Anotaciones bíblicas del Pastor

Efesios (Inicio: 18/setiembre/2017)


LIBRO DE EFESIOS

TODA BENDICIÓN ESPIRITUAL

Bendiciones en Cristo

Monday, September 18, 2017

7:29 PM

Bendiciones que se ven, que se entienden, que se siente, que son alcanzables siempre y cuando el hombre viva en Cristo, alcanzando las diferentes estaturas necesarias en los diferentes libros, Pacto, Mandamientos, Santos Evangelios, Misión, Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas

• Nos escogió antes de la fundación del mundo

o Para ser santos y sin mancha delante de él.

• En amor, nos predestinó para ser adoptados hijos suyos por Jesucristo

o Por su puro afecto

o Para alabanza de la gloria de su gracia

o Para cuando somos aceptos en el Amado

• Cuando tenemos redención en su sangre

• Perdón de pecados

Cuando estas cosas se cumplan, entonces:

• Sobreabundamos en toda sabiduría e inteligencia

o ¿Cómo se obtiene esta sabiduría?

• Dándonos a conocer el misterio de su voluntad

• Según su beneplácito

o Para reunir todas las cosas en Cristo

• Cuando los tiempos de la dispensación se cumplan.

• Los tiempos de los cielos

• Los tiempos de la tierra.

• También tenemos herencia

o Predestinados para recibir todas las cosas

o Para que seamos nosotros, alabanza de su gloria.

Todas las personas quienes creyeron que fueron escogidos y se santificaron, y sabiendo que fueron adoptados hijos por Jesucristo y crecen en toda sabiduría y esperan:

• Fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa

• Y son las arras (señal) hasta que recibas la posesión que adquiriste.

Sin alcanzar las cuestiones básicas, es imposible que Dios les dé el entendimiento y la revelación para conocerle.

• 1:18

• Alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos.

• 1.19

• Os dé también la supereminente grandeza de su poder.

o Del poder que operó en Cristo, resucitándole de los muertos

o Y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,

o Poder para autoridad, poder y señorío sobre todo principado

• De este siglo

• Del siglo venidero.

o Sometió todas las cosas bajo sus pies

• Y dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia

o Su cuerpo

o Y la plenitud de Aquel que llena todo

La iglesia como cabeza sobre el cuerpo

Monday, September 18, 2017

9:22 PM

¿Qué significa que todas las cosas lo sometió bajo sus pies, y que lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia?

¿Por qué dice que es su cuerpo?

¿Porqué toda plenitud de Aquél está en la iglesia y lo llena todo?

Por un lado, significa que esto no puede alcanzarse individualmente. Una persona fuera de la iglesia, uno que no quiere saber nada de la iglesia no puede alcanzar esta plenitud.

¡Pero la iglesia tiene muchos problemas!

Pues justamente uno tiene que luchar, padecer, soportar, sobrellevar unos a otros, entrar en conflictos con los pecados de otras personas a fin de seguir y construir una iglesia fiel y verdadera.

Si uno dice, no me importan los otros; yo y mi familia… entonces jamás podrá crecer, porque tiene que luchar por sí y por los otros, tiene que ser paciente muchas veces y enseñar, estar interesado por la vida y alma de las personas. Por eso Jesús nos da un mandamiento: ¡Amaos los unos a los otros como yo os he amado!

Así que, con el propósito de enseñar a mis hijos, tengo que enseñar los hijos de los otros prójimos. Para que mi hijo comprenda, tengo que enseñar con tal corazón y sinceridad para que el hijo del prójimo comprenda, entonces Dios irá abriendo el entendimiento de mi hijo.

Y este es el problema que tienen muchos pastores con sus hijos, porque no ha enseñado a los hijos de los creyentes para que crezcan en Santos y sin mancha delante de él, y lograr que ellos sean adoptados hijo de Dios… tampoco lo consiguen con sus hijos.

Y esto será una medida para ver cómo anda la vida de las familias, tal vez uno no lo vea internamente, pero cuando uno ve lo que hace al prójimo, sabe qué está haciendo en su casa.

Pero estamos hablando de "discipulado", de "disciplina en Cristo Jesús para ser y ser como hijo de Dios", no estamos hablando de "ser creyente" o "portarnos como creyentes", o es "tratar con hermanos en la iglesia" como se hace en la Iglesia Evangélica.

