Anotaciones bíblicas del Pastor

Colosenses (Inicio: 04/octubre/2017)


ESTUDIO DEL LIBRO DE COLOSENSES 2017

LA FE EN CRISTO JESÚS TRADUCIDA EN AMOR

La fe en Cristo Jesús traducida en amor

Wednesday, October 4, 2017

11:09

Colosenses 1:

4 habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y del amor que tenéis a todos los santos,

5 a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio,

6 que ha llegado hasta vosotros, así como a todo el mundo, y lleva fruto y crece también en vosotros, desde el día que oísteis y conocisteis la gracia de Dios en verdad,

7 como lo habéis aprendido de Epafras, nuestro consiervo amado, que es un fiel ministro de Cristo para vosotros,

8 quien también nos ha declarado vuestro amor en el Espíritu.

Comenzando desde Pablo, que es el ministro a los gentiles, juntamente con Bernabé, todos quienes enseñan dentro del pacto, y en la justificación en Cristo Jesús, con las lecciones completadas de hechos, de romanos, de 1 y 2 Corintios, de Gálatas, de Efesios y de Filipenses; naturalmente debe surgir este gran amor por todos los santos a causa de la esperanza que nos está guardada en los cielos.

Significa que los frutos que aparecen y que mencionan Pablo en estos libros, de las virtudes que ellas provocan, de la gracia y paz que generan y permanecen en los santos "son frutos y son señales" que deberemos corroborar que existan en las personas en la medida que son discipuladas.

VUESTRO AMOR EN EL ESPÍRITU

La valoración de las cuestiones celestiales,

Proverbios 3:

11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección;

12 Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.

13 Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia;

14 Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus frutos más que el oro fino.

15 Más preciosa es que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella.

16 Largura de días está en su mano derecha; En su izquierda, riquezas y honra.

17 Sus caminos son caminos deleitosos, Y todas sus veredas paz.

18 Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano, Y bienaventurados son los que la retienen.

19 Jehová con sabiduría fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia.

20 Con su ciencia los abismos fueron divididos, Y destilan rocío los cielos.

Combatir contra su "propio amor hacia el mundo", y luego descubrir las riquezas del cielo y finalmente enseñar con paciencia para que los demás santos también tengan este amor en el Espíritu.

Para esto, Dios utiliza estas medidas:

11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección;

12 Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.

13 Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia;

Hasta que el hombre aprenda a amar a Jehová Dios del pacto, a Jesucristo al punto de Cristo Jesús y al Espíritu Santo para desear como Consolador y Espíritu de Verdad.

Mas como dice Pablo, para que realmente este amor tenga toda la amplitud requerida por Dios, hay que crecer en estos aspectos: (a ver en los siguientes tópicos de la lección)

Llenos del conocimiento de su voluntad

Wednesday, October 4, 2017

12:35

Es fácil apuntar al amor hacia los "hermanos en Cristo" según los términos humanos, o aquellos que el propio interesado necesita, o aquel quien quiere amar "desea amar en sus condiciones".

Más lo realmente difícil, es cuando hay que amar (el que ama) y el que recibe todos estén "conformes" a la voluntad de Dios, que sabemos está contraria a la carne y a sus concupiscencias.

Aún más difícil, cuando estando en las necesidades físicas, actuales, imprescindibles en grandes apremios (porque Dios al que ama disciplina en ese sentido como hemos visto en el tópico anterior:

Proverbios 3:

11 No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección;

12 Porque Jehová al que ama castiga, Como el padre al hijo a quien quiere.

13 Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia;

14 Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus frutos más que el oro fino.

15 Más preciosa es que las piedras preciosas; Y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella.

16 Largura de días está en su mano derecha; En su izquierda, riquezas y honra.

17 Sus caminos son caminos deleitosos, Y todas sus veredas paz.

18 Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano, Y bienaventurados son los que la retienen.

