predicó sobre 10 vírgenes, y Apocalipsis 3:20 se ha cerrado la séptima iglesia.

Apocalipsis 3:

14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!

16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Nunca se ha visto la epístola a los Laodicenses, pero el apóstol Pablo dice a los colosenses:

Colosenses 4:

16 Cuando esta carta haya sido leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que la de Laodicea la leáis también vosotros.

¿En qué consistía la carta a los Laodicenses que nunca hemos conocido? Seguramente, habla de los tiempos de la apostasía de la fe, de aquellos quienes no querían padecer como los colosenses y ser expuestos en Cristo Jesús, de acuerdo a este Misterio de la Piedad. Pero aquellos quienes no quisieron vivir como los colosenses, como los laodicenses, porque están inmersos en la hipocresía de las mentiras y una mente cauterizada en sus propios pensamientos de idolatría, pues se les ha cerrado las puertas definitivamente.

Pero aquellos que sí hicieron según el misterio de la piedad, el Dios de Paz está presente en su vida. Y así se ha cerrado las puertas del esposo con las vírgenes prudentes adentro, y las que son insensatas afuera. Los siervos obedientes quienes aún no han recibido el Espíritu de Cristo, pero quienes por lo menos tienen los talentos trabajados y ganados, de tal manera que recibieron la alabanza del padre de familia:

San Mateo 25:

21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

22 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.

23 Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.

Seguro que éstos son los que vendrán y serán disciplinados en Cristo Jesús para que reciban el Espíritu de Cristo y de Adopción, y que pasen por el misterio de la piedad, igualmente. Para que tengan el gozo como nosotros.

Por eso, es importante que nosotros seamos quienes marcamos los tiempos y las obras de Dios.

Un buen ministro de Jesucristo

Friday, October 13, 2017

10:37

¿Quién es un buen ministro de Jesucristo?

Aquel que conoce, vive, guía para que el misterio de la piedad se cumpla en este tiempo, aún por encima de las grandes oposiciones por causa de la apostasía.

1 Timoteo 4:

6 Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.

7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;

8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

9 Palabra fiel es ésta, y digna de ser recibida por todos.

10 que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.

11 Esto manda y enseña.

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

El problema es que muchas partes de la apostasía de la fe está dentro de las fibras mismas del hombre de fe, porque piensa que "cree en los milagros", "piensa que es guiado por el Espíritu Santo", o que "tiene conocimiento de la verdad", y abrir los ojos a esas personas no es fácil.

"Desecha las fábulas profanas y de viejas". Ejercítate en la piedad.

Hoy muchos consideran que la oración y el ayuno es algo esencial, o grandes programas de ecumenismo, de conciertos de alabanzas, o de campamentos y retiros espirituales.

Sabemos que Dios está cerrando las puertas que se abrieron en algún momento, finiquitando con los diferentes personas, concluyendo las oportunidades dadas a los hombres; y terminando los juicios de cada uno.

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

Así sucederá incluso con aquellos quienes vengan de los siervos que han ganado talentos, en algún momento sacarán aquellas cosas que no tienen valor alguno como los currículum espiritual de cada uno, los títulos y logros que han realizado.

Pero lo importante es el testimonio que Dios tiene y te da: gracia, misericordia y paz de Dios Padre y de Jesucristo.

También es un asunto no menor, la convivencia y sobre todo, enseñarles el nuevo modo de vida, de realizar las cosas, de hacer todas las cosas en verdad en Cristo Jesús en los diferentes aspectos de la vida del hombre: familiar, pareja, hijos, trabajo, conceptos sobre vida, sobre muerte, sobre enfermedades, sobre futuro, sobre el amor, sobre…

De todo uno tiene que ser sabio, y avezado en la sabiduría de Dios.

20 A los que persisten en pecar, repréndelos delante de todos, para que los demás también teman.

21 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, y de sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin prejuicios, no haciendo nada con parcialidad.

22 No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro.

Siempre el tiempo, la paciencia, el vivir en la esperanza de las promesas del pacto hacen que todas las cosas salgan a luz, incluso los más profundos, aquellos que muchos piensan que son inofensivos, aquellos que entienden que "está bien" y por eso nunca les comentaron, pero es pecado, o existe error en Cristo Jesús.

24 Los pecados de algunos hombres se hacen patentes antes que ellos vengan a juicio, mas a otros se les descubren después.

25 Asimismo se hacen manifiestas las buenas obras; y las que son de otra manera, no pueden permanecer ocultas.

El discipulado en Cristo Jesús, que uno tenga los testimonios de todo el misterio de la piedad nunca puede completarse en corto tiempo, ni de una vez. Así hay que armarse de toda fuerza y fortaleza para combatir contra la carne y concupiscencias de los hombres.