1:22-23

Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las coas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

1 Juan 3:21-24

Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios, y cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de él. Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

La ley para enseñar a ti, tu hijo

Tuesday, September 19, 2017

10:10 AM

El procedimiento de la ley de Dios para que aprendas tú, para enseñar a tu hijo: es que de todo corazón, con todo el esfuerzo, amor, paciencia, repetición, y hasta el fin enseñes a tu prójimo y también a los hijos de tus prójimos.

Sí, esto produce una gran tensión, ansiedades, luchas y encima uno se crea problemas con otros, pudiendo vivir tranquilamente en la iglesia para sí sólo. Pero eso no es iglesia, no es cuerpo, no es la intención de Dios. Sino que cada uno luche con todo entendimiento, con toda fuerza por el cuerpo de Cristo, la iglesia y formarlo para una iglesia perfecta, hoy en Cristo.

Por eso, cuando cada uno asumió su cruz, y decidió seguir en la Iglesia MontEvangelio, porque creía en las promesas y en la resurrección, eso es construir iglesia, y es la razón porque Dios da las bendiciones y la autoridad de gobernar.

Edificar una iglesia es esto, no solamente la construcción de un local de ladrillos, sino en base a la verdad que debe construirse, y defenderse con la vida, porque hemos aprendido y conocido a Jesucristo.

Buscar ser santos y sin mancha delante de Dios, y por el cual nos ha llamado y escogido, no es algo sencillo, ni es algo que atañe simplemente a tu persona, sino que debe hacerse en toda la iglesia, que otras personas también tengan ese espíritu, entendimiento, dedicación, fuerza y celo por Jehová.

Por eso, la oración que hicieron el publicano y el fariseo, dice que el publicano quien oró por los pecadores, no sólo él, sino del fariseo que está a su lado, hizo que descendiera justificado.

1 Juan 3:11

Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece. Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte.

¿No quieres meterte en problemas por causa de la doctrina o por causa del discipulado? Entonces todavía podemos decir que no estás santo y sin mancha, ni has alcanzado la plenitud en Cristo.

Porque si uno tiene el CELO DE JEHOVÁ, jamás podría estarse quieto, ni indiferente ante cualquiera que menoscaba o se equivoca en la Palabra de Dios.

Sólo que hoy, sí tenemos a personas a quienes las cosas están cerradas, y esto se aplicará a todos aquellos que vengan a partir de ahora.

Por eso, se debe manejarse bien los cierres que hace Dios, cuando la biblia dice: 2 o 3 veces, con testigos y delante de la iglesia, tenlo por gentil y publicano.

O cuando Jesús dice: aquella ciudad que no te recibiere, cuando salgas, sacude incluso el polvo que se ha pegado a tus pies. En el día del juicio, será más tolerable el juicio a Sodoma y Gomorra.

SED IMITADORES DE DIOS

Vocación para quienes fue revelado el misterio

Friday, September 22, 2017

09:28

De tiempo en tiempo, Dios levanta a un hombre desde la matriz de la madre para que haga una obra, un avance, o que cumpla como "hijo de Hombre", cuya obra representará a las obras de los hombres.

Cuando viene este tipo de revelación y un avance de su misterio, generalmente la sociedad de la fe está muy apagada, detrás de idolatrías o confusa en medio de doctrinas de hombres.

Por eso, junto con ese hijo de Hombre, Dios levanta a discípulos, hombres quienes marcarán un camino, encauzarán nuevamente el pueblo remanente, el escogido de ese tiempo.

Más todo, dentro de las líneas generales que tenemos en la biblia, que se irá revelándose poco a poco y en la medida del avance de los tiempos de Dios.

Es la razón por qué utilizamos un medio tan duro como folletos y en letras muy chicas, y en conceptos muy difíciles de comprender y de seguir; en grandes cantidades y en muchos ministerios para hacer un gran llamado. Y siempre nos fue mandado un apremio por el tiempo, y las realizaciones.

