Acerca de nuestra Iglesia

Tiene la misión de restablecer los primeros fundamentos de la Palabra de Dios

Nuestra Visión

Tiene el gran trabajo de reedificar las bases doctrinarias perdidas y fundar nuevamente la Iglesia del Señor Jesucristo.

Reunir a todos los hombres que son llamados por el Espíritu Santo en este tiempo, tanto el remanente santo como aquellos que son llamados a la luz admirable.

Tus edificadores vendrán aprisa; tus destruidores y tus asoladores saldrán de ti. Alza tus ojos alrededor, y mira: todos éstos se han reunido, han venido a ti. Vivo yo, dice Jehová, que de todos, como de vestidura de honra, serás vestida; y de ellos serás ceñida como novia. Porque tu tierra devastada, arruinada y desierta, ahora será estrecha por la multitud de los moradores, y tus destruidores serán apartados lejos. (Isaías 49:17-19)

Nuestra Misión

Guiar hacia el Pacto de Jesucristo, siendo bienaventurados porque son pobres de espíritu. Discipulando y disciplinando en toda Verdad.

Para que se justifiquen en Cristo Jesús, para que sean hijos amados del Padre Celestial y sean hijos de Luz. Siendo nosotros ejemplos vivos en la vida y en la resurrección.

Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; tambié:n nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. (1 Juan 3:14-16)

La Organización

Fundada por el Dios de los cielos quien ha dicho:

"Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable (Isaías 28:16)". Y cada miembro de la iglesia ha dado este testimonio.

El pastorado de la Iglesia fundamentado en estas palabras: "Juró Jehová, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec. El Señor está a tu diestra; quebrantará a los reyes en el día de su ira. Juzgará entre las naciones, Las llenará de cadáveres; quebrantará las cabezas en muchas tierras. Del arroyo beberá en el camino, por lo cual levantará la cabeza. (Salmos 110:4-7)"