Que encima de esto, se busque entender la voluntad de Dios:

Colosenses 1:

9 Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual,

10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios;

11 fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad;

12 con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz;

• Seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría

• Llenos del conocimiento de su voluntad en toda inteligencia espiritual

• Andando dignos del Señor, agradándole en todo

• Llevando fruto en toda buena obra,

• Creciendo en el conocimiento de Dios

• Fortalecidos en todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad

• Con gozo dando gracias al Padre

• Aptos para participar de la herencia de los santos en luz.

Este es un requisito, tanto para el discipulador, como el discípulo.

Lo importante aquí, es que los colosenses, son personas quienes están amando a otros con el amor que tienen en Cristo Jesús, y formarlos en la esperanza de los cielos; a éstos se les piden que se amplíen en todo conocimiento de su voluntad.

Así que el discipulador también es discípulo del Espíritu de Cristo.

NOS HIZO APTOS PARA PARTICIPAR DE LA HERENCIA DE LOS SANTOS EN LUZ

Una cosa es la "promesa" de la herencia para los creyentes, y que así se discipulen, y sigan creciendo. O saber que "existe una herencia", que otra vez es "una promesa, una esperanza".

Mas aquellos quienes cumplen los requisitos y las alturas mostradas y exigidas aquí en Colosenses, el santo, tiene "derecho de PARTICIPAR de la herencia de los santos en luz", luego de soportar estar firmes como dice en Efesios "el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo".

Se ve, cómo todas las cosas tienen sus respectivos "procesos", palabras que comienzan como "promesas" que uno debe creer, y recibir las "palabras y condiciones" para vivirlas, justificarlas y ser aprobado.

OBSERVACIÓN: todo aquel que está redimido por la sangre de Jesucristo, a quien se le haya perdonado todo pecado ES CAPAZ de realizar esto.

Y esta será la parte que tenemos que vigilar, si no quiere porque su carne aún ama el mundo, o si sus pecados no fueron perdonados por Jesucristo.

Jesús, la imagen del Dios Invisible

Wednesday, October 4, 2017

13:01

San Juan 1:

18 A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

1 Juan 3:

6 Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error.

7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios.

8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

San Juan 8:

40 Pero ahora procuráis matarme a mí, hombre que os he hablado la verdad, la cual he oído de Dios; no hizo esto Abraham.

41 Vosotros hacéis las obras de vuestro padre. Entonces le dijeron: Nosotros no somos nacidos de fornicación; un padre tenemos, que es Dios.

42 Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió.

43 ¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra.

44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

45 Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.

46 ¿Quién de vosotros me redarguye de pecado? Pues si digo la verdad, ¿por qué vosotros no me creéis?

47 El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.

Colosenses 1:

15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

¿Por qué Jesús acusa a los fariseos de que su padre que dicen creer es en realidad: el diablo?

Y esto mismo se aplica a todos quienes nos han alejado.

Como dice Jesús: "porque no me conocen", "porque no conocen a mí ni a mi Padre, si a mí me conociesen conocerían a mi Padre"

Pues, Dios es Espíritu, Dios es Invisible. La única forma que Dios Invisible se da a conocer al hombre es por medio de Jesucristo; pero no al Jesús hombre, sino a Jesús el Cristo, y todo aquel que participa en Cristo Jesús, es quien ve correcta y perfectamente a Jesús, y por consiguiente, está viendo a Dios Padre Invisible. Esto es fundamental.

Así que todo eso de Dios es amor, que uno conoce y cree a Dios… en realidad, está creyendo en el diablo.

El que rehúsa creer en Jesús, el que rehúsa padecer en Cristo, JAMÁS PUEDE VER, NI CONOCER AL DIOS QUIEN ES EL CREADOR DEL CIELO Y DE LA TIERRA. Y esta verdad debe estar bien y firmemente en nosotros, y no querer juzgar a otros ni aceptarlos como creyentes de Jesucristo porque "ellos dicen ser creyentes".

Sin aptitud para participar es imposible conocer el reino de Dios

Wednesday, October 4, 2017

13:51

Ya de esto Jesús hablaba con Nicodemo:

San Juan 3:

3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

5 Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es.