Ayer, 21/set/2017, estuve entendiendo por qué el Espíritu ordenó que todas las personas de la vieja iglesia se dedicaran a ese emprendimiento de mini-seguros; que en realidad, al final sucumbiría, pero era una forma de sacar un último acto de fe, de separar de sus empleos; y de entrenarlos y que tengan esta vocación. Más, como sabemos, es un salto muy grande, muy lejano, extremadamente a la muerte. ¿Cómo soportarían tan largo tiempo de muerte?

Evidentemente, el apostolado de esta vocación, es de quienes han vivido todo este período de término de una era, y comienzo de la nueva. Las nuevas personas quienes vengan, no tienen el testimonio, ni pueden decirse que son testigos.

Efesios 4:

11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,

13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Y esto es así, según el grado de testimonio que tienen cada uno.

Hechos 1:

20 Porque está escrito en el libro de los Salmos: Sea hecha desierta su habitación, Y no haya quien more en ella; y: Tome otro su oficio.

21 Es necesario, pues, que de estos hombres que han estado juntos con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros,

22 comenzando desde el bautismo de Juan hasta el día en que de entre nosotros fue recibido arriba, uno sea hecho testigo con nosotros, de su resurrección.

23 Y señalaron a dos: a José, llamado Barsabás, que tenía por sobrenombre Justo, y a Matías.

24 Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido,

25 para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.

Despojar, renovar, vestir del nuevo hombre

Friday, September 22, 2017

09:48

Siempre es importante ver de qué manera Dios va despojando al hombre, renovando a una nueva persona, y vistiendo según la obra que va a realizar.

No es fácil realizar el viaje, dejar los "anclajes" que cada uno tiene, o que ha construido, y simplemente vestirse del nuevo hombre.

En todos estos cambios, o en el vislumbramiento de los cambios, las personas siempre se imaginan o relacionan a algo conocido, cercano o comparativo.

Ciertamente que la incógnita es grande, pero siempre nos basamos especialmente en las promesas, y en las similitudes de la Palabra de Dios.

Muchas veces, las personas pueden estar muy entrenadas para ciertos aspectos de la palabra, pero en otras no ha pasado por las experiencias, y siempre lo desconocido genera una aprehensión.

Siempre las palabras que uno sabe que deben cumplirse, o cómo está el avance de las Palabras es importante, y qué faltan de ellas.

De la misma forma, la renovación de la persona, o el nuevo vestido con que será equipado la persona, será según la etapa que vivimos, o que viviremos.

Isaías 49

21 Y dirás en tu corazón: ¿Quién me engendró éstos? Porque yo había sido privada de hijos y estaba sola, peregrina y desterrada; ¿quién, pues, crió éstos? He aquí yo había sido dejada sola; ¿dónde estaban éstos?

22 Así dijo Jehová el Señor: He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones, y a los pueblos levantaré mi bandera; y traerán en brazos a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros.

23 Reyes serán tus ayos, y sus reinas tus nodrizas; con el rostro inclinado a tierra te adorarán, y lamerán el polvo de tus pies; y conocerás que yo soy Jehová, que no se avergonzarán los que esperan en mí.

24 ¿Será quitado el botín al valiente? ¿Será rescatado el cautivo de un tirano?

25 Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; y tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos.

Salmos 89:

3 Hice pacto con mi escogido; Juré a David mi siervo, diciendo:

4 Para siempre confirmaré tu descendencia, Y edificaré tu trono por todas las generaciones. Selah

5 Celebrarán los cielos tus maravillas, oh Jehová, Tu verdad también en la congregación de los santos.

Salmos 45:

Rebosa mi corazón palabra buena; Dirijo al rey mi canto; Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.

2 Eres el más hermoso de los hijos de los hombres; La gracia se derramó en tus labios; Por tanto, Dios te ha bendecido para siempre.

3 Ciñe tu espada sobre el muslo, oh valiente, Con tu gloria y con tu majestad.

4 En tu gloria sé prosperado; Cabalga sobre palabra de verdad, de humildad y de justicia, Y tu diestra te enseñará cosas terribles.

5 Tus saetas agudas, Con que caerán pueblos debajo de ti, Penetrarán en el corazón de los enemigos del rey.

6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino.