Piedad y contentamiento

Friday, October 13, 2017

11:14

1 Timoteo 6:

1 Todos los que están bajo el yugo de esclavitud, tengan a sus amos por dignos de todo honor, para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina.

2 Y los que tienen amos creyentes, no los tengan en menos por ser hermanos, sino sírvanles mejor, por cuanto son creyentes y amados los que se benefician de su buen servicio. Esto enseña y exhorta.

3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,

4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas,

5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

6 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento;

7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar.

8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

Hoy todos estamos en el mismo barco, pero subimos primero, llegamos primero y es lógico que todo cuanto hemos sembrado hasta ahora florecerá antes que las personas quienes vengan después.

A veces, para "ayudar", para limitar el dolor o el padecimiento, nos apresuramos a ayudar todo cuanto nos es posible; pero siempre hemos de anteponer el hecho que Dios le da dado o le ha metido en el hoyo correspondiente para que pueda vivir el misterio de la piedad desde ese lugar, sea porque está atrapado por los pecados que ha cometido, o sea por la servidumbre en que se ha metido.

¡No sacarlos por sacar porque uno compadece!

Sino ver que desde el lugar en donde está, uno está realmente viviendo el testimonio de la piedad en Cristo Jesús. Y cuando exista una orden de Dios, entonces realizar las correcciones o sacarlos de ese lugar.

Siempre entrará en conflicto estas palabras:

1 Juan 3:

16 En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

17 Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?

18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

19 Y en esto conocemos que somos de la verdad, y aseguraremos nuestros corazones delante de él;

20 pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.

21 Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios;

22 y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él.

¿Pero qué es lo primero? ¿La ayuda económica o la piedad en Cristo Jesús?

Y ¿cómo debe manifestarse el contentamiento en el corazón del hermano?

Si ese "hermano" no tiene signos ni se esfuerza en vivir en el misterio de la piedad, ni acepta que el hoyo en que está las dificultades o la servidumbre en que está es por causa de "SU PECADO", y debe mostrar que está luchando, que vive en esperanza para que Dios le perdone, que hace la justicia de Dios que es por fe respecto a su vida y esos pecados.

Por eso, ser maestro no es fácil, ¿cómo saber los momentos necesarios? ¿Los decisivos? ¿O la paciencia?

¿Y cómo no pasará por la mente de ese "hermano" que está en aprietos o necesidades… por qué no les ayudan los demás en la iglesia?

Piedad y contentamiento respecto a sus pecados.

Piedad y contentamiento respecto a su salvación.

Piedad y contentamiento para vivir en Cristo Jesús.

Piedad y contentamiento para saber que Dios es justo.

Piedad y contentamiento para aprender a realizar toda justicia de Dios que es por fe.

Piedad y contentamiento para buscar primeramente el reino de Dios y su justicia.

Piedad y contentamiento mientras se esfuerza en nacer de nuevo.

Piedad y contentamiento hasta que Dios abra las puertas y tenga lo suyo.

Piedad y contentamiento para vivir con todas las fuerzas y que su fe se justifique en la esperanza de su pacto.

1 Timoteo 6:

8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

9 Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición;

10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. (1 Tim. 6:8-12 R60)

Adiestrado en muchas batallas de la fe

Friday, October 13, 2017

11:31

1 Timoteo 6:

11 Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.

12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

13 Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato,

14 que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo,

15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores,

16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

Según los tiempos que uno está viviendo, es necesario que el hombre sepa cuál es la batalla que debe pelear por Jesucristo.

En qué aspectos hoy Dios medirá tu justicia y la defensa del evangelio. En el caso de Jesucristo, fue delante de Poncio Pilato.

No que uno sea bravucón y se busque batallas, sino que cuando uno se conduce en justicia, en piedad, en la fe, en el amor, en la paciencia, en la mansedumbre; se van acumulando enojos, se van reuniendo en las personas los pecados, y que de alguna manera se manifestarán; y allí se deberá manifestar la defensa y la batalla correspondiente.

¿En qué consiste la batalla?

Por mostrar la verdad, por mostrar la doctrina, por vivir en esperanza, en la paciencia. Pero siempre guardando uno los mandamientos: "que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo.

El concepto de victoria en las batallas de la fe es bastante diferente, especialmente en cuanto a los resultados, en los tiempos, y qué es lo que Dios quiere mostrar.