7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

8 El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

11 De cierto, de cierto te digo, que lo que sabemos hablamos, y lo que hemos visto, testificamos; y no recibís nuestro testimonio.

12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?

13 Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo.

Por eso, Coiosenses 1 dice:

15 Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;

19 por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud,

Esta es la causa, porque las personas quienes se niegan a tomar la cruz de Cristo Jesús y vencer sus pecados no puede comprender lo que estamos haciendo, ni pueden creer en nuestras palabras cuando predicamos. Porque no tienen conocimiento ni pueden ver el reino de Dios.

Conocer el reino de Dios, conocer la voluntad de Dios y tener su sabiduría e inteligencia, no sucede porque uno estudia en las mejores universidades, sino sea capaz de padecer en aquellas cosas que Jehová Dios le va imponiendo según el camino, según la verdad de un tiempo. Y así se llega a la plenitud de vida.

Es imposible que personas quienes evitan el padecimiento en Cristo Jesús en este mundo conozcan a Jesús, ni al Padre. Y aquellos quienes siempre están evitando, o quitando la cruz de Cristo; los pastores quienes cercenan más y más la palabra para presentar un camino más suave y llano, trabajan más para Satanás que para Dios.

Buscar personas quienes estén verdaderamente fundados en estas cosas:

Colosenses 1:

22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él;

23 si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído,

La siguiente aptitud para participar de la herencia de los santos en luz:

Cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo

Thursday, October 5, 2017

11:16

CUMPLO EN MI CARNE LO QUE FALTA DE LAS AFLICCIONES DE CRISTO QUE ES LA IGLESIA:

Lo que hemos visto ahora, es simplemente para que uno tenga aptitud para participar de la herencia de los santos en luz a título personal y llegar a una plenitud ante Dios. Y a esto, podríamos decir que es la "salvación personal":

Colosenses 1:

21 Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños y enemigos en vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado

22 en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensibles delante de él;

23 si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído,

Más si uno verdaderamente quiere ser "heredero y coheredero con Cristo Jesús", como hemos visto estos días: todo juicio ha dado al hijo, esto que sigue es imprescindible:

Colosenses 1:

24 Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;

25 de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios,

26 el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos,

27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

28 a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;

29 para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

Y esto es así porque dice en Gálatas 4:

1 Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;

2 sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.

3 Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.

4 Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,

5 para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.

6 Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!

7 Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

8 Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses;

9 mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios.

Así que nadie puede desligarse de las responsabilidades del cuerpo de Cristo que es la iglesia, nadie puede vivir sin la iglesia; porque mientras que sea un individualista, su persona ante el Padre no será más que un niño que necesita de tutores.

También si una persona no tiene dominio propio, ni tiene sabiduría o dones para enseñar, para redargüir, para exhortar, para justificar a otros, y siempre necesita del pastor para que le enseñe, no es más que un niño espiritual.

2 Timoteo 1:

7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

8 Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,

9 quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos,

10 pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,

2 Pedro 1:

3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,

4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;

5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;

6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;

7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.

Saber predicar, pero también padecer por la iglesia, velando y vigilando para que todos aprendan a ser celosos, entendidos y sabios porque a su vez padecen en Cristo Jesús.

Este es un aspecto nunca antes visto en la historia de Israel a lo largo del antiguo testamento, por eso cuando aparezca el hombre que sea la voz que clama en el desierto, o el Elías hará que vuelvan los corazones de los padres hacia los hijos y el de los hijos hacia los padres. Y creo que en este tiempo es así en las familias de los evangélicos, quienes todos sí se preocupan por el futuro académico de sus hijos, pero nunca de la parte espiritual. Ningún padre muestra como padecer en Cristo, por tanto, tampoco conoce a Dios verdaderamente. Todo es "apariencia" religiosa.

Versículo 26:

El misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.

Los misterios que podemos considerar de este tiempo:

• Igualmente el misterio de este tiempo, del hijo de Hombre que termina finalmente el pacto viejo para toda la iglesia que es el cuerpo de Cristo, y que formalmente se entre en el nuevo pacto.