7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

8 Mirra, áloe y casia exhalan todos tus vestidos; Desde palacios de marfil te recrean.

9 Hijas de reyes están entre tus ilustres; Está la reina a tu diestra con oro de Ofir.

10 Oye, hija, y mira, e inclina tu oído; Olvida tu pueblo, y la casa de tu padre;

11 Y deseará el rey tu hermosura; E inclínate a él, porque él es tu señor.

12 Y las hijas de Tiro vendrán con presentes; Implorarán tu favor los ricos del pueblo.

13 Toda gloriosa es la hija del rey en su morada; De brocado de oro es su vestido.

14 Con vestidos bordados será llevada al rey; Vírgenes irán en pos de ella, Compañeras suyas serán traídas a ti.

15 Serán traídas con alegría y gozo; Entrarán en el palacio del rey.

16 En lugar de tus padres serán tus hijos, A quienes harás príncipes en toda la tierra.

17 Haré perpetua la memoria de tu nombre en todas las generaciones, Por lo cual te alabarán los pueblos eternamente y para siempre.

Isaías 65:

16 El que se bendijere en la tierra, en el Dios de verdad se bendecirá; y el que jurare en la tierra, por el Dios de verdad jurará; porque las angustias primeras serán olvidadas, y serán cubiertas de mis ojos.

17 Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.

18 Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo.

19 Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.

20 No habrá más allí niño que muera de pocos días, ni viejo que sus días no cumpla; porque el niño morirá de cien años, y el pecador de cien años será maldito.

21 Edificarán casas, y morarán en ellas; plantarán viñas, y comerán el fruto de ellas.

22 No edificarán para que otro habite, ni plantarán para que otro coma; porque según los días de los árboles serán los días de mi pueblo, y mis escogidos disfrutarán la obra de sus manos.

23 No trabajarán en vano, ni darán a luz para maldición; porque son linaje de los benditos de Jehová, y sus descendientes con ellos.

24 Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.

25 El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová.

Siempre es importante conocer en qué dispensación del tiempo y de las obras de Dios del misterio revelado estamos viviendo.

¿Qué es hablar verdad cada uno?

¿De qué tiempos hablamos? ¿De hoy, de mañana? ¿Las quejas son de hoy o de mañana?

¿Cómo se debe trabajar con la esperanza, o las promesas del pacto?

¿Las quejas de hoy superan a la esperanza de mañana o a las promesas que Dios nos da?

¿Qué gobierna nuestra mente y corazón?

Efesios 4:

25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

26 Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo,

27 ni deis lugar al diablo.

28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.

32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Así que, despojar, renovar, vestirse del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad… ¿qué es? ¿Con qué se llena hoy?

¿Tu corazón se llena de esperanza o de amargura y lamentos?

¿No es de estas cosas que tenemos que despojarnos, de renovarnos, de vestirnos de un nuevo hombre? ¿De un hombre en la esperanza de las promesas?

Hebreos 10:

Saber que todavía, Dios no hizo venganza de la muerte inútil de Jesús para tantas personas; y la biblia dice:

Además, mía es la venganza existe en tres partes de la biblia: Deuteronomio, Romanos, Hebreos. Y el mía es la venganza que hoy estamos viendo, es de Hebreos:

28 El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente.

29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo.

31 ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

32 Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos;

33 por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante.

34 Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.

35 No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón;

36 porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

37 Porque aún un poquito, Y el que ha de venir vendrá, y no tardará.

38 Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

Que tiene diferencias con mía es la venganza de Romanos:

Romanos 12:

16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.

17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.

18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.

19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.

20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.

21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Más hoy estamos en mía es la venganza de Hebreos 10.

Y de acuerdo a todo esto, un debe despojar, debe renovarse, debe vestirse del nuevo hombre, saber pararse según las justicias de este tiempo y mantenerse justo sobre estos tiempos, palabras, obras y verdades.

Sed imitadores de Dios

Friday, September 22, 2017

10:52

¿Qué significa o qué se entiende por "ser imitador de Dios"?

En lugar de tener un cerebro de pulga, un corazón de pulga, de un ánimo de pulga… aprender a ver con los ojos de Dios, con el poder de Dios, con la autoridad de Dios, con la magnanimidad de Dios, con la misericordia de Dios, con el padecimiento de Cristo, con el entendimiento de las Escrituras.