Y muchas veces es una batalla dispareja, pues cuando los hombres carnales y aquellos que viven en las tinieblas no logran ver a Dios, por más que digan que creen en Jesús; y tú tienes que mostrar al Dios invisible…

15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores,

16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

¿Cómo mostrar a un Dios santo e invisible como visible en un mundo de tinieblas… ¿Cómo puedes mostrar al Dios invisible a los ciegos?

Solamente tu vida y tu comportamiento en el temor de Jehová, de cómo guardas los mandamientos sin mácula in reprensión, hasta el día de Jesucristo.

La siguiente batalla es contra los ricos del mundo:

17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos;

19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.

20 Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia,

21 la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén.

¿Cómo conseguir que los hombres sean pobres para el Cristo y ricos para con Dios? ¿Cómo batallar la justicia de Dios que es por fe, la paciencia en la esperanza contra los bienes y comodidades de este mundo?

En esta batalla desigual, los bienes celestiales y los bienes terrenales; ¿cómo pelea cada hombre esa pelea? Y así se verá si tiene ojos espirituales o siguen con las cegueras carnales.

¿Hasta qué límites puede llegar el hombre porque busca el bien celestial, prefiere ser fiel en toda la Palabra de Dios que le ha dado como pacto, cuánto es capaz de padecer y sufrir por vivir en la verdad y guardar su fe?

Son los momentos en que se verá cuán importante es y cuán vívido es la vida eterna que tiene la persona, según cómo batalla por su fe y se mantiene en la verdad.

LA VERDADERA FE QUE HAY EN TI

Avives el fuego del don de Dios que está en ti

Saturday, October 14, 2017

10:37

¿Cómo saber si alguien tiene una verdadera fe y aquel que finge tener la fe en Cristo Jesús?

2 Timoteo 1:

5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

6 Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,

9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,

10 pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,

11 del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles.

12 Por lo cual asimismo padezco esto; pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día.

13 Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.

14 Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

• Avives el fuego del don de Dios que está en ti

• No nos ha dado espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio

• No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor

• Participa de las aflicciones por el evangelio según el Poder de Dios.

• Llamamiento santo según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos.

• Quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.

• Constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles

• Padezco y no me avergüenzo porque sé a quién he creído

• Estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para el día.

• Retén la forma de las sanas palabras que oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.

• Guarda el buen depósito por el Espíritu Santo que mora en nosotros.

Toda persona en quien mora la verdad, y no finge en la fe en Cristo Jesús, irá mostrando todos estos puntos poco a poco. Aumentará y no disminuirá, mejorará y no fallará, padecerá y no negará ni huirá.

Pero por sobre todo, buscará avivar el fuego del don de Dios que le ha sido dado.

Mas cuando vemos que el mundo, los intereses del mundo, los bienes del mundo son más importantes, y no los puede dejar, si no es capaz de tomar decisiones cada vez más valientes y decididas, la fe de la persona no está creciendo. ¿Y por qué no crece? Porque no está siendo alimentado por el Espíritu Santo.

Por eso, muestra el ejemplo de tres personas:

15 Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hermógenes.

16 Tenga el Señor misericordia de la casa de Onesíforo, porque muchas veces me confortó, y no se avergonzó de mis cadenas,

17 sino que cuando estuvo en Roma, me buscó solícitamente y me halló.

18 Concédale el Señor que halle misericordia cerca del Señor en aquel día. Y cuánto nos ayudó en Éfeso, tú lo sabes mejor.

También es de los buenos maestros, saber exigir cada día un mayor nivel o grado de justicia, de paciencia, de esperanza, de vida, de padecimientos, de amplitud de conocimientos y firmeza.

¿Cuánta hambre espiritual tiene?

¿Cuán esforzado y preocupado está por su alma?

¿Cuánto se dedica a avivar el fuego del don de Dios?

¿Cuánto esfuerzo hace para vivir, buscar y alcanzar su pacto y las promesas correspondientes?

Y esto, es así, tanto para el maestro quien enseña, como el discípulo quien aprende.

Ambos deben dar muestras de crecimiento, de interés, de deseo, de un gran mejoramiento, que crece y da frutos (según las etapas de su proceso y según los tiempos que vive).

San Juan 3:

27 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.

Hebreos 5:

12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.

13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;

14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

6:1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,

2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.

3 Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.

4 Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,

5 y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,

6 y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.

7 Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios;

8 pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada.

Esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús

Saturday, October 14, 2017

11:11

Avivar el fuego del don de Dios que hay en él, es una tarea en la búsqueda continua,

Pero igualmente eso lo tiene que poner en práctica, en obras, haciendo todo el esfuerzo dentro de sus conocimientos, dentro de sus posibilidades y de sus fuerzas en Cristo Jesús.

2 Timoteo 2:

1 Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

2 Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

3 Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.

4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

5 Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.

6 El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.

7 Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo. (2 Tim. 2:1-7 R60)

Uno puede ser pasivo, ser defensivo, puede ser activo, puede ser pro activo; es la actitud, el entusiasmo de la persona quien ha aprendido a Cristo Jesús.

San Lucas 2:

48 Cuando le vieron, se sorprendieron; y le dijo su madre: Hijo, ¿por qué nos has hecho así? He aquí, tu padre y yo te hemos buscado con angustia.

49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?

50 Mas ellos no entendieron las palabras que les habló.

Y si le falta algo de sabiduría, de entendimiento, algo que no entiende:

Santiago 1:

4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

6 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.

7 No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

8 El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.

Uno tiene que entender cuál es la realidad de las cosas en que Dios le ha puesto para que viva, para que muestre y dé testimonio de Cristo Jesús en tu tiempo:

2 Timoteo 2:

6 El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.

7 Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo.

8 Acuérdate de Jesucristo, del linaje de David, resucitado de los muertos conforme a mi evangelio,

9 en el cual sufro penalidades, hasta prisiones a modo de malhechor; mas la palabra de Dios no está presa.

10 Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.

11 Palabra fiel es ésta: Si somos muertos con él, también viviremos con él;

12 Si sufrimos, también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará.

13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo. (2 Tim. 2:6-13 R60)

Y esta es la recompensa que Dios da a aquellos quienes activa y pro activamente se preocupan de vivir, de avivar el fuego del don de Dios que hay en ti, de aquellos que son esforzados por Jesucristo:

11 Palabra fiel es ésta: Si somos muertos con él, también viviremos con él;

12 Si sufrimos, también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará.

13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel;

Dios no puede salirse de sus propios principios, nadie puede pretender recibir nada del Padre si no quiere, ni participa, ni se esfuerza; si uno mismo no se interesa por su vida, por su espíritu, por su alma y cuerpo para Cristo Jesús, Dios no puede hacer milagros contigo: Él no puede negarse a sí mismo.

El Padre no puede amar ni dar a quienes NUNCA:

• Nunca murieron por Cristo

• Nunca sufrieron por Cristo

• Siempre ha negado a él

• Siempre has sido infiel…

¿Y quieres que Dios te bendiga igual? Dios no puede negarse a sí mismo, y quebrar sus principios de justicia; para dar a quienes no se merecen. Aquí no puede aplicarse: no hace acepción de personas….

Estas son las razones por qué tantos creyentes nunca alcanzan a ver todas las amplitudes y bondades de la Palabra de Dios.

Tienes a avivar el fuego del don de Dios que hay en ti.

Tienes que esforzarte en la gracia que es en Cristo Jesús.

2 Timoteo 2:

14 Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes.

15 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

16 Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.

17 Y su palabra carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto,

18 que se desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya se efectuó, y trastornan la fe de algunos.

19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

20 Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles.

21 Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra.

22 Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.-

23 Pero desecha las cuestiones necias e insensatas, sabiendo que engendran contiendas.

24 Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;

25 que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad,

26 y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

En los postreros días vendrán tiempos peligrosos

Saturday, October 14, 2017

11:33

2 Timoteo 3:

1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.

2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos,

3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno,

4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios,

5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

6 Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.

7 Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

8 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe.

9 Mas no irán más adelante; porque su insensatez será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquéllos.

Pero tú persevera y camina en lo que estás persuadido:

10 Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia,

11 persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor.

12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

13 mas los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados.

14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido;

15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Toda persona quien aprende bien, en quien no existe fingimiento, siempre crece en toda verdad.

Toda la palabra de Dios es buena, es inspirada por Dios. Y uno tiene que buscar, avivar, esforzarte para que toda la Escritura sea útil, enseña, redarguye, corrige, instruye en justicia para tu vida en el Padre Celestial, y que tú permanezcas en Cristo Jesús. Preparado para toda buena obra.

Así que, aquellos quienes entran en conflicto con las doctrinas del mundo, se confunden por causa de hombres amadores de sí mismos con sus concupiscencias; en realidad no está firme, ni se ha buscado avivar en el don de Dios, ni se ha esforzado en Cristo Jesús. Porque los testimonios que tiene en el Espíritu Santo, no le permitirían caer en esas debilidades de los hombres.