• O que al mismo tiempo, al hijo de Hombre se les dé la autoridad de cerrar la puerta de las Diez Vírgenes o que cierre las puertas del siervo malo que fue echado.

• Esto sí también es la autoridad de dar "vida", no comparable a la de Jesús, pero sí el hecho que uno esté dentro de las puertas y otro que esté fuera de las puertas. Sí, esto también es vida, esto también es juicio y autoridad de dar vida a los que creyeron.

¿Hasta dónde hay que enseñar al hombre para que Dios esté satisfecho y cumpla mi cometido?

En realidad, no existe un final, porque un miembro del cuerpo no puede amputarse, ni desligarse mientras esté vivo.

Pero sí es una responsabilidad hasta que:

Colosenses 1:

28 amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;

29 para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

EL COSTO DEL PLENO CONOCIMIENTO

Me gozo por lo que padezco por vosotros

Thursday, October 5, 2017

18:16

Colosenses 1:

24 Ahora me gozo en lo que padezco por vosotros, y cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo, que es la iglesia;

25 de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios,

26 el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos,

Si uno entiende lo difícil de esto, ¿por qué lo hacemos?

Más nada de esto es comprensible si uno no se ha justificado de sus pecados, y ha comprendido la enormidad de lo que significa la condenación y la salvación que nos ha dado Jesucristo.

Pero también, no es una lucha que se sostiene por sí mismo, ni por los suyos, sino que corresponde como iglesia, como hijo de hombre de este tiempo con todos los hombres que creerán y deberán recibir la gracia por el sacrificio de un hombre:

Colosenses 2:

1 Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca han visto mi rostro;

2 para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,

3 en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

4 Y esto lo digo para que nadie os engañe con palabras persuasivas.

Palabras persuasivas que hicieron que los hombres creyeran en doctrinas humanas, pensaron que la misericordia de Dios no exigiría justicia, o que sí existe un precio que alguien debe pagar: Jesús sí lo ha pagado, pero también existe un precio que corresponde a los hombres como firmantes del pacto. Que sí es una ínfima parte, pero de ninguna manera está eximido de ello. Que Dios le prepare a las personas para que poco a poco pueda hacerlo, y que así vaya alcanzando la purificación de sus almas.

Por consiguiente, todo el evangelio de la prosperidad, el recibir bienes y bendiciones terrenales antes de alcanzas todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre y de Cristo. Porque lo único que haría es que el hombre nuevamente cayera en la espiral de pecado y de las concupiscencias. Es por eso, que Dios se encarga muy bien de que el Pacto Nuevo, el hombre recién lo reciba cuando alcance Hebreos. Luego de pasar por todas estas etapas y esté aprobado en los diferentes Libros previos de la biblia.

EL MISTERIO DE DIOS EL PADRE Y DE CRISTO, EN QUIEN ESTÁN ESCONDIDOS TODOS LOS TESOROS DE LA SABIDURÍA Y DEL CONOCIMIENTO

Esto nos ha permitido librarnos del juicio de fuego que vendrá y que ha venido ya sobre todos los hombres, quienes no comprendieron. Porque las puertas del esposo ya fueron cerradas, y como sabios prudentes (vírgenes prudentes) nos hemos salvados de este juicio que se ha iniciado.

Las calamidades que sobrevienen a los hombres, y que les hace perder todo; que tienen que volver a reconstruir todo, o el constante estado de peligro, de guerras, de rumores de guerras. Y saber que reconstruir lo destruido, llevará tiempo, dinero, endeudamiento y toda ayuda que reciban simplemente será para calmar los ánimos, y un parche. Como el fuego consume, así también en un momento se consumen todos sus bienes que con trabajo han construido.

Es que alguien tiene que llevar este padecimiento para que el misterio de Dios y de Cristo sea revelado; pero antes tengamos las riquezas de su pleno entendimiento para "creer" y realizar anticipadamente las cosas, y salvarnos.

La riqueza del conocimiento para creer en las palabras de Dios, y no ser rebeldes.

Pero este juicio de fuego, no es algo que arrasa completamente todas las cosas, y que deja un mundo nuevo. Sino, según vemos, fa destruyendo poco a poco; poniendo justicias en cada persona y haciendo que todo entendimiento de hombre nunca dirija su mirada a Dios en busca de salvación; más bien de "blasfemia y molestos contra Dios" porque no hace nada, o porque no les cuida como se suponía en su fe.

Para que este concepto del cuerpo de Cristo funcione como una unidad entre los hermanos en Cristo, para que los que antes conocieron siempre serán los que padezcan por las nuevas generaciones, siempre las riquezas de pleno conocimiento deberá seguir aumentando, y que los misterios escondidos seguirán apareciendo en las siguientes generaciones. Siempre nuevas, siempre diferentes; para que ninguna sabiduría o ciencia humana pueda comprender, descifrar ni pronosticar de qué manera, ni dónde, ni cuándo vendrá; o cómo sucederán en orden.

De esta manera, los que están salvados, tienen motivos de seguir siempre fieles; y los demás impíos de seguir en el juicio de fuego y nunca llegar a las respuestas. ¡Ni siquiera en Marte!

En Cristo habita corporalmente la plenitud de la Deidad

Thursday, October 5, 2017

18:54

Dios es Espíritu, Dios es Invisible.

Y como he dicho que todas las cosas se han hecho alrededor de la persona de Jesucristo, y que todas las cosas se conozcan y se entiendan en la medida del padecimiento que cada uno se atreve a vivir en Cristo, según la medida de la fe que el Espíritu Santo le va imponiendo.

Pero si así se llega a las riquezas de pleno conocimiento,

Así también, luego de pasar por estas etapas de misterio escondidos, el descubrir "corporalmente" toda la plenitud de la Deidad, o sea, del Dios Padre Celestial, y de Jesucristo a quien nunca le hemos visto.

Y así llegamos a ser "COMPLETOS EN ÉL".

Jehová Dios, Padre Celestial, Dios es Espíritu, Dios Invisible, Dios hace morada (Colosenses 2:9, San Juan 14:23, Apocalipsis 3:20). Y cuando finalmente "vosotros estáis completos en él.

Circuncisión de Cristo

Friday, October 6, 2017

09:22

Colosenses 2:

11 En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;

12 sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.

13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados,

14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

No solamente en las pequeñas muertes con que veníamos siendo entrenados, respecto a los pecados, respecto al mundo, respecto a nuestros amores, nuestros deseos, anhelos, sueños; sino que verdaderamente Dios nos deja morir como Jesús fue muerto y colgado de un madero.

Participar de esa circuncisión de Cristo: porque hemos creído y conocemos que Jesús hizo esto, y también nosotros debemos participar en "sepultados con él en el bautismo",

Y por supuesto nos falta esto: "en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos"

Pero mientras tanto, somos "colgados y expuestos ante el mundo, ante principados y potestades, exhibidos públicamente como sobre un madero", como lo fue Jesucristo. Y así confirmar que el acta anulado por Jesucristo en la cruz, en mí, en nosotros tiene validez. Porque nosotros también nos hemos dejado morir, y permanecemos hasta el tiempo que Dios está exhibiendo a todos, sea a principados, sea a potestades, sean a los Adán y a los Eva que recibieron el llamado y no creyeron en Cristo Jesús. Para que todos sean y puedan ser juzgados por su incredulidad.

Así que nadie os engañe, ni se dejen llevarse en comparaciones que no tienen ninguna validez y peso para Dios Padre, cuando que esto último no se han querido someterse:

Colosenses 2:

16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,

17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.

18 Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal,

Aquel que no abraza el evangelio de esta forma, quien no se circuncida con la Circuncisión de Cristo, no conoce a Dios Padre, sino que está escuchando al dios de su pensamiento, al dios inventado por las doctrinas de hombres.