No dejarse ahogar por un charco de agua, o de un tropiezo, o de un retraso, o desanimarse por un suspiro.

Por esta causa, y con el fin de que el hombre sea imitador de Dios; siempre el hombre es disciplinado en dinero, en gloria, en el sexo opuesto. Porque la fe del hombre es según la cantidad de dinero en su billetera, o la calma y confianza del hombre termina cuando entra el celo, la envidia, la codicia de las personas del mundo. O la fe y la esperanza lucha intensamente cuando uno cae en el enamoramiento, o cuando pasan los cumpleaños.

Efesios 5:

Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.

2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

Talvez hoy nadie fornique, nadie caiga en la inmundicia, o mete la mano en la avaricia; pero sí existe esta posibilidad cuando el hombre no se esfuerza a confiar en "Jehová mi pastor, nada me faltará", porque en pensamiento, en ánimo, en apuro, en desesperación, en impaciencia de que todas las cosas se cumplan en las promesas, uno puede fornicar en pensamientos. Así que, tener la mente de Cristo es eso. Que se ejercite en paz, en confianza, en no permitir que las tinieblas de las dudas avancen. Evitar a personas o conversaciones de ese tipo.

3 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;

4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.

5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.

7 No seáis, pues, partícipes con ellos.

8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz.

Ser imitador de Dios es las faltas, en las ausencias de las promesas cumplidas, o el pacto realizado; no es de hombres, pero sí de hijos de Dios, que conocen al Padre y se han sentido bendecidos de toda bendición de los lugares celestiales en Cristo.

¿Quién no puede alegrarse cuando tiene abundancia de todo? ¿Quién no puede creer en las promesas de Dios cuando todo está resuelto? ¿Quién no podría dar testimonio del pacto cuando éstas se hayan cumplido?

Más, solamente las personas quienes aman y conocen al Padre Celestial, aquellos quienes se gozan de todos los lugares celestiales en que fueron bendecidos, pueden gozarse y confiarse aún hoy, cuando tenemos falta de todo, cuando estamos siendo perseguidos, afrentados, burlados y vilipendiados.

Y estos son también aspectos que uno necesita vivir, aprenderlos y ser "más que vencedor", porque sé que soy amado por el Padre. Así que, en el proceso de imitar al Padre Celestial, uno debe caminar para delante, confiar en sus obras. Y poder lanzarse a las cuestiones de la vida que tenemos en falta. Siempre cuidando de medir los vientos que soplan, la evolución de las obras de Dios, y la dispensación de las cosas.

Por eso dice:

Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios.

6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.

¿Qué es más fácil?

8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz.

Romanos 8:

32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Despojarse, renovarse, vestirse del nuevo hombre:

Actitudes, pensamientos, carácter, miedos, dudas, incertidumbre, impaciencia, inconsistencia, olvido.

¿Cuáles son tus despojos, tus renovaciones, o tu vestidura a vestir como hijo de Dios?

Hay que imitar a Dios, a Fortalecerse con poder en el hombre interior.

Despiértate, levántate, y te alumbrará Cristo

Friday, September 22, 2017

11:20

Cuando uno es oveja, cuando está en el proceso del discipulado y es aprendiz; que tenga estas faltas, que tenga estas debilidades, o inconsistencias, o falta de ser como Cristo… es entendible, comprensible.

Pero ahora, cuando uno asume la vocación de apostolado para enseñar este misterio que te ha sido revelado, que todos nosotros somo herederos y coherederos con los judíos en Cristo, que también somos copartícipes de las promesas de Jesús… las cosas pasan a otro ámbito: ¡no hay excusa!

Porque todas las cosas salen a la luz, todas tus virtudes en la esperanza, todas tus debilidades en la carne, o la falta de imitación del Padre Celestial, o de Cristo, o de andar guiado por el Espíritu Santo, salen a la luz.

Así que:

Es un crecimiento y disciplina personal, constante, y firme:

14 Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo.

15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

Es cuidar de todos los aspectos de la vida:

18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,

19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;

20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Una relación correcta y bíblica de la carne:

22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,

26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,

27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.

28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.

29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,

30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.

O de la formación de las familia:

31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.

32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.

33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

De los ámbitos de la familia y educación:

6:1 Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.

