Anotaciones bíblicas del Pastor

San Juan (Inicio: 30/agosto/2017)


MISCELANEAS DEL NUEVO PACTO

Isaías 61

Tuesday, September 26, 2017

07:19

Isaías 61:

1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel;

2 a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados;

3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

4 Reedificarán las ruinas antiguas, y levantarán los asolamientos primeros, y restaurarán las ciudades arruinadas, los escombros de muchas generaciones.

Aquella persona quien en su predicación, en sus enseñanzas, en sus obras de vida, de la palabra de Dios y finalmente hace que "los abatidos escuchen buenas nuevas", que "los quebrantados de corazón sean vendados", que "los cautivos sean libertados", que "los presos sean liberados de las cárceles de prisión de pecados e iniquidades"; sobre esa persona está el Espíritu de Jehová.

Pero no es cualquier buenas nuevas que sirva de vendaje, ni libertad, ni apertura; sino que reciban:

1. El Espíritu de Jehová.

¿Y qué es el Espíritu de Jehová? ¿Qué diferencia existe con el Espíritu Santo?

1 Corintios 12:

3 Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.

4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.

6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.

8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.

11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

12 Porque así como el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, pero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un solo cuerpo, así también Cristo.

13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

14 Además, el cuerpo no es un solo miembro, sino muchos. (1 Cor. 12:3-14 R60)

Resumamos de esta forma:

• El Espíritu Santo es el mismo

o Según los nombres que tenga el Espíritu Santo, tiene su obra específica: Espíritu de Jehová, Espíritu de Cristo, Espíritu de Verdad, Consolador, o puede dar dones y atribuciones: dones de sabiduría, lenguas, profecía. También de funciones: apóstol, pastor, maestro, evangelista.

• Pero el Espíritu de Jehová es el que "ENGLOBA TODO", es el Espíritu que tiene el deseo y la obra globalizada de Dios. Y eso se puede saber de Efesios:

Efesios 1:

2 Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,

6 para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,

8 que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

9 dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,

10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

11 En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad,

12 a fin de que seamos para alabanza de su gloria, nosotros los que primeramente esperábamos en Cristo.

13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,

14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

15 Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos,

16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones,

17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él,

18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos,

19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza,

20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,

21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero;

22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia,

23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

• Como lo resaltado en estos versículos de Efesios 1; según sea el tiempo, según sea el proceso, según sea la evolución, según sea la necesidad, o según sea el problema; el Espíritu Santo tiene diferentes funciones, y diferentes acciones, u operaciones sobre el individuo o sobre la iglesia.

• Y aquí está el error fundamental de las iglesias Evangélicas, quienes pensaron que el Espíritu Santo que les hacía hablar en lenguas, o que sanaba a la gente era el todo, y se contentaron con ello, y se dejaron dormir.

• En realidad, es el Espíritu de Jehová, quien va haciendo que todos crezcan hacia un mismo camino, en una misma verdad, y que tengan todos una vida en Cristo. Como dicen las palabras:

Efesios 4:

2 con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor,

3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz;

4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación;

5 un Señor, una fe, un bautismo,

6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.

• En Realidad la persona sobre quien está el Espíritu de Jehová, o sobre quien desciende el Espíritu de Jehová, debe buscar y recibir, interesarse y realizar las obras suficientes, justicia, méritos; para que en todos los aspectos del Espíritu de Jehová sea capaz, como un cuerpo, de saber buscar lo que el cuerpo "la iglesia" está realizando, o es el tiempo que el Espíritu indica. Así que no es algo desordenado, ni que alguien diga que tiene el espíritu santo, pero está buscando solamente lo suyo, su provecho, sus ganancias, construyendo su futuro. En realidad, esa persona quien no siente la obra del Espíritu de Jehová, en realidad está siendo gobernada por el espíritu de este mundo, el del error, de las tinieblas.

• También cuando se llega a un tiempo específico, se juzga, como en el caso de Jerusalén, Jerusalén… gallina… os es dejada desierta.

¿Por qué es necesario que el Espíritu de Jehová se manifieste hoy?

Porque no consiste simplemente en "cree en Jesucristo y serás salvo tú y tu casa", sino que hoy tenemos que volver a construir, a levantar correctamente la iglesia, porque hoy hay que introducir a todos los que vengan de los dispersos, expatriados, remanentes al pacto nuevo, que sean capaces de realizar esa transición.

Así que, sobre quienes vino el Espíritu de Jehová, tiene que tener un profundo deseo, fuerza, capacidad de realizar estas cosas:

a. A los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza

b. Óleo de gozo en lugar de luto

c. Manto de alegría en lugar del espíritu angustiado

d. Y se conviertan en árboles de justicia, plantío de Jehová para su gloria.

e. Reedificar ruinas antiguas, levantar asolamientos primeros, restaurar las ciudades arruinadas, y los escombros de muchas generaciones.

Por tanto, quienes no tengan este espíritu, este corazón, este entendimiento, este apremio, que pueda darse todo de sí para esto, solamente tiene una respuesta: no tiene el Espíritu de Jehová.

1 Timoteo 6:

3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,

4 está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas,

5 disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

Jeremías 15

Tuesday, September 26, 2017

08:26

Jeremías 15:

19 Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.

20 Y te pondré en este pueblo por muro fortificado de bronce, y pelearán contra ti, pero no te vencerán; porque yo estoy contigo para guardarte y para defenderte, dice Jehová.

21 Y te libraré de la mano de los malos, y te redimiré de la mano de los fuertes.

No es simplemente: "creo entender lo que el Padre quiere", sino que tiene que tener una gran fuerza, un gran celo, y sobre todo hablar y pensar como Dios.

Porque siempre las personas quienes vienen, tienden a "bajar" las exigencias, "dar" excusas, "explicar" su situación, "pide comprensión" porque no quiere hacer todo y bien, "pereza" o "siempre tenemos tiempo".

Como habrán aprendido, no está en nuestras manos "aprobar" la justicia de cada uno, ni tenemos la autoridad de decidir: "he examinado tu proceder y tu fe" para declarar: "estás dentro del pacto nuevo". Sino que será Dios quien lo examine, deberá estar firme contra todas las asechanzas del diablo y luego de todo seguir firme; y que Dios lo declare.

Nadie puede "interceder" para que sean "hijos de Dios", ni que reciban el Espíritu de Cristo, o el Espíritu de Adopción.

Pero sí nosotros enseñamos "cuánto" se debe creer, cuánto se debe hacer, cuánto debe ser el celo, cuánto se deben cumplir los mandamientos y cómo se muere en la carne; cómo se come la carne y se bebe la sangre de Cristo.

Pero,

Si ustedes no se convierten a Jehová Dios, si no entienden su mente, su corazón, sus obras, sus deseos, cuál es su voluntad; y si no predican o enseñan con la fuerza que les indica el Espíritu Santo, no se puede realizar mucha obra.

Hoy hay que padecer como Jesús padeció.

Hoy hay que hablar como Jehová habla

Hoy hay que ser guiado según el Espíritu nos manda, envía, o enseña que digamos a las personas.

Entonces SERÁS COMO SU BOCA.