Así que, si uno está participando de la Circuncisión de Cristo, significa que no solamente ve y es imagen del Dios invisible que se manifiesta en Cristo Jesús, sino porque siente su plenitud de la forma "completos en él", porque Jesús habita corporalmente con toda la plenitud de la Deidad.

¿Cuándo sucedió esto? Porque solamente estábamos luchando intensamente para no negar a Jesucristo, ni a dejarnos vencer sabiendo de las cosas que hemos creído, que hemos recibido, de lo que fuimos vivificados. Pero la gracia de Dios es mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos.

Sí, cosas que ojos no vieron, ni oídos oyeron, son las cosas que Dios tiene preparado para aquellos que le aman. Y sí que todas las cosas nos ayudan a bien.

¿Cómo no nos dará con él todas las cosas? ¿Quién nos separará del amor de Cristo?

Romanos 8:

33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Así que, uno que se ha asido de la cabeza que es Cristo, y teniendo la permanencia del Padre con la presencia de Cristo quien mora corporalmente en nosotros con toda la Deidad, no hemos de volver a los rudimentos del mundo y de la religión:

Colosenses 2:

20 Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos

21 tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques

22 (en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?

23 Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.

Habremos que observar en qué libertades andamos, porque sabemos que los que vienen, aún deben pasar por todo el proceso de muerte, no sea que quieran vivir en nuestra libertad como si a ellos les correspondiese también.

CUANDO CRISTO VUESTRA VIDA SE MANIFIESTE

Habéis muerto, y vuestra vida está escondida

Friday, October 6, 2017

09:54

Colosenses 3:

1 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios.

2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

3 Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

4 Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria.

Mientras estemos escondidos en Cristo, o muertos en Cristo; hemos de buscar las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a su diestra. Y permanecer como muerto, todo el tiempo en que Dios haga que estemos escondidos en Cristo. Es por eso, aguardamos con tanto anhelo la manifestación de la promesa de Cristo, que si hemos muerto juntamente con él, que juntamente con él también seremos resucitados, y este es el tiempo de la resurrección.

"Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria".

Haciendo que otras vidas se escondan en Cristo

Friday, October 6, 2017

10:01

Si nuestra comunión en el cuerpo de Cristo, es padecer también por la iglesia, por el cuerpo de Cristo y sus demás miembros, es necesario que tengamos claro por qué hacemos esto, e igualmente mostrar a dónde alcanzarán aquellos quienes creen en nuestras predicaciones, y nuestros ejemplos:

Colosenses 3:

5 Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría;

6 cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia,

7 en las cuales vosotros también anduvisteis en otro tiempo cuando vivíais en ellas.

8 Pero ahora dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia, palabras deshonestas de vuestra boca.

9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,

10 y revestido del nuevo, el cual conforme a la imagen del que lo creó se va renovando hasta el conocimiento pleno,

11 donde no hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, siervo ni libre, sino que Cristo es el todo, y en todos.

No hay excepción para nadie, ni ricos, ni pobres, ni judíos, ni gentiles, ni siervo, ni libre; porque Cristo es en todo y en todos.

Nosotros que ya tenemos todo esto, que hemos pasado por todo esto,

• Ya sea a nivel personal y espiritual:

12 Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;

13 soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros.

14 Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.

• Ya sea en el aspecto personal y familiar:

18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.

19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

20 Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.

21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.

22 Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios.

23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;

24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

25 Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas.

• y en el aspecto profesional y mercantil:

Colosenses 4:1 Amos, haced lo que es justo y recto con vuestros siervos, sabiendo que también vosotros tenéis un Amo en los cielos.

2 Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias;

3 orando también al mismo tiempo por nosotros, para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso,

4 para que lo manifieste como debo hablar.

5 Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo.

6 Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno.

Todos estos aspectos, también hay que enseñar y mostrar, y no solamente tenerlo yo, o querer apurarse en la enseñanza.

Todas las personas a quienes Pablo está saludando, significaría que son personas quienes están enseñando y a su vez padeciendo por la iglesia, por el cuerpo de Cristo; quienes están haciendo lo que Pablo enseña aquí en este libro.

Fin.