2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;

3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

4 Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.

De la relación hombre a hombre, en negocios:

5 Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo;

6 no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios;

7 sirviendo de buena voluntad, como al Señor y no a los hombres,

8 sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre.

9 Y vosotros, amos, haced con ellos lo mismo, dejando las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y vuestro está en los cielos, y que para él no hay acepción de personas.

En todas estas amplitudes, uno tiene que andar como un bendecido con todas las bendiciones de los lugares celestiales, ser un imitador de Dios y con vocación de su llamado.

Imitador de Cristo

Friday, September 22, 2017

11:34

Ser heredero y coheredero con Jesucristo, ser copartícipe de la promesa en Cristo Jesús, es bueno, pero también implica "tener derecho".

Y este es el momento de "ganarse el derecho", con la vocación con que fueron llamados porque en este tiempo se ha revelado el misterio, y realizamos una gran obra como cierre del pacto viejo e inaugurar el pacto nuevo con el hijo de Hombre.

Hebreos 5:

7 Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.

8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

9 y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;

10 y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.

2 corintios 3:

pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer,

8 ¿cómo no será más bien con gloria el ministerio del espíritu?

9 Porque si el ministerio de condenación fue con gloria, mucho más abundará en gloria el ministerio de justificación.

10 Porque aun lo que fue glorioso, no es glorioso en este respecto, en comparación con la gloria más eminente.

11 Porque si lo que perece tuvo gloria, mucho más glorioso será lo que permanece.

12 Así que, teniendo tal esperanza, usamos de mucha franqueza;

13 y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido.

14 Pero el entendimiento de ellos se embotó; porque hasta el día de hoy, cuando leen el antiguo pacto, les queda el mismo velo no descubierto, el cual por Cristo es quitado.

15 Y aun hasta el día de hoy, cuando se lee a Moisés, el velo está puesto sobre el corazón de ellos.

16 Pero cuando se conviertan al Señor, el velo se quitará.

17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Ya no de hijos que constantemente necesitan de la leche espiritual, sino que siendo crecidos, fortalecidos. Pero todo esto, no se hace sólo aprendiendo, sino que se muestra amando al prójimo, como Cristo nos amó. Y esta es la oportunidad que tienen que realizar esto, con la vocación que les fue dado.

Una cosa es aprender y ver todas las cosas como los discípulos de Jesús, otra cosa es ser apóstol de Jesús, y son las personas que han recibido y tienen la vocación respecto al misterio de este tiempo.

El que imita a Cristo, el que toma su cruz y le sigue, finalmente cumpliendo su vocación; también verá cómo Dios le va confirmando las promesas de David.

Efesios 6:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

19 y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,

20 por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.

San Lucas 19:

13 Y llamando a diez siervos suyos, les dio diez minas, y les dijo: Negociad entre tanto que vengo.

14 Pero sus conciudadanos le aborrecían, y enviaron tras él una embajada, diciendo: No queremos que éste reine sobre nosotros.

15 Aconteció que vuelto él, después de recibir el reino, mandó llamar ante él a aquellos siervos a los cuales había dado el dinero, para saber lo que había negociado cada uno.

16 Vino el primero, diciendo: Señor, tu mina ha ganado diez minas.

17 Él le dijo: Está bien, buen siervo; por cuanto en lo poco has sido fiel, tendrás autoridad sobre diez ciudades.

18 Vino otro, diciendo: Señor, tu mina ha producido cinco minas.

19 Y también a éste dijo: Tú también sé sobre cinco ciudades.

Estar firmes

Friday, September 22, 2017

14:52

Efesios 6:

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

19 y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio,

20 por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hable de él, como debo hablar.

Esto se hace para que cada uno tenga desarrollado todas las bendiciones en los lugares celestiales en Cristo.

Lo que uno tiene ahora, lo que ha aprendido hasta ahora, y aquello que uno aprende porque enseña en su vocación, y que padece por cada uno de sus ovejas.

El punto aquí es, hoy han padecido mucho, en Cristo hasta ahora. ¿Cuánto falta? ¿Cuánto más? Es una cuestión que faltará ver. Porque todo el padecimiento que hasta ahora han tenido, tiene un mérito, un valor. Y más aún en el pacto nuevo,