Aquellos quienes se sorprenden de todo profeta, de apóstol, de milagrero que aparece en el mundo, y va detrás de ellos creyendo que tiene algo nuevo que aprender, en realidad; muestra su pobreza espiritual y el vacío que hay en él.

Toda persona quien aún necesita de una "buena palabra de Dios" para sentirse bendecido, o un milagro para sentirse próximo a Dios, una profecía para aclarar el panorama de su vida, o creer que alguna atadura de maldición del pasado no le permite volar… es porque nunca ha podido crecer en Dios, no ha comprendido las palabras de Dios durante los tiempos que piensa estar en Jesucristo.

También aquellos quienes no saben qué tiempos espirituales estamos viviendo, o qué obras corresponden realizar en este tiempo, también es ciego e inexperto de todo respecto a Dios y no conoce a Jesucristo.

Que prediques la Palabra, que instes a tiempo y fuera de tiempo

Saturday, October 14, 2017

11:48

Predicar acerca de la resurrección de los muertos una vez que suceda, no es predicación, ni es fe.

Seguramente es fácil predicar las palabras una vez sucedido todas las cosas.

Es fácil predicar cómo Dios dividió el mar, después que todos hayamos cruzado y visto el milagro.

Pero, ¿quién puede predicar la Palabra de dios a tiempo y fuera de tiempo?

Y es aquí donde se ve si una persona está viendo al Dios Invisible y que todos los días se esfuerza en avivar el fuego del don de Dios que está en él, y que vive en Cristo Jesús en toda palabra y participa en sus padecimientos, y sufre por el Evangelio de Cristo.

Hoy todos siguen el Evangelio según sus concupiscencias, siguen aquello que desean escuchar, se siente halagados cuando escuchan palabras que les alaban en sus pretensiones del mundo. ¿Pero quién predica y vive en aquellas cosas que ojos no vieron ni oídos oyeron? ¿Quién puede condicionar su vida según la fe y la esperanza que Dios le ha puesto en su corazón y revelado por medio del Espíritu Santo? ¿Quién es el que toma decisiones aun cuando no ha sucedido?

2 Timoteo 4:

1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,

2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano.

7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

¿A qué llamamos "EL PODER DE SU FUERZA"?

Efesios 6:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza

Justamente el Poder de su fuerza se requiere de una gran fortaleza en el Señor, porque a pesar de lo que está viviendo en la esperanza del Pacto, de los padecimientos que sufre por causa de Cristo, tiene que predicar la palabra de Dios a tiempo y a destiempo de las obras de Dios y de aquellas que sucederán. En contra de todos los hombres.

Y así vean que siempre, todas las cosas lo hemos hecho en Jesucristo, y que la Palabra de Dios y su presencia siempre ha estado con nosotros.

Quien predica, enseña, vive y atestigua a tiempo y a destiempo, y se mantiene firme en ella, es la persona quien está fortalecida en el Señor y que tiene el PODER DE SU FUERZA.

En todo esto, se verá de que tiene verdaderamente la fe en Jesucristo, y que no es una fe FINGIDA.

Después de todo esto, no son muchos quienes también permanecieron con Pablo, salvo Lucas.

7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

No hay que creer en las palabras que hoy abundan en las iglesias evangélicas. No hay que bajar de estas cosas, ni dejarse llevar por el cuento que cuenten cada persona quien pretenden mostrarse justos ante Jesucristo.

Este poder de su fuerza deberán mostrar tanto los maestros, como los discípulos.

¿Por qué verdadero hijo en la fe?

Wednesday, October 11, 2017

09:35

¿Por qué es verdadero hijo en la fe?

¿Cuándo se es un verdadero hijo en la fe?

1 Timoteo 1:

Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

Háblase de una persona que recibe la gracia, la misericordia de Dios y está en paz con Dios el Padre y de Cristo Jesús.

Háblase de la persona quien ha alcanzado gracia, misericordia y paz de Dios Padre y en Cristo Jesús respecto a todos los temas de Romanos, de Corintios, de Gálatas, de Efesios, de Filipenses, de Colosenses, de Tesalonicenses; y que ha alcanzado la paz.

Por eso es importante la suficiencia que tiene la persona que enseña, en este caso Timoteo.

Y sobre todo es muy cierto cuando se trata de temas que Pablo le encarga a Timoteo: cuando se enseña de doctrinas y especialmente cuando se "rebaten" las diferentes doctrinas.

1 Timoteo 1:

3 Como te rogué que te quedases en Éfeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina,

4 ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora.

5 Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida,

6 de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería,

7 